ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Franco Nero en El día de la violencia. Foto: Cortesía del autor

Unos redescubrirán al actor que siempre admiraron, otros tendrán la experiencia de escuchar a reconocidos intérpretes de la música de concierto, mientras que en el campo de las artes plásticas se consolidarán los nexos de uno de los grandes maestros de la experimentación visual contemporánea, Michelangelo Pistoletto, con la Isla.

Todo ello forma parte de la vigésima versión de la Semana de la Cultura Italiana en Cuba, que se extenderá hasta el domingo 3 de diciembre bajo los auspicios de la Embajada de ese país en La Habana, el Ministerio de Cultura, la Oficina del Historiador de la Ciudad y el Comité Cubano de la Sociedad Dante Alighieri.

Franco Nero se halla en el foco de los cinéfilos cubanos. La Uneac decidió otorgarle el Premio Internacional Honorífico Tomas Gutiérrez Alea, en atención a sobrados méritos artísticos y la Cinemateca lo saluda con la proyección de El día de la violencia (1973) en el Multicine Infanta.

Este filme fue el primero de una muy celebrada trilogía sobre las conexiones entre la mafia y los poderes judicial y político en Italia, rodada por Damiano Damiani (recordar, además, Confesiones de un comisario a un juez de instrucción y Por qué se asesina a un magistrado), con la cual Nero saltó de las casillas del western spaghetti a un tipo de cine más incisivo con las realidades sociales de su época.

Por cierto, la película proyectada ahora en La Habana, se basa en la novela de Leonardo Scascia, El día de la lechuza (Il giorno della civetta), publicada en Cuba por la recordada colección Cocuyo.

De aquellos años 70 en que se hizo familiar en las pantallas cubanas, también se recuerda la participación de Nero en Tristana, de Luis Buñuel.

Con el respaldo de la Orquesta Sinfónica Nacional habrá dos momentos en la sala Covarrubias del teatro Nacional: el viernes 1ro. estará en primer plano el pianista y compositor Stefano Bollani y, al día siguiente, el violinista y director Salvatore Accardo, siempre a las 8:00 p.m.

Bollani se mueve en un amplio registro, del jazz a la música clásica, con Gershwin como enlace entre ambas corrientes. Su registro con Gewandhausorchester de Leipzig, —al frente Riccardo Chailly— de la Rhapsody in Blue y el Concierto en Fa, del compositor norteamericano, hizo época en Italia. A Cuba trae una partitura propia, Concerto azzurro, en la que conjuga el espíritu improvisatorio del jazz con la tradición sinfónica occidental.

En cuanto a Accardo, varios críticos coinciden en destacarlo como el más dotado de los violinistas italianos de su generación. Nacido en Turín en 1941, dio su primer recital profesional a los 13 años tocando los Caprichos de Niccolò Paganini. En 1956, ganó la Competencia de Génova y en 1958 logró el primer lugar del concurso de violín Paganini. Fundó el Cuarteto Accardo en 1992 y participó en el lanzamiento de la Academia Walter Stauffer en 1986, donde animó la Orquesta de Cámara Italiana (OCI), de reputación internacional.

La música se hará presente también el domingo 3 a las 5:00 p.m. en la antigua Iglesia de Paula, mediante el conjunto Ars Longa –ese día se estrenará un clavecín construido por el maestro Andrea Di Maio en el taller de luthería de la Oficina del Historiador de la Ciudad- y a las 7:00 p.m. en la sala teatro de Bellas Artes, con un concierto a cargo de la vocalista Monica Marziota y el cantautor Niccolò Fabi.

Este jueves, a las 3:30 p.m., Michelangelo Pistoletto donará al Museo Nacional de Bellas Artes la obra Thirteen less One, la cual en su versión para Cuba comenzó a cobrar entidad en una performance del artista durante la Bienal de La Habana 2015.

El proyecto original forma parte de la colección del Museo de Arte Moderno de Nueva York, pero Pistoletto quiso que de otro modo estuviera en la institución cubana, esta vez a color, pues la del MOMA es en negro.

Como recordarán los asistentes a la Bienal, el artista desplegó trece espejos rectangulares, enmarcados en molduras doradas, quebrados por él ante el público para develar matices de diferentes colores y las imágenes fragmentadas de quienes se acercaban a observar la propuesta.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Cinéfilo dijo:

1

29 de noviembre de 2017

14:26:31


¡Sacrilegio! ¿Cómo publican una foto con la mítica Claudia Cardinale robándose todas las miradas y ni siquiera mencionan su nombre? ¡Qué falta de respeto!

Lee dijo:

2

29 de noviembre de 2017

15:29:24


Franco Nero hizo el papel de Django en los '60, y luego hizo un cameo en "Django Unchained" de Quentin Tarantino.