ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Ricardo López Hevia

Octavio Rodríguez Fernández «Churrisco», popular actor, animador y escritor humorístico de televisión, radio, teatro y cine, reconocido con el Premio Nacional de Humor 2018, se ha despedido de la escena cubana, a consecuencia de un infarto cerebral, a la edad de 72 años, de los cuales más de 40 dedicó a ofrecer su arte, de elevada factura, dentro y fuera de nuestro país.

Vicepresidente de la Asociación de Artistas Escénicos de la Uneac, Churrisco –como siempre lo identificó el pueblo, que recordará con amor al actor revolucionario y pleno– es ejemplo a imitar por todos aquellos que quieran llegar a ser verdaderos profesionales del humor, como lo consiguiera él.

Octavio Rodríguez, Churrisco. Foto: Ricardo López Hevia

Merecedor, entre otros, del Diploma Nicolás Guillén, de la Uneac y de la Distinción por la Cultura Nacional, que otorga el Ministerio de Cultura, este artista íntegro, muy querido por su pueblo, tuvo la capacidad de hacernos reír con inteligencia con cualesquiera de las escenas que protagonizó desde que en la década de los años 80 naciera el personaje Churrisco, con el que más sus seguidores lo identificaran.

«No me gusta dictar recetas –dijo en una entrevista aparecida en nuestro diario en julio del año pasado– pero mi ABC es saber dónde voy a trabajar, qué voy a presentar, quién integra el público, y sobre todo mantener mi sello, mi estilo y mi forma de trabajar. Pienso que los artistas deben ser como los cometas, que pasan a gran velocidad, son perceptibles para gran cantidad de personas, pero dejan detrás una estela brillante. Todo artista debe ser capaz de dejar un rastro de bondad, agradecimiento, buen recuerdo y buena imagen».

¿Cómo olvidar su paso por el Conjunto Nacional de Espectáculos, la Piña del Humor, el grupo Nos y Otros y sus presentaciones individuales? Hoy, cuando Churrisco dice adiós, lo hace dejando un rastro similar al que enunció. Una vez cuando le preguntaron cómo quería ser recordado afirmó: «Quisiera que el pueblo cubano me recordara como lo que fui, un cubano que dedicó su vida, su existencia y sus horas de descanso a un pueblo que merece el 100 % de alegría».

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Mirelys Rollán dijo:

1

8 de abril de 2019

19:41:19


Mis más sinceras condolencias a su familia y amigos más cercanos de parte de toda mi familia que disfrutamos cada momento de su manera inteligente y respetuosa de hacer reir.

Cristóbal dijo:

2

8 de abril de 2019

20:25:11


Lamentable pérdida para la cultura cubana, destacado y célebre humorista. Llegue a sus familiares las más sinceras condolencias.

Jorge dijo:

3

8 de abril de 2019

21:05:43


Gracias maestro por toda su extensa obra y su gran dedicación al pueblo de Cuba, seguramente le recordaremos todos los cubanos como un cubano más entre nosotros y como ese gran artísta que siempre fue, ese gran maestro para los que tuvimos la alegría de haber estado a su lado aprendiendo de su experiencia, su sencillez y honradez, que hoy los artístas cubamos llevamos en el corazón.

teo dijo:

4

8 de abril de 2019

22:04:24


Lamentamos su pérdida. Fué un humorista las 24 horas del día en cualquier momento y en cualquier lugar. Recuerdo una vez en la tienda de Carlos III, el estaba comprando y armó un sketch con una jabas, algo improvisado pero a su vez, genial. Es importante destacar que en todos los años que asistí a sus presentaciones, jamás escuché una grosería o que utilizara a una persona como blanco fácil de sus burlas. Elemento este que dice mucho de su calidad como artista y persona. Llegue a su familia nuestro más sentido pésame.

ROSA dijo:

5

9 de abril de 2019

03:23:29


Todo artista debe ser capaz de dejar un rastro de bondad, agradecimiento, buen recuerdo y buena imagen. Fueron sus palabras y asi como predijo se cumplieron. Estarà por siempre en la memoria de tantos cubanos que disfrutamos de su arte limpio, culto y sin rastros de vulgaridad. Descanse en paz maestro.Dios lo tenga en su reino.