ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Agosto bailará rumba. Foto: Juvenal Balán

A pesar de que los organizadores del Festival Internacional La Ruta de la Rumba Timbalaye 2018 están contentos con las provincias hasta donde llegará el evento, aún esta gran ruta de cubanía, de verdadera labor de cultura comunitaria y de defensa del género declarado por la Unesco en el 2016 –para orgullo nuestro–, Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, no llega a estar presente en todo el territorio nacional. No porque ellos así lo deseen, aseguran,  sino porque todavía falta ese pequeño empuje de aquellas provincias ausentes que no saben lo que se pierden en materia de riqueza espiritual y de nacionalidad.
La rumba es Patria, nación, y nada mejor que todos los rumberos de Cuba tengan un evento como este, donde se unan todos, donde más allá de la música y el baile se dialogue, se estimule el pensamiento. La rumba, como ha dicho muchas veces Miguel Barnet, presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, es tradición, pero también modernidad.
La cita que se inaugura el próximo viernes 17, a las 6:00 p.m., en la Plaza de Belén, en La Habana Vieja, y que permanecerá hasta el domingo 19 en la capital, se traslada un día después hasta la occidental provincia de Pinar del Río, para continuar su marcha rumbera 21 y 22, en Matanzas; 23 y 24, en Cienfuegos; 25, en Trinidad, Sancti Spíritus; 26, en Ciego de Ávila; 27, en Camagüey; 28 y 29, en Santiago de Cuba, y  como último punto de la Ruta Rumbera, el 30, en Guantánamo. El sábado 1ro. de septiembre, a las 6:00 p.m., en el centro cultural El Sauce, sito en Avenida 9na., entre 120 y 130, en Playa, habrá un gran cierre con la presentación de rumberos de La Habana y otras provincias del país.
Reconocimientos a diferentes personalidades que han tenido que ver con el género: a rumberos, bailarines; lecciones de danza, rumba y son; encuentro con íconos de la rumba; eventos teóricos, de reflexión; homenajes como el que tendrá lugar a Los Muñequitos de Matanzas y a la Agrupación Folclórica Los reyes del tambor, por sus aniversarios 65 y 30, respectivamente; encuentros de técnicas de percusión, y la presentación de agrupaciones que cultivan la rumba, el punto cubano y la Tumba Francesa, entre otras, forman parte del programa concebido por el Ministerio de Cultura, sus consejos nacionales de Patrimonio Cultural y de casas de Cultura, la Uneac y el Proyecto Internacional Timbalaye, que presiden los profesores y coreógrafos Ulises Mora e Irma Castillo.
Y si algo habrá que destacar en esta décima edición de La Ruta de la Rumba Timbalaye 2018, que tiene como invitado de honor a Miguel Barnet, será su verdadero carácter social e integrador. No habrá plaza, parque, museo, casa de la rumba o del changüí, barrio, cuadra, que no sea estremecido por esta gran fuerza telúrica cultural que tiene de sangre y tambor. Nada será ajeno a esta fiesta de pueblo que llegó para quedarse entre los cubanos de hoy y de mañana.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.