ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Enlazadas por su cercanía en el calendario, los músicos cubanos, con sus principales organismos sinfónicos a lo largo del país, evocaron este domingo el legado del comandante Ernesto Guevara en el cincuentenario de su caída en combate en La Higuera, y el aniversario 149 del inicio de nuestra gesta independentista, conscientes, además que muy pronto, el 20 de octubre, se celebra el Día de la Cultura Cubana.

La velada habanera, al igual que las desarrolladas simultáneamente en Matanzas, Camagüey, Holguín y Santiago de Cuba bajo el título común La Patria se levanta, rescató una obra que debía permanecer en nuestros repertorios sinfónico-vocales para ser interpretada no solo en jornadas conmemorativas, sino en la programación regular: Canción antigua al Che Guevara, de Frank Fernández sobre el conocido texto de Mirta Aguirre.

En realidad, se trata de la sección final de una cantata que quizá valga también reeditarse. La carga emotiva, que transita desde el dramatismo de la pérdida hasta la transfiguración épica, se hace evidente en el tratamiento temático y la estructura orgánica de la partitura, que en la sala Avellaneda contó con la contribución excepcional del propio autor al piano, y de los coros Exaudi y Vocal Leo, liderados respectivamente por María Felicia Pérez y Corina Campos.

Escrito por Mirta Aguirre (1912–1980), profesora, ensayista, militante comunista, con una obra poética no tan abundante como pródiga en recursos líricos, el poema, uno de los más intensos dedicados al guerrillero tras su muerte en Bolivia, tiene entre sus virtudes el acierto, subrayado por Fina García Marruz, de ofrecer «dos imágenes contrastantes pero dialogantes, y aún más, inmersas, en un solo ritmo abarcador».

Antes Frank había aportado, también con la Sinfónica Nacional, conducida por Enrique Pérez Mesa, Tema de amor, de la banda sonora de la serie fílmica La gran rebelión (1982), del realizador Jorge Fuentes.

Dicho con sobriedad y precisas inflexiones por Osvaldo Doimeadiós, uno de los más versátiles y completos actores cubanos de nuestra época, el poema Che comandante, de Nicolás Guillén, con la partitura de Libertango, del argentino Astor Piazzolla, hizo levitar literalmente al público.

También para honrar al Che llegó una excelente versión instrumental para cuerdas, concebida por Orlando Vistel, del clásico Hasta siempre, de Carlos Puebla. Contrario a lo que se piensa, la canción de inspiración guevariana más difundida en el mundo, no fue escrita luego de la muerte del mítico guerrillero el 9 de octubre de 1967. Su autor, el trovador cubano Carlos Puebla, dio fe de cómo la compuso en la noche del 3 de octubre de 1965, luego de escuchar en voz de Fidel Castro la carta de despedida del Che, leída en el acto de constitución del primer Comité Central del Partido Comunista de Cuba en un teatro de La Habana.

Luego de conocer el crimen, Puebla compuso una trilogía de sones elegíacos, Lo eterno, Un nombre y Carta al Che. Este último fue interpretado, además, por el venezolano Alí Primera y el folclorista chileno Rolando Alarcón. Pero la obra que más ha trascendido es Hasta siempre.

En el pórtico del concierto sinfónico, se escuchó La bella cubana, de José White (1836–1918), realzado por la ejecución de la osn y el tono justo de la batuta de Pérez Mesa. La orquesta también mostró solvencia y altura en la ejecución de la obertura Egmont, de Beethoven, y tuvo otro momento culminante al acompañar a la soprano Bárbara Llanes en una muy virtuosa interpretación del aria de Olympia de la ópera Los cuentos de Hoffmann (1851), del alemán Jacques Offenbach (1819 -1880).

El resto de la jornada fue en la Avellaneda la confirmación de una fiesta por la cubanía, en las voces de la incombustible Omara Portuondo, el trovador Polito Ibáñez, nuevamente Frank Fernández y Bárbara Llanes, y el sello inconfundible de la orquesta Aragón.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Guillermo Morán dijo:

1

9 de octubre de 2017

14:00:16


Es una lástima que en momentos de recuento musicales se halla olvidado el tema: Por los andes del orbe, que es una bella canción escrita para la memoria del Che Guevara, que como nuestro Fidel castro merecen cada vez mejores composiciones, para mantener también, junto a la obra de Juan Almeida, un canto a un Mundo mejor.