ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
 
Foto: Estudio Revolución

Panamá. –Los presidentes Raúl Castro y Barack Obama se reunieron finalmente este sábado, durante un intermedio de la última jornada de la VII Cumbre de las Américas, un encuentro ampliamente esperado por todos aquí.

Luego del discurso pronunciado por cada uno e instantes después de posar para la acostumbrada Foto Oficial, los dos mandatarios ocuparon un pequeño salón acondicionado para el encuentro en el Centro de Convenciones ATLAPA.

Raúl dijo allí que lo fundamental es que estamos dispuestos a discutir de todo, incluso sobre derechos humanos y libertad de prensa. De esas y de otras cuestiones, de Cuba y también de Estados Unidos.

Pienso que de todo se puede discutir, si se hace con mutuo respeto, consideró el presidente cubano. “Puede ser que nos convenzamos de algunas cosas, pero de otras no”.

No hay que hacerse ilusiones, advirtió, tenemos muchas diferencias y una historia compleja, pero estamos dispuestos a avanzar en las reuniones para establecer relaciones diplomáticas.

Raúl se refirió a la apertura de las embajadas, al aumento de las visitas entre los dos pueblos y a practicar todas las cuestiones propias de “vecinos tan cercanos”.

Foto: Estudio Revolución

Podemos hablar de todo con paciencia, aunque en estos tiempos cuando la vida avanza tan rápido, apuntó. Esperamos que nuestros más cercanos colaboradores, sepan cumplir las instrucciones de los dos Presidentes.

Por su parte Obama, refirió que la historia entre Estados Unidos y Cuba era complicada, pues ha habido desconfianza durante mucho tiempo. Después de 50 años ha llegado el momento de algo nuevo, consideró.

Es importante mantener el contacto entre los gobiernos y pueblos, opinó. “Estamos en el camino hacia el futuro, dejaremos en la espalda las cosas que hicieron el pasado complicado”.

Obama dijo que ambos pueblos han respaldado positivamente los cambios. A medida que haya más intercambio creo que habrá más contacto directo y mayor conexión entre nuestros pueblos, expresó.

Seguirán habiendo diferencias profundas y significativas, seguiremos intentando “levantar las preocupaciones sobre democracia y derechos humanos”.

“Como dijo Raúl en su discurso apasionado ellos también intentan levantar esas preocupaciones”. Ambos podemos dar vuelta a la página, entablando nuevas relaciones, agregó luego.

Foto: Estudio Revolución

Queremos que nuestros diplomáticos tengan contactos más cotidianos, dijo, a tal punto de abrir las dos embajadas

“Gracias a Castro por el espíritu de apertura que ha demostrado hacia nosotros”. Podemos seguir construyendo nuestra relación basándonos en el respeto mutuo, apuntó.

Castro habló en su discurso de las durezas que han tenido que aguantar los cubanos, mi política es ayudar a que sean más prósperos, “el pueblo cubano es un pueblo de personas iluminadas, inteligentes y brillantes”, concluyó.

En el distendido encuentro participaron Susan Rice, asesora de Seguridad Nacional; Roberta Jacobson, secretaria asistente de Estado para los Asuntos del Hemisferio Occidental; Ben Rhodes, viceasesor de Seguridad Nacional; y Ricardo Zúñiga, director de Asuntos Hemisféricos del Consejo de Seguridad Nacional.

Por Cuba, estuvieron presentes, el canciller Bruno Rodríguez Parrilla; Alejandro Castro Espín y Juan Francisco Arias Fernández, ambos de la Comisión de Defensa y Seguridad Nacional; así como la directora general de Estados Unidos del MINREX, Josefina Vidal Ferreiro.

Foto: Estudio Revolución

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

José Antonio Vila González dijo:

26

12 de abril de 2015

03:48:42


Era hora ya de limar asperezas, Cuba es un pueblo con honor y todos los cubanos conocemos bien la historia de nuestro país y también la de los Estados Unidos de Norte América. Nunca Cuba se doblegará a los designios de un supuesto amo. Relaciones de igual a igual, con los mismos derechos y deberes. Será un proceso difícil, primero: por el carácter hegemónico que siempre ha caracterizado a los EEUU y segundo: porque se le acaban las razones y por tanto su modo de lucro a los llamados disidentes y tercero: porque hay mucho odio y terrorismo entre una parte de los cubanos que residen en Miami. Con odios es imposible vivir, no se puede reclamar a los actuales alemanes los horrores de los Nazis, Tampoco podemos acumular tanto odio que nos pueda semejar a los Israelitas, víctimas ayer y victimarios hoy.

tito dijo:

27

12 de abril de 2015

04:31:15


Felicidades a los dos presidentes

magda dijo:

28

12 de abril de 2015

04:46:05


Parecía imposible, pero nada es imposible cuando se sigue una causa justa para los pueblos, que viva la Revolución cubana y nuestro pueblo

Antonio dijo:

29

12 de abril de 2015

05:58:21


Esperemos que el resultado de las conversaciones entre Cuba y Los Estados Unidos de Norteaméricas no caigan en saco rotos por parte de Orama y su Gobierno y que sus palabras “ las diferencias entre distintos grupos son un problema que deben “resolver los cubanos”. La expresión más democática yde DD.HH expresada por un presidente desde 1958, así se podrá establecer una verdadera relación con el norte y con toda América Latina cumpliendo el legado de Martí. Viva a la nueva Era que se avecina entre ambas naciones en prosperidad y amistad.

Reinaldo Alonso dijo:

30

12 de abril de 2015

06:25:15


Lo que más me gusta de todo esto es ver que se les está acabando el teatrito a los politiqueros y vividores de Miami.