ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Compay Segundo, un músico estrechamente ligado a la casa de la trova santiaguera. Foto: Archivo

SANTIAGO DE CUBA.–La emblemática Casa de la Trova de esta ciudad, primera en Cuba, festejó ayer su medio siglo con la presentación de publicaciones auspiciadas por la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales (Egrem), a la cual pertenece.

Bajo el nombre de Siboney, que identifica a los estudios de grabación de la urbe, se dieron a conocer la revista especial, que deberá tener frecuencia semestral, y el periódico, cuya salida será trimestral, con el reflejo periodístico del quehacer de la ciudad cubana musical por excelencia.

Mercedes Acosta, editora de la primera de esas obras, reconoció el aporte de periodistas y fotógrafos santiagueros para sacarla en tiempo récord y con notable calidad de forma y contenido, para estar a la altura de instituciones insignes de la música y la cultura cubanas.

Al evocar sus 40 años en la Casa, la especialista Luisa Blanco recordó vivencias relacionadas con íconos de la música tradicional cubana que encontraron allí asidero y cauce para sus inquietudes creativas, y en particular la estancia del exBeattle Paul McCartney, a quien le habían sugerido el lugar para escuchar buena música.

Rememoró especialmente la última visita, poco antes de su fallecimiento, de Compay Segundo, uno de los intérpretes cubanos de mayor resonancia internacional, quien al igual que Eliades Ochoa han reconocido el modesto local de la calle Heredia como abrigo y raíz de sus trayectorias.

Durante la celebración fueron resaltados los aportes del sello discográfico que pronto cumplirá 55 años y de sus estudios Siboney, cuyo colectivo tomó parte en producciones como No quiero llanto-Tributo a los Compadres, del Septeto Santiaguero, y Un bolero para ti, de Ochoa, ganadores de premios Grammys. (PL)

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.