ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Tomada de Internet

En nuestra televisión, hay un espacio que coloca una nota diferente, una nota profunda, que viaja a lo más hondo y logra poner en armonía al mensaje inteligente con la belleza del guion.

Si algo distingue el programa La Pupila Asombrada es el tono poético de su discurso, que demuestra que no hay que renunciar a lo bello, al lenguaje hermoso, pero desprovisto de lugares comunes y de excesiva melaza.

La selección de los temas suele hacerse con mucho cuidado, con una intencionalidad marcada. Muy interesante resultó el espacio dedicado a las noticias falsas: Las Fake news no son nada «new», un asunto medular en los tiempos que corren y que tiene que ser tratado desde los medios de comunicación para lograr que los públicos comprendan el fenómeno y puedan servirse de una mejor manera de la información que les llega, sobre todo, de la red de redes.

A esto se le une una visualidad que apuesta por la frescura, y la presencia de Karen Brito, que le impone un sello marcado por la profesionalidad y la pregunta interesante.

Ubicar una propuesta de este tipo dentro de la programación puede, quizás, resultar difícil, porque propone una

fórmula diferente. Sin embargo, los jueves, a las diez de la noche, si usted está entre quienes apagan el televisor después de los créditos de la novela, se pierde un regalo audiovisual para el disfrute y el pensamiento. Por los temas que trata y la forma en que lo hace, esta es una propuesta necesaria, casi imprescindible.

La Pupila Asombrada marca la diferencia dentro de la parrilla televisiva. Este es un espacio militante y no lo niega. Justo en su honestidad radica parte de su encanto y tiene un público que lo sigue y agradece. Agradece sentarse frente a la tv y asombrar la pupila con un programa que tiene mucho que decir y sabe cómo hacerlo.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

alberto dijo:

1

13 de marzo de 2019

08:58:20


Buen artículo, pero no tanto como el programa. Es cierto que espacios de este tipo se hacen necesario y más hoy donde la banalidad y la superficialidad recorren la sangre de muchos de nuestros jóvenes, y ¿por qué no? de muchos de nuestros adultos también. Ojalá se mantenga como hasta ahora, tan interesante, tan original, con su mensaje político implícito, pero que no llega a hacerse empalagoso ni retórico y siempre con una buena selección de artículos variados. Loas a Karen Brito, por supuesto, y solo un señalamiento, hacer este espacio más cercano a nuestra juventud.

alexey dijo:

2

13 de marzo de 2019

09:14:54


me encanta el programa y karen hace un trabajo genial , que dure.

la mulatísima dijo:

3

13 de marzo de 2019

10:33:12


Estoy de acuerdo en que se trata de un programa que con muchísimas virtudes. Sólo recomendaría presentar otras voces además de las acostumbradas. Y por qué no, también incluir en las secciones otros presentadores además de Fidelito, Omar, etc... hay mucha variedad de opiniones y propuestas interesantes que también pueden tener cabida en el espacio, sin renunciar a su línea. Y es que a veces, el tono en que intentan conversar los que tienen secciones fijas, no es el mejor para la televisión, pues no pueden olvidarse que en ese momento no están en el hueco de G, sino en la TV.

María Cristina Bisbé dijo:

4

13 de marzo de 2019

10:35:48


Es uno de mis programas favoritos.Le deseo lo mejor y dure mucho a años más.

eliobono dijo:

5

14 de marzo de 2019

00:29:07


Buen articulo de mano de una periodista muy valiente. La pupila ès uno de los programas más interesantes de la tv cubana. Diria un espacio imprescindible.