ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Johan Persson

Cuando Carlos Acosta habla de su compañía algo se ilumina en él. Una luz de satisfacción atraviesa su rostro para reflejar esa sensación que solo sienten quienes ven un sueño hecho realidad. Atrás han ido quedando las incertidumbres del principio. Acosta Danza, en su cortísima vida (tuvo su premier en abril de 2016), se ha consolidado rápidamente dentro del panorama danzario nacional como un elenco que va dejando huellas estéticas que lo diferencian del resto. Su línea se define en la integración de lo contemporáneo y lo neoclásico, sin desechar otras expresiones, épocas y estilos del arte danzario.

Sobre los proyectos y estrenos de la compañía, su regreso a la escena, la acogida de público y la filmación de una película basada en su vida estuvimos conversando con este bailarín, quien aun cuando es reconocido tanto dentro como fuera de Cuba, no ha perdido la humildad de una raíz tan cubana como única.

LA COMPAÑÍA

A finales del pasado año, la tropa de 19 bailarines pudo probar la valía de su repertorio, cubano e internacional, en la escena mundial. Durante siete semanas, Acosta Danza realizó una gira por el Reino Unido, Estambul, Alemania y Austria.

Foto: Johan Persson

«Tuvimos una sorprendente acogida de público», asegura Carlos a este diario. «Todas las ovaciones fueron de pie, los bailarines se crecieron grandemente y eso nos ayudó mucho a unirnos como compañía. Cuando una institución nace es muy difícil ver los resultados pero al notar los bailarines que sus resultados como compañía han sido tan bien acogidos, eso les ha dado da a todos un voto de confianza en este proyecto».

«Al yo venir para acá y adentrarme en esta empresa tuve un poco de incertidumbre, también porque por mucho tiempo han existido las compañías insignes de Cuba como el Ballet Nacional y Danza Contemporánea. Entonces el reto mío era que el público cubano viera esta compañía como un complemento y no como una compañía con ansias competitivas. El arte no compite. No hay artes mejores ni peores».

Lo que sí he tratado— agrega— es que la compañía tenga una voz única, auténtica y este es el resultado de mezclar las dos exigencias: tratar de hallar un repertorio con un lenguaje común en el cual distintas formas danzarias y ritmos se entrelacen. Además nos hemos propuesto que esto sea que funcione de las dos maneras, traer el mundo a Cuba y llevar a Cuba al mundo.

«Me he encontrado a todos los niveles del país que han puesto este proyecto como prioridad y eso me da mucha fuerza. Mi intención al crear Acosta Danza fue darles a los artistas nuevos retos en su país, hacer que se sintieran realizados desde el punto de vista del repertorio, que no tuvieran que ir a otro lado a trabajar con genios de la danza sino que esos coreógrafos vengan a Cuba a trabajar con ellos».

«Que nuestros bailarines se sientan estimulados desde todo punto de vista, que puedan realizar su sueño en su país, eso me da mucha esperanza y creo que todos podemos lograrlo, sobre todo, por nuestro legado y nuestra fuerte tradición que siempre ha sido fuente importante de creación de bailarines».

EL PÚBLICO

«El público cubano aprecia todo lo novedoso, es un público educado pero, lamentablemente, creo que el repertorio lleva mucho tiempo estancado. El gusto estético se educa, si uno no da mucha variedad pues entonces condiciona el gusto y al hacer de eso una repetición se puede estancar y no se abre la mente a otro tipo de estética, por eso es importante la diversidad y que el público cubano no se quede atrás en cuestiones de lo que está aconteciendo hoy en día en el mundo».

«En la diversidad está la clave. El nuestro es un auditorio muy caluroso que muestra que sabe y eso también puede ser un arma de doble filo. Hay, en el arte, el que escucha y aplaude al final, pero está el que rompe a aplaudir un «balance» y ahí se aplaude el virtuosismo técnico, lo cual está bien pero al mismo tiempo hay una narrativa que a lo mejor uno como artista no se concentra en ella por concentrarse en lo técnico. Hay bailarines que no son tan técnicos y que no son tan aplaudidos porque no hicieron el «balance» pero a lo mejor son lo más sublime en cuanto a caracterización de personaje. Estoy hablando de lo clásico, desde mi experiencia que no es absoluta.

«También creo que los ballets clásicos hay que dejarlos descansar y alternarlos, por eso la línea de Acosta Danza trae una propuesta fresca donde en estas cinco temporadas hemos hechos varios estrenos y hemos repetido muy poco».

EL MITO REGRESA A LA ESCENA

La última vez que Carlos bailó en Cuba fue en marzo del pasado año, con una temporada muy corta del solo Two, de Russell Maliphant. Pocos pudieron disfrutar de esa presentación pues estuvo solo un día en cartelera.

Sin embargo, el Premio Nacional de Danza regresará a la escena en febrero, los días 9, 10 y 11 con la nueva temporada de Acosta Danza. Titulada Mitos, la presentación será en la Sala Avellaneda del Teatro Nacional de Cuba. El programa incluye cuatro estrenos en Cuba de importantes coreógrafos internacionales.

