ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
La mañana se anuncia con un trino, dice uno de los versos inscriptos en la tarja que acompaña la escultura. Foto: Ismael Batista

La Alameda de Paula, ubicada en el Centro Histórico de la Ciudad, y tantas veces transitada por Nicolás Guillén, nuestro Poeta Nacional, vuelve a acogerlo, esta vez de forma permanente, al ser espacio donde quedó ayer oficialmente inaugurada la escultura –creación del artista Enrique Angulo– que refleja el porte, en su mediana edad, del encumbrado intelectual.

El acto, con palabras del doctor Eusebio Leal y en presencia de Nicolás Hernández Guillén, presidente de la Fundación Nicolás Guillén, de familiares y amigos, marca la primera de un grupo de actividades que en honor al Poeta –nacido hizo ayer 117 años– tendrán lugar hasta el próximo 16, cuando se cumplen 30 años de su partida física.

Leal expresó que la presencia de Nicolás en la Alameda que tanto quiso, subraya la importancia que el poeta le dio a La Habana, «tan necesitada de que se le quiera», y exhortó a trabajar por ella: «Creo que lo más grande que se puede hacer es hacer lo más pequeño, hacer algo todos los días, es tratar de evitar que algo tan espectacular como La Habana se pierda en colorines y en arrabales».

El Historiador de La Habana se refirió a la extraordinaria labor de Guillén al frente de la Uneac, donde «tuvo el centro de su vida», y destacó que los hombres como él, que pensaron como él, que tuvieron la lealtad política que él tuvo, creyeron que la única fuente salvadora sería precisamente la unidad. «Trabajó por la unión de los intelectuales y se dio cuenta de que las revoluciones las hacen las vanguardias aguerridas y él había pertenecido a esa generación», que se nutrió de la república española, de la tradición latinoamericana, y la que entró en la esencia de la cubanía, lo cual no se podría explicar sin España y sin África, tan perfectamente expresado por Guillén en su poema Balada de los dos abuelos, añadió.

Para concluir, Leal agradeció el legado de Guillén, que en  la escultura se eterniza «reflexivo, mirando esa bahía que tiene tantos misterios. Gracias, Nicolás, tu obra y tu vida te han salvado del olvido».

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Eduardo Raúl BURATTINI dijo:

11

12 de julio de 2019

12:35:26


Muy merecido homenaje, a primera vista no se parece al poeta de nuestro imaginario...., pero viendo fotos de Nicolás Guillén de jóven... si se le reconoce... felicitaciones al escultor que ha unido juventud y espacio geográfico de la Ciudad que hicieron al Poeta vibrar en sus años mozos. Otro punto de visita obligado para los viajeros amantes de tan noble Ciudad de La Habana.

Lativerdecia dijo:

12

13 de julio de 2019

00:07:26


Estoy con el maestro Eusebio " de que lo más grande es hacer lo más pequeño " pues eso es lo q hacen miles de habaneros todos los día por esta nuestra ciudad a pesar de limitaciones, bloqueos, y otras cosas subjetivas sobre las cuales debemos seguir generando conciencia y fortaleciendo valores. No obstante creo que con el trabajo que despliega nuestro pueblo bajo la dirección del partido y el gobierno (dentro del cual está nuestra querida oficina del historiador de la ciudad) evitaremos con el trabajo responsable y unido que nuestra espectacular Habana se pierda en colorines y arrabales; la Habana nunca lo fue , no lo es y nunca lo será . "Por la Habana lo más grande" en lo espiritual y en las acciones que hagamos cada uno de nosotros todos los dias por su futuro mejor al cual aspiramos . Hacerlo sin fanfarria y si con mucho compromiso de todos, dirigentes y pueblo de la Lisa a Campo Florido y desde la H.Vieja hasta nuestro humilde pero patriótico y revolucionario sur.