ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Alpidio Alonso Grau, ministro de Cultura de Cuba, entrega el Gran Premio Cubadisco 2018 a Beatriz Márquez. Foto: Ariel Cecilio Lemus

Feliz conjunción de maravillosas canciones con una voz privilegiada. Así de «sencillo» puede explicarse el nuevo disco que la cantante cubana Beatriz Márquez ha dedicado al célebre compositor Adolfo Guzmán (La Habana 1920-1976).

El CD toma el título de una de las canciones más populares de Guzmán, Libre de pecado, e incluye otros 10 temas que revelan la fina sensibilidad y el hermoso tratamiento musical que les infunde el compositor.

No puedo ser feliz, Te espero en la eternidad, Lloviendo, Seré feliz cuando tú me quieras, Es tan fácil mentir, Esta noche te encontré, Al fin amor, Profecía, Siempre navidad, y Por tu falso amor, se incluyen en el disco.

Al presentar el CD (Producciones Colibrí, sello Cinquillo), en el Salón Taganana del Hotel Nacional, la cantante y también compositora reveló que Guzmán le dedicó a ella Por tu falso amor.

Fue una sorpresa saber que el maestro había dejado escrita una pieza para mí — dijo la cantante— y explicó que el director del Museo de la Música, Jesús Gómez Cairo, fue quien encontró la partitura y Ligia, la hija del maestro Guzmán, se la enseñó. «Quedé encantada y, por supuesto, la incluí en el disco».

Beatriz Márquez (La Habana 1952) estudió en el Conservatorio Amadeo Roldán y en la Escuela Nacional de Arte. Este año celebra  50 años de vida artística, pues debutó profesionalmente en 1968.

Entre los hitos de su hermosa carrera están que luego de un éxito juvenil con el grupo Los Barbas, ofreció en 1971 su primer recital en el Teatro Amadeo Roldán. En 1970 participó en el Festival Internacional de la Canción de  Varadero e hizo historia musical con tres temas: Espontáneamente (de su padre René Márquez), Diálogo con un ave (Mike Porcel) y Es soledad (Juan Almeida).

La Musicalísima, como toda Cuba la reconoce, ha actuado en festivales de Bulgaria, Rumania, la antigua Unión Soviética, Angola, Venezuela, Colombia, Francia, Austria, Bélgica, Brasil, Italia, España y Panamá y tiene una amplia discografía.

Con su muy definido estilo, su tan alabada voz, su concepto de la interpretación y su afinación absoluta, es una de las principales cultivadoras de la canción romántica, el feeling y el bolero, y su repertorio incluye obras propias y de los máximos compositores cubanos, entre ellos Sindo Garay, René Márquez, Marta Valdés, Juanito Márquez, Silvio Rodríguez y Pablo Milanés.

La Feria Internacional Cubadisco 2018 (23 al 30 de septiembre) donde se presenta lo mejor de la música dentro de la Isla, otorgó su Gran Premio a Beatriz Márquez por el fonograma Libre de Pecado, producido por Jorge Aragón, y sumó los galardones en las categorías Cancionística y Grabación.

Los premios le fueron entregados en la gala final por el ministro de Cultura, Alpidio Alonso, y la presidenta del Instituto Cubano de la Música, Marta Bonet.

Al recibir el Premio Nacional de la Música en 2015, la cantante y compositora Beatriz Márquez expresó: «Es un reconocimiento a toda la obra de la vida, un gran compromiso a seguir defendiendo nuestra música cubana. Estoy muy feliz, muy agradecida, aquí estaré mientras que tenga un poquito de voz porque de mi vida, mi corazón, todo lo que brota es música».

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Santos dijo:

1

11 de octubre de 2018

19:35:07


Beatriz, es la artista de siempre Felicidades

Antonio Reyes Yola dijo:

2

12 de octubre de 2018

10:33:33


La mejor voz femenina de Cuba, antes, ahora y despues.

arminda dijo:

3

12 de octubre de 2018

11:07:42


Felicidades Beatriz todos los cubanos te amamos

Lit@ dijo:

4

12 de octubre de 2018

13:08:57


Bea Desde que era una niña te estoy mirando siempre igual. Felicidades.

Lim dijo:

5

12 de octubre de 2018

13:27:30


Los artistas se hacen y otros nacen. Tú, ya nacistes así, cuando te escucho cantar tengo la impresión que eres de esos niños que al nacer Diosito les pone el dedo y a ti te lo puso en la garganta. Te deseo muchas felidades y muchas gracias por permitirnos disfrutar de tu talento.