ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Carlos Jáuregui Foto: Archivo

Invitado a la XIII Bienal de La Habana 2019, el colombiano Carlos Jáuregui, investigador y profesor de Literatura latinoamericana y Antropología en la University of Notre Dame en Estados Unidos, honró con su presencia la jornada teórica que ha celebrado cada martes la sonada cita en el teatro del Museo Nacional de Bellas Artes.

Luego de impartir su conferencia magistral Genitales, arte y la soberanía del ojo, con referencias a «ciertas instancias históricas del régimen gineco-escópico» y presentar «un grupo de obras contemporáneas que desafían ese orden androcéntrico sobre los genitales y proponen una mirada contra-colonial» de ellos, el catedrático conversó con Granma.

–¿Cómo se puede construir lo imposible en el arte?

–El arte en su aspecto más positivo abre las posibilidades a lo posible. Es la posibilidad de una desterritorialización y de una desorganización del mundo por lo menos concebida, que abre posibilidades. Esas posibilidades no ofrecen garantías. Las revoluciones a las que abre el arte solo abren posibilidades de imaginar.

¿Se puede enseñar a «mirar» el arte?
–Antes de enseñar el arte lo que podemos es producir. Cuando se dice enseñar es que hay un profesor que enseñará algo. Yo creo que el arte enseña sin sujeto, el arte enseña pese al artista. Dice tantas cosas más allá de lo que el mismo artista quiere… lo cual permite que una obra en sí misma sea un objeto pedagógico en el sentido de una pedagogía liberatoria que nos obliga a mirar cosas que no hemos mirado y mirarlas de ciertas maneras. Sí, siempre que concibamos que el arte no es un instrumento pedagógico sino la agencia misma de la pedagogía. No importa el artista, importa la obra. El arte tiene posibilidades enormes que no podemos ver ahora, pero las pueden ver las siguientes generaciones.

–¿Cómo repercuten las actuales tecnologías en el arte?

–Citaría a mi maestro Jesús Martín-Barbero: Lo que pensamos que es terriblemente novedoso no lo es. Siempre ha habido intertextualidad, interlinks, conexiones de múltiples formas, pero lo que realmente ha cambiado es la proliferación de información. Tenemos tantísima información que ya ni nos deja pensar, y está la rapidez con que circula esta información… estas nuevas tecnologías nos ponen frente a muchos más artistas para hablar de arte.

Entre sus reconocimientos usted contempla el Premio Casa de las Américas. ¿Qué significa para usted haber sido distinguido por la Casa?

–Para mí representó el comienzo propiamente de mi carrera y un ente importantísimo de mi propia vida. Casa de las Américas ha sido en la historia cultural latinoamericana un foro importantísimo de pensamiento, libertad. En mi caso yo gané el premio por Canibalia. Canibalismo, calibanismo, antropofagia cultural y consumo en América Latina, y me publicaron el libro; que no coincidía con las líneas de pensamiento de muchos pensadores importantes por ciertas líneas ideológicas. Es el respeto a la libertad. No tengo con qué agradecerlo.

 

 

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Francisco dijo:

1

10 de mayo de 2019

11:17:33


Estoy de acuerdo. Las obras de arte van más allá que lo propuesto por el propio artista. Llegará tan lejos y será disfrutada de tantas maneras como personas se detengan a admirar.