ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Virginia «Guantanamera» dedicó su premio Cubadisco a la provincia de Guantánamo durante el Cubadisco 2019. Foto: Tomada de Internet

La música cubana sigue conquistando al mundo. De ello da fe la presencia de muchos de nuestros artistas en las nuevas plataformas digitales a través de las cuales sus discos pueden ser adquiridos en los cinco continentes y disfrutados por miles de bailadores. La mayor muestra de la salud actual de la industria fonográfica cubana lo dio la pasada edición de la Feria Internacional de la Música Cubadisco 2019, al que se presentaron casi 200 nuevas producciones discográficas, de artistas cubanos residentes en el país y de otros que hoy se encuentran repartidos por el mundo pero cuya base musical adquirieron en escuelas de arte que forman parte de nuestro sistema de enseñanza artística.

En mis manos dos de los discos que compitieron en el Cubadisco, de los cuales uno alcanzó el premio en su categoría, luego de escuchado en más de una oportunidad, me confirman las palabras del músico Jorge Gómez, presidente del Comité del Premio, quien justamente  entonces –y con toda razón–, se refirió a la buena salud del disco cubano, a los cuales no les pude dedicar tiempo en aquellos días y a los que me acerco hoy,  adjudicándome el refrán popular  de que más vale tarde que nunca.

Se trata de los Cd Soy lo que soy, de Virginia «Guantanamera» Orihuela Bigñotte, Premio en la categoría de Tropical Variado, del Sello Unicornio de Producciones Abdala S.A. en colaboración con el Centro Nacional de Música Popular  y  Lluvia y fuego, de Isaac Delgado, el cual estuvo nominado en la categoría de Música Bailable, de Tropix/Egrem. Cada uno en su estilo son muestra del alto nivel profesional logrado por nuestros artistas que cada vez más dan prueba de ser capaces de moverse en el mundo comercial del disco sin apartarse de las raíces más puras de nuestra música.

El fonograma de Virginia, compositora con una extensa y fructífera carrera profesional, graduada en la especialidad de canto en nuestro país, quien desde hace varios años reside en Islas Canarias, España, cuenta con la producción, dirección musical y arreglos de Juan Manuel Ceruto y la participación del trompetista Alexander Abreu, líder de Havana D´Primera. Del disco este último afirmó: «Sin duda alguna, Virginia está demostrando con este CD que la mujer cubana juega un papel importante en la música que hacemos. Una maravilla que acaba de ver la luz».

Diez temas conforman el fonograma: Soltando notas, La Vie, Sentimiento, Soy, No sigas, Yo traigo un son, No contigo, Mi padre, Tus ojos y Como es posible; todos de la autoría de la propia Virginia, quien le pone corazón a cada uno de ellos, tanto desde la composición hasta la interpretación, faceta esta que la hace destacarse en el escenario y adaptarse a los géneros más disímiles.

De izquierda a derecha Issac Delgado, el realizador Asiel Babastro y Gilberto Santa Rosa. Foto: Tomada de Internet

Esa capacidad la adquirió en Cuba en sus numerosas apariciones en programas de la radio y la televisión cubanas, en los que compartió escenario con solistas y agrupaciones como Celina González, Fernando Álvarez, Omara Portuondo, Xiomara Laugart, Leo Vera, así como importantes agrupaciones del panorama sonoro de la isla.

Natural del oriente de Cuba, su mestizaje marca notoriamente su influencia en la pluralidad, la apertura al mundo global, a la fusión sin temor. Fuerza, energía, musicalidad, afinación, métrica, carácter, son algunos de los elementos que  la caracterizan y que están presentes en Soy lo que soy, un disco hecho para bailar y divertirse a plenitud con la voz fresca y sólida de Virginia, quien ha sido calificada por la prensa como «un verdadero torbellino, un volcán de emociones sobre el escenario».

Como un «disco de amor que tiene el aroma del feeling, el bolero, el son, la bossa nova, la guaracha y la rumba», ha sido clasificado el volumen Lluvia y fuego, de Issac Delgado, un músico todo terreno, que ya nos tiene acostumbrado a presentarse con propuestas de «grandes ligas», aun cuando en certámenes como el Cubadisco el jurado haya decidido no premiar.

Bajo la producción ejecutiva de Mario Baeza, la producción general del artista y la dirección musical de Yusef Díaz junto al propio Delgado, el álbum destaca por sus composiciones, en su mayoría de Isaac en coautoría con Jesús Cruz «Jesusín». Para este nuevo trabajo «el Chévere de la Salsa» contó con Alexander Abreu, Pedrito Martínez, César López, Samuel Formell, Alain Pérez, y Gilberto Santarrosa,  con quien grabó el videoclip del tema El que siempre soñó, bajo la dirección de Asiel Babastro y que estrena en este mes de junio.

Lluvia y fuego, con sus 11 composiciones, está signado por la excelencia de las composiciones, letras, arreglos y ejecución, fieles al estilo del intérprete quien se ratifica como uno de los más fieles cultores de la salsa en Cuba, lo cual lo ha convertido en un ícono de la música popular bailable.

De Issac se ha dicho que talento, elegancia y buen gusto, son los ingredientes que sostiene su sólida carrera. Y precisamente estos mismos elementos vuelven a estar presentes en esta obra suya, quien por años nos ha acostumbrado a escuchar temas que serán recordados por siempre. Asimismo sucede cuando escuchamos Lluvia y fuego, un delicioso álbum de colección y para gastarlo todo en cualquier pista de baile.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.