ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

El Festival Mozart Habana 2017 se despide pero su efecto queda. Dos jornadas, las de este viernes y mañana sábado, restan para culminar su agenda y ya se sabe de la confirmación de afinidades y la siembra de nuevos afectos que a su paso ha dejado el ciclo de audiciones desde su comienzo el pasado fin de semana.

En el centro está la producción del genio de Salzburgo, que en solo 35 años de vida, entre 1756 y 1791 legó un catálogo impresionante y se convirtió en referente del clasicismo europeo y la música occidental hasta nuestros días.

Sin embargo, los organizadores del evento, el Lyceum Mozartiano de La Habana, han abierto el espectro de posibilidades sonoras al incluir en los programas obras de otros autores europeos del siglo XVIII e incluso posteriores, pero de una u otra maneras vinculados a la herencia del compositor austriaco.

A ese perfil responderá el concierto que hoy reunirá al quinteto Ventus Habana y la orquesta Solistas de La Habana, dirigida por Iván Valiente, a las 5:00 p.m. en la iglesia del Espíritu Santo. Piezas del también austriaco y notable clásico Franz Joseph Haydn, el checo Anton Reicha y el polaco Feliks Nowowiejski serán escuchadas.

Poco después, a las 7:00 p.m. en la antigua Iglesia de Paula, el conjunto de música antigua Ars Longa arropará a Mozart con creaciones de la familia Bach, el alemán Martin Friedrich Cannabich y el checo Frantisek Benda.

La clausura tendrá lugar el sábado a las 8:30 p.m. en el teatro Martí, ocasión en la que recibirá su bautismo cubano el álbum Mozart in Havana, del sello Sony Classical, grabado en la capital cubana por la pianista norteamericana Simone Dinnerstein, discípula del eminente profesor habanero Salomón Gadles Mikowsky en la Manhattan School of Music, y la orquesta del Lyceum Mozartiano adjunta a la Universidad de las Artes, conducida por José Antonio Méndez Padrón.

Una de las partituras incluidas en el disco, el Concierto no. 23 en La mayor, será interpretado por la Dinnerstein y la orquesta, que además ejecutará Appalachian Spring, del estadounidense AaronCopland. A partir de una conocida melodía popular cubana la pianista y la agrupación preparan una sorpresa.

Antes, a las 6:00 p.m. en la Basílica Menor, bajo la dirección de Tomas Gabrisch, el coro de conciertos Ratingen, de Alemania, con la Orquesta de Cámara de La Habana, con el coro D' Profundis y solistas del Teatro Lírico Nacional interpretarán la decimonovena y última misa escrita por Mozart, el Réquiem en re menor.

Mozart Habana 2017 se ha extendido a Matanzas y lo hará asimismo en estas jornadas del cierre. Hoy viernes, a las 7:00 p.m. en la sala White, comparecerán el trío de cañas Khronos y el dúo de cello y piano de los jóvenes holandeses Ella y Nicolas van Poucke.

Mañana, a la misma hora, el público matancero comprobará las calidades de tres de los principales animadores del festival, el violinista suizo Gilles Colliard y los clarinetistas Florent Heau (Francia) y Léster Chio (Cuba), a quienes se sumará la pianista Lianne Vega.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.