ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Jeff Berlin, líder de Moshulu Band. Foto: Tomada de Internet

El 15 de octubre del año pasado el foro de discusión Talk Bass dio a conocer que Jeff Berlin estaba formando «un nuevo supergrupo de excepcionalmente talentosos intérpretes». Para  ello el  notable bajista llamó al tecladista David Sancious, al baterista Dennis Chambers y al guitarrista Oz Noy. Los asistentes al Festival Internacional Jazz Plaza 2019 tendrán el privilegio de asistir al estreno mundial de la agrupación el próximo viernes 18 a las 9:00 p.m. en la sala Avellaneda. Moshulu Band se nombra el cuarteto y honra el significado de ese vocablo de la comunidad iroqués, pueblo originario de Norteamérica: el que no teme a nada.
A los 66 años de edad, Berlin es una leyenda en su instrumento, al que ha aportado innovaciones sustanciales. Tras concurrir a un concierto de Los Beatles, de gira por Estados Unidos, el entonces jovencito neoyorquino decidió emplearse a fondo en su formación completada en el prestigioso Berklee College of Music y en la práctica con los grupos del percusionista y compositor británico Bill Bruford, que venía  de su primera etapa con la célebre banda de rock Yes, y del también baterista Tony Williams. Aunque ha confesado que su paradigma inicial en el bajo eléctrico fue Jack Bruce, de la banda Cream.
De ese proverbial virtuosismo, otro de los grandes, Jaco Pastorius, llegó a  situarlo por encima de los demás. Berlin ha hablado de dicha relación: «La gente me compara con Jaco, porque él es considerado, aún hoy, como el mejor bajista del mundo. La verdad es que yo no tengo la influencia que tuvo Jaco en el mundo del jazz y del bajo. Él fue un genio. Yo soy un músico talentoso, dotado de una ética de trabajo. Me gusta  estudiar, ojalá más de dos o tres horas al día, ya que me interesa mejorar como bajista y como músico. Jaco me dijo un día que yo era un mejor solista e improvisador de lo que él era. Aun si esto pudiera ser cierto, Jaco inventó completamente su estilo funky. Su tono y sonido es universal. Los bajistas no han entendido bien cómo imitarme, pues mi toque es profundamente improvisatorio. Jaco era un poco más estructurado y repetía a menudo sus ya famosas líneas. Es más difícil hacer lo que yo hago, pues cambio continuamente y mis frases son generalmente diferentes. Con Jaco tocamos solo una vez juntos. Sin embargo, fuimos amigos por muchos años».
Con más de una  treintena de participaciones en  registros de solistas y bandas –convocado por Eddie Van Halen, Yes, Frank Zappa, John McLaughlin y Bill Evans, entre tantos–, los discos liderados por él se tienen  como referencias de la evolución de la fusión del jazz con las más exigentes aristas del rock, desde Champions y Pump It a mediados de los 80 hasta Joe Frazier-Round 3, recién salido del horno de la creación.  Por si fuera poco, Berlin ha llevado a cabo una importante labor docente. Fundó el Jeff Berlin Music Group para desarrollar iniciativas pedagógicas. Acerca de esta misión, precisó: «Un artista es quien toca de una manera personal, es creativo y no

siempre puede enseñarte cómo toca. Y mucho menos transmitirlo de manera académica. Un profesor está entrenado para enseñar y eso es muy bueno. Pero no es lo mismo. Hay artistas que enseñan, pero ¡cuidado!, porque lo hacen desde su propia experiencia autodidacta, y pueden limitar a su alumno a una sola forma de entender la música. Hay muchos sombreros para ponerse y yo no quisiera ponerme uno de Mickey Mouse en una boda».
Su asociación con Sancious proviene de muchos años. El tecladista, conocido por su trabajo junto a Bruce Springteen y sus colaboraciones con Sting, Peter Gabriel, Eric Clapton y Stanley Clarke, llamó a Berlin en  1979 para grabar Just as I Thought. Chambers  ganó notoriedad como baterista  con la banda de John Scofield y ha sido frecuentemente llamado por Carlos Santana, John McLaughlin  y los Brecker Brothers. El israelí Oz Noy, radicado en Nueva York desde 1996,  ha recibido por su virtuosismo varias distinciones de la revista Guitar Player.
Por la nómina, la Moshulu Band puede ser uno de los grandes acontecimientos de Jazz Plaza 2019.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

El buril dijo:

1

16 de enero de 2019

08:14:58


Esto es para estar allí en primera fila y no perderse un solo detalle de lo que sucederá en L Avellaneda el viernes 18. Ojalá lo graben y lo editen y mejor lo pongan para todos en tv y radio, en fin que lo difundan por nuestros medios.