ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Matanzas. —Ansiosos de un éxito seguro en la XIII Bienal, los creadores yumurinos apostaron por atribuirle protagonismo a los tres ríos que surcan la ciudad, corrientes fluviales que otorgan un agradable distintivo a la región.

La cara más visible del encuentro de las artes plásticas en este capítulo matancero de la Bienal será precisamente uno de esos ríos, el San Juan, y en particular el centenario puente giratorio, una de las joyas de la ingeniería en el territorio y en la nación.

En la plataforma de descanso de dicho puente, uno de los dos con base en el lecho del San Juan, tendrá lugar la gala inaugural, un suceso cultural inédito, de gran simbolismo, y que pretende enfatizar en la imagen visual y la definida vocación cultural de los matanceros, según la apreciación de Luis Octavio Hernández Rodríguez, productor general de la Bienal en la Atenas de Cuba.

Participan en este propósito la Compañía Danza Espiral, el proyecto Noria, de Teatro Callejero, y trabajadores de la Base Náutica, y donde ocupa un puesto importante la música, con realce de la ilustración afrocubana y matancera.

No es simple casualidad, los espacios jerárquicos y el lugar escogido para la apertura viene a justificar el título de la propuesta: Ríos Intermitentes, que a juicio de María Magdalena Campos Pons, directora general del episodio matancero, procura que los forasteros no vean a Matanzas como un punto de paso, sino como destino.

La especialista ha insistido en que la alegoría de los Ríos Intermitentes es la excusa para exhibir las tradiciones y la historia cultural de la pequeña urbe, algo que apreciarán en primer término los artistas extranjeros presentes en esta fiesta.

Campos explica además que «será un espacio inigualable para los creadores del territorio, los cuales podrán compartir con artistas extranjeros de alta valía, quienes participarán en esta fiesta visual de manera integral, en la construcción de sentido, de identidad».

La iniciativa amplía sus fronteras hacia otros puntos no menos atractivos, como la recién remozada calle Narváez, y varias locaciones comunitarias entre las que sobresalen la Oficina del Conservador, la Sala de Conciertos José White, el Museo Farmacéutico, las sedes de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba y de la Asociación Cubana de Artesanos y Artistas.

Ríos Intermitentes, sostuvo Campos Pons, llamará la atención sobre las verdaderas potencialidades del movimiento artístico de la ciudad y su tradición cultural bajo un concepto soñador y de aliento purificador.

Junto al más de medio centenar de creadores, curadores, y críticos foráneos de 16 naciones, participan unos 25  artistas y hacedores en representación de las instituciones del territorio, además de invitados de honor como Agustín Drake, Lorenzo Padilla, David Hammons y José Ramón Chávez.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Francisco Rivero dijo:

1

15 de abril de 2019

10:14:30


MATANZAS ES UN DESTINO...Rios Intermitentes, nos ofrece otra manera de apreciar el alma de una ciudad y su gente. Gracias a la Dra. Campos Pons por su noble labor en la organización y a todos los artistas por su obras. Es bien de saludar a los actores del teatro de calle que bien se complementa con sus presntaciones al buen ambiente para el disfrute de las artes. Un saludo fraterno