«En esta temporada de febrero vamos a tener cuatro estrenos y dos de ellos los bailo yo. Empezamos con Imponderable, colaboración del español Goyo Montero inspirada en la obra lírica de Silvio Rodríguez, con música de Owen Belton y del mismo Rodríguez, quien grabó poemas en su voz especialmente para este espectáculo. Esta pieza la estrenamos luego que pasó el huracán Irma y fue una temporada muy difícil porque no se pudo terminar de iluminar, se hizo un diseño de luces tentativo y ahora se podrá ver la obra como se concibió, con su iluminación apropiada».

De la catalana María Rovira se podrán ver Impronta —que recrea la danza de la orisha Yemayá—, y el estreno El salto de Nijinsky, pieza de 25 minutos inspirada en la vida de una de las grandes leyendas de la historia de la danza.

«Luego continuamos con el dúo Mermaid, que se podrá ver por primera vez aquí. Es una obra que hizo para mí y para Marta Ortega el coreógrafo SidiLarbiCherkaoui. Terminamos con Rooster, en donde también hago una intervención. Es una pieza de los años 80, con música de la banda The Rolling Stones. El ballet es una parodia sobre el hombre coqueto y en donde se hace una comparación con un gallo, es un poco relajado. La obra es del inglés Christopher Bruce, uno de los grandes coreógrafos de la segunda mitad del siglo 20 y quien fuera director artístico del Rambert Ballet por casi 15 años. Bruce viene a Cuba por primera vez para el ensayo y estreno de la obra. Me da mucho placer compartir este gran talento con el público cubano».

YULI, LA PELÍCULA

Una película inspirada en la novela autobiográfica No way home, se filma desde hace unos meses en Cuba, España y Londres.

La coproducción británica y española está dirigida por la directora español IcíarBollaín y abarca todo el comienzo de Acosta hasta el 2003, que estrenó Tocororo y lo llevó a Inglaterra junto con su familia.

«El guion no es sobre mi autobiografía, sino sobre el hombre. Soy yo regresando al Royal Ballet, y del Royal aquí a Cuba y creando mi compañía. Junto con mis bailarines estoy montando la historia de mi vida en la danza y en esa danza yo hago de mi padre. En la coreografía se va contando cómo me fue en Pinar del Rio, toda la soledad que sentí allá, son cosas que se me va el alma cada vez que tengo que revivir esos momentos, prefiero no olvidar pero tampoco indagar con esa profundidad en algunos pasajes de mi vida».

«La película es muy original. No es una película danzaria porque el peso no está en la danza está compartido, las realizadoras están tratando de recrear la historia hablada y con actores que hacen flashback al pasado pero cortan y siguen esa narrativa con la danza. Es una forma muy novedosa de contar una historia. El filme se llama Yuli, porque es mi apodo de la infancia. En mi barrio en Los Pinos todos me dicen El Yuli.

«Las realizadoras están tratando de terminarla en mayo y van a enviarla a los festivales de San Sebastián y Toronto. Espero que se pueda ver en el Festival de Cine de La Habana».

2018, UN AÑO DE TRABAJO

La temporada Mitos abrirá un extenso programa de presentaciones que Acosta Danza prepara para el 2018, con una gira nacional, varios estrenos mundiales e importantes invitados de la escena internacional.

«Terminando las presentaciones en el Nacional partimos a realizar nuestra primera gira nacional. A partir del 12 de febrero, vamos a llevar a Santiago, Holguín, Bayamo y Camagüey lo mejor de nuestro repertorio. Quisiéramos que las giras nacionales fueran de manera regular, porque La Habana no es Cuba».

«Luego, en abril, estaremos en Nueva York y en mayo haremos otra creación con Raúl Reinoso. Además seguimos con el programa de unidad docente y vamos a hacer las audiciones en mayo para que entren 10 bailarines a la escuela. Tenemos actualmente 10 estudiantes cubanos y en el curso próximo entrarán 10 extranjeros a la escuela, porque forma parte de nuestro interés formar bailarines de otros países. Son cuatro chilenos, tres colombianos, dos americanos y una inglesa».

«Quisiera hacer otra coreografía de Marianela Boán y estamos viendo si hacer alguna convocatoria para el talento coreográfico nacional y el premio sería presentarlo en una de nuestras temporadas y a partir de ahí, entonces, invertir en esos talentos».

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Liibia dijo:

1

23 de enero de 2018

21:25:05


Felicidades, nacimos en el mismo barrio, me alegro de tus éxitos y que sigas siendo cubano 100 por 100.

Dayanis dijo:

2

24 de enero de 2018

10:56:27


Muchas felicidades, quisiera saber si tiene algun taller de baile para adolescentes

Andrea dijo:

3

24 de enero de 2018

15:48:45


Felicidades!! muchos exitos con tu compañia, has trabajado mucho y todo te los ganado con tu sudor, por eso tienes lo que tienes.!!!

Alberto Rodriguez dijo:

4

24 de enero de 2018

19:01:25


Carlos Acosta, representa la nueva generacion del ballet clasico . Su tecnica ,,calidad,y dominio lo dota de un bailarin reconocido mundialmente

bcp dijo:

5

25 de enero de 2018

15:18:37


¡¡¡Waooooooohhhhhhhhhh! Soy fans del trabajo de Carlos Acosta. En el 2003, no recuerdo bien vi en el otrora Teatro García Lorca su obra Tocororo. Espero verlo en algún momento este año en escena.