ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
El dúo de Magia y Alexey, uno de los más representativos del rap cubano.

Seguramente si usted no es habitual de esta columna no le suena el nombre  Obsesión. Bien, la banda tiene más de 20 años de carrera, una obra llena de fuerza vital y para mayores méritos, no se puede contar la historia del rap cubano sin poner el foco en su trayectoria. 

Obsesión, formada por Magia López y Alexey Rodríguez (el Tipo este) ha estado en los mismos orígenes del movimiento del hip hop en el país y en varios de sus momentos fundacionales. Si uno profundiza en su  historia podrá encontrar también la historia del rap en Cuba. La banda pasó por la época de mayor empuje de este género durante los años 90, resistió como una roca la migración de varios de sus exponentes (del movimiento del hip hop) a la escena del reguetón en busca de dividendos comerciales y a otros países, y se ha mantenido grabando y organizando su peña en silencio en la comunidad de Regla.

En el primer tramo de los años 2000 la banda dio lecciones de un acendrado activismo social con la creación de los Simposios del Hip Hop Cubano,  que fueron celebrados  durante varios años con el respaldo de la Asociación Hermanos Saíz y la Agencia de Rap hasta que disminuyó el apoyo institucional  y se desmembró de una parte del núcleo duro del hip hop nacional.

Fueron muy importantes los aportes de este simposio que tenía detrás el motor de La fabri_k, el grupo formado por Obsesión y Doble Filo (Yrak Saenz y Edgaro). De esta alianza nació uno de los discos imprescindibles en las últimas décadas del hip hop grabado de forma independiente. La fabri_k, contentivo de 12 temas, fue una escuela y un laboratorio para todos los que participaron en su grabación. En la preparación, producción y
composición de sus canciones, los integrantes del proyecto dieron muestras de una ejemplar sincronía, una arraigada conciencia social y un compromiso con el verdadero espíritu nacional. Sus temas llevaron a un nuevo nivel la autenticidad discursiva del rap local y sus múltiples influencias traspoladas de la identidad africana. Distorsionadas personalidades, La vida, Drume negrita y Control financiero, son solo algunos de los tracks de este fonograma que mostró la solidez de la unión entre dos de las bandas más representativas del hip hop patrio.

Obsesión, como la mayoría de las bandas de rap de los 90, tuvo una de sus pruebas de fuego en los extintos Festivales de Alamar, una zona muy prolífica para la creación alternativa en la Isla, sobre todo para la escena del hip hop, la trova y sus múltiples vínculos con expresiones artísticas y literarias. Si bien es cierto que apenas se ha sostenido un acercamiento coherente a su obra, salvo honrosas excepciones, Obsesión ha obtenido reconocimientos fuera de las fronteras locales. En varias ocasiones han girado por países como Estados Unidos y participado en encuentros con raperos en el Bronx, una de las cunas de ese movimiento insurgente y movilizador que fue el hip hop en sus inicios. No fue casualidad entonces que el cantante estadounidense
Usher asistiera en el 2016 a una de las peñas habituales del dúo en Regla, como parte de la visita a Cuba de una delegación del Comité Presidencial para las Artes y las Humanidades de Estados Unidos.

En el 2011 Magia y el Tipo este publicaron el Disco Negro, orientando a remarcar los aportes de la cultura africana a la identidad insular y a llamar por su nombre las problemáticas raciales que perviven en la sociedad cubana. Este disco es uno de los fonogramas más completos de la alineación y lo presentaron en un concierto en el teatro Nacional.

Magia López es una de las pioneras de la escena femenina del rap nacional y una de las raperas de mayor influencia en el ámbito local. Alexey, por su lado, ha contribuido de forma decisiva al apoyo de los nuevos mcs y a registrar las raíces de un género que vive actualmente uno de sus
peores momentos, debido, entre otras cosas, al insuficiente apoyo institucional y a la consolidación del reguetón, un estilo transcultural que no ha sido abordado con sistematicidad entre nosotros y cuyos exponentes en su mayoría apuestan por letras complacientes y festivas para apoyar un ritmo totalmente lúdico que ha reflejado la forma de asumir la realidad  y los intereses de una parte de la sociedad.  Su arraigo entre los cubanos  y su alcance internacional fueron interpretados por muchos raperos «condenados a las sombras» como un modelo a seguir para alcanzar el éxito, el reconocimiento y la necesaria ganancia económica. No obstante, hay que decir que ha habido interesantes propuestas de cultivadores del reguetón como  Insurrecto y el Chacal,   que han enseñado músculo para cronicar  el barrio con la dedicación de un rapero. 

Alexey y Magia han seguido utilizando el emblema del punk  del Do it Yourself (Hazlo tú mismo) para mantenerse grabando, produciendo  y creando una obra que forma parte indispensable de la banda sonora del rap cubano, del poderoso y a veces poco conocido espíritu del barrio y de esas inquietudes sociales que han encontrado en la música de Obsesión y en el rap su caja de resonancia. Finalmente, una recomendación: no pierda la oportunidad  de  asistir a un concierto de Obsesión o escuchar la música de la banda o de otros raperos cubanos para que descubra, de pronto, que en ese momento no habrá  nada más parecido a una verdad revelada.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Leony dijo:

1

10 de julio de 2018

16:39:55


Obsesion es unos de los grupos de hip hop cubano que marcaron un hito en la historia de este genero en Cuba. Para mi estan entre los mejores y no por ser de la vieja escuela sino por ser maestro en cuanto letras, lirica y pensamientos, ademas de ser maximos defensores de esa sonoridad. Lástima que haya tan poca difusión del rap que se hace en Cuba. Yo soy fan de ellos y del buen hip hop cubano