ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Víctor Jara. foto: www.letras.com

Más de cuatro décadas después de su asesinato por la dictadura de Augusto Pinochet, los tribunales chilenos hicieron finalmente justicia con Víctor Jara.

Ocho exmilitares implicados en el asesinato del trovador fueron juzgados por  los tribunales de ese país  y condenados a 18 años de prisión. La decisión fue adoptada por una Corte de Apelaciones encabezada por  el ministro Miguel Vázquez Plaza y creada para las causas pendientes por las violaciones de los derechos humanos durante el gobierno militar. Igualmente, a los militares se les juzgó y condenó por el homicidio de Littré Quiroga Carvajal, director de prisiones en esa época. Los tribunales acordaron también que el Estado  chileno deberá indemnizar con 2,1 millones de dólares a los familiares de víctimas de la dictadura de Pinochet (1973-1990).

Hugo Sánchez Marmonti, Raúl Jofré González, Edwin Dimter Bianchi, Nelson Haase Mazzei, Ernesto Bethke Wulf, Juan Jara Quintana, Hernán Chacón Soto y Patricio Vásquez Donoso fueron los condenados por los tribunales. También  el exoficial Rolando Melo fue sentenciado a cinco años y un día de presidio por ocultar los asesinatos,  y a 61 días por encubrir los secuestros. Con este acto de justicia se hace valer uno de los principales  reclamos de los movimientos sociales chilenos y de una buena parte del pueblo de ese país, que ha pedido el cese de la impunidad de los miembros del ejército implicados en la dictadura y en los miles de secuestros y asesinatos cometidos tras el golpe de Estado a Salvador Allende y la llegada del gobierno militar de Pinochet.

Víctor Jara fue detenido entre el 11 y el 12 de septiembre de 1973 y enviado al Estadio Chile, junto a cientos de presos políticos. Allí fue golpeado y torturado hasta que su cuerpo fue acribillado a balazos y lanzado a la calle junto a otros cadáveres. Era el 15 de septiembre de 1973.

Joan Turner, la viuda del trovador,  creó la Fundación Víctor Jara  para rescatar la obra y preservar la memoria del autor de Te recuerdo Amanda, Manifiesto o Cuando voy al trabajo, entre otras conocidas canciones que pertenecen a la cultura popular latinoamericana. La organización fue legalizada en octubre de 1993, luego de celebrar varios actos públicos para promover y mantener viva la obra de Jara.

Desde el 2003,  el antiguo Estadio Chile lleva el nombre del trovador chileno.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Raiza Kozulina de Rusia dijo:

1

5 de julio de 2018

06:21:23


Finalmente triunfó la justicia. !Qué lástima, que ya no puede ningún tribunal volver a nosotros a esta persona estupenda! Nosotros amamos y escuchamos sus canciones. En los años 70 nosotros no sabíamos español, pero aprendimos de memoria la canción "Zamba al Che" y la cantábamos juntos con nuestros amigos cubanos. Todavía la recordamos y cantamos.

marcelo dijo:

2

5 de julio de 2018

11:01:29


falta ser juzgado el principal criminal (Pedro barrientos )que esta amparado en EEuu y no quiere enfrentar la justicia chilena por temor a irse preso el muy cobarde argumenta que no estuvo en el estadio chile cuando testigos de los hechos lo vieron en el recinto ¡¡¡viva victor!!! ¡¡¡ viva allende!!! ¡¡¡ viva chile !!!

josé luis dijo:

3

5 de julio de 2018

12:45:18


Aunque demasiado tarde. Bienvenida sea la noticia.Honor a Víctor Jara. En España aún revindicamos justicia y reparación para las víctimas del franquismo, y ya pasan más de 80 años...

Lim dijo:

4

10 de julio de 2018

14:20:44


El Derecho Internacional Público, establece la concertación de Contratos de Estradición entre países y así podrán exigirle a los Estados Unidos la estradición de este perro para que sea juzgado por su pueblo. De que le sirbió matarlo si en el año 70 ya el mundo cantaba sus canciones y yo aún no había nacido y hoy a cuatro décadas de su vil y cruel asesinato yo que no había nacido tarareo sus canciones. Entonces no mataron a Vïctor Jara, lo inmortalizaron en las letras sus canciones.