ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Este sábado 16, Frank tendrá como invitada a la trovadora Liuba María Hevia. Foto: Miguel A. Fernández

El anfiteatro del parque Almendares ha sido testigo de sonadas peñas y conciertos de artistas de la escena alternativa cubana durante las últimas décadas. Este espacio sufrió unos años de silencio en este tipo de programación, pero el trovador Frank Delgado ha decidido retomar la historia con una peña que viene celebrando desde hace meses a teatro lleno.

El espacio ganado por Frank tiene mucho de las peñas que se celebraban durante la década de los 90 en el país y que luego se fueron apagando con el paso del tiempo. El trovador encabeza cada sábado, de 6:00 a 9:00 p.m., el cartel junto al escritor, director de cine y guionista Eduardo del Llano y otros artistas que se van sumando habitualmente al anfiteatro del Almendares, donde Frank interpreta sus clásicos junto a otros de sus temas más conocidos y Del Llano da muestras de su agudo humor e ironía.

Los lugares dedicados a la trova y su vinculación con la literatura y el humor todavía no son frecuentes en la actualidad en Cuba, aunque ya en los últimos tiempos se ha dado vida a varios proyectos para promover la canción de autor. Por eso, la iniciativa del compositor de Trovatur y La Habana está de bala viene a llenar un vacío que existió después de la transición entre los años 90 y la entrada del nuevo siglo, y el público ha agradecido la celebración de estos conciertos en un ambiente donde solo rigen los aportes de la trova, la literatura y otras variantes de la escena sonora cubana.

Frank muestra su mejor versión en los sábados del Almendares. Conversa con el público sobre la historia de la música cubana, recuerda anécdotas picarescas vinculadas a los trovadores y junto a su banda echa mano a los temas que lo llevaron a ocupar uno de los principales lugares en el podio de la trova cubana.

Cobra especial relevancia este espacio por la cantidad de espectadores que asisten cada sábado y por la fidelidad que demuestran a la trova en tiempos en que, como se dijo, no abundan estos sitios para los trovadores. En cualquier caso, los seguidores de la buena música, sea del estilo que sea, tienen los sábados en el Almendares la opción de escuchar a uno de los trovadores más legendarios del país y trabar contacto con una zona de la música cubana que habla, con espontaneidad, de todos nosotros.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Rbarba dijo:

1

16 de junio de 2018

08:08:25


Muy bueno por y para los trovadores, pero espero que los conciertos no se prolonguen hasta la madrugada, pues el Parque Metropolitano debajo del Puente del Almendares en la calle 23, se ha convertido en una verdadera “fábrica de ruido” para los vecinos situados a un kilómetro a la redonda. Más de un festival jacarandoso cobra vida en este entorno haciendo caso omiso de la lucha contra la contaminación ambiental con “bafles” retumbantes rompiendo, hasta las dos o tres de la madrugada, la tranquilidad de los que debemos levantarnos temprano para cumplir con nuestras obligaciones. Tomar nota y ejemplo de la Fábrica de Arte, cercana también, pero afortunadamente insonorizada.