ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Roberto Gottardi. foto de archivo

Meses atrás fui a un nuevo encuentro con Roberto Gottardi. En una nave de la Fábrica de Arte Cubano se hallaban desplegados planos, maquetas de diseños escénicos, imágenes fotográficas. El título de la muestra era elocuente: Sin dogmas y con muchas dudas. «Esa ha sido mi filosofía creativa. Cuando proyecto, me gusta experimentar, soñar con las formas, sin olvidar que la arquitectura tiene que ser funcional, ni dejar de tomar en cuenta disponibilidades materiales y recursos humanos para su realización. También, antes, durante y después del proceso de creación, me cuestiono todo lo que hago, porque es de gente vanidosa jugar a ser dios».

El deceso este lunes en La Habana de Roberto Gottardi, a los 90 años de edad, marca el final de una vida consagrada a la arquitectura y, a la vez, el comienzo de una leyenda. Si desde hace buen tiempo Gottardi era una referencia
ineludible en el ejercicio de su profesión en Cuba, en lo adelante habrá que volver una y otra vez la mirada a su obra y pensamiento.

Ahí está la Facultad de Artes Escénicas de la Universidad de las Artes, concebida inicialmente para albergar la especialidad de teatro de la Escuela Nacional de Arte, de Cubanacán. Ese conjunto de edificaciones, con toda justicia, es considerado como uno de los momentos cumbres de la arquitectura cubana de la segunda mitad del siglo XX.

Veneciano de origen, Gottardi llegó a Cuba a finales de 1960. Se había graduado en 1952 en su ciudad natal y trabajado en Milán y Caracas. El cubano Ricardo Porro, coordinador general del proyecto, y el también italiano Vittorio Garatti, integraron el equipo que se planteó reflejar en la arquitectura el espíritu de las transformaciones revolucionarias que tenían lugar en la Isla.

Señal inequívoca de la política cultural de los nuevos tiempos fue precisamente la propuesta formulada por el Comandante en Jefe Fidel Castro para que, en predios anteriormente exclusivos de la alta burguesía, se fundara un centro para la formación de jóvenes artistas.

Aún cuando se trata de un proyecto todavía y, por muy diversas y complejas coyunturas, inacabado, Gottardi en su escuela consiguió introducir elementos sorprendentes en el diseño: una composición poligonal sugestiva, una recreación a la cubana de la villa típica medieval, y una integración de los espacios funcionales a la idea misma del teatro como espectáculo.

Esa capacidad innovadora y la voluntad de hacer de cada proyecto un testimonio de las aspiraciones sociales de la época, se puso de manifiesto en otras realizaciones suyas, como el Puesto de Mando de la Agricultura en las afueras de La Habana. Es que para Gottardi no se podía reducir el papel del arquitecto a «cumplir con unas pocas variables, fácilmente alcanzables como construir bien, que el edificio no se raje, no le entre agua, ni sol excesivo, en el mejor de los casos».

Fueron significativos sus aportes al diseño escenográfico, con participaciones destacadas en obras de la compañía Danza Contemporánea de Cuba y el Festival Internacional de la Canción Popular, de Varadero. De igual modo cabe destacar su desempeño en la formación de nuevos profesionales en la Universidad Tecnológica de La Habana José Antonio Echevarría (Cujae).

Su legado, en términos conceptuales, es el que se resume en estas palabras: «La arquitectura tiene que ser poesía. La poesía uno la juzga en base a las emociones que te da y si rompe con todas las normas de la lengua y la sintaxis no importa. La arquitectura muchas veces es juzgada por sus cometidos prácticos y la arquitectura tiene que crear emociones y hacer vibrar a la gente».

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Miguel Jorge dijo:

1

22 de agosto de 2017

08:07:56


El Arquitecto Roberto Gottardi fue un gran amante de Cuba y su pueblo.Como profesor en la facultad de arquitectura en la CUJAE, todos sus alumnos y demás compañeros siempre apreciaron su valía como gran profesional y gran persona. Todos dentro y fuera de Cuba apreciamos a Gottardi como se le conocía.DEP Profesor, Colega y Amigo!

ENRIQUE dijo:

2

22 de agosto de 2017

09:40:26


MIS CONDOLENCIA A LA FAMILIA DE ESTE DESTACADO ARQUITECTO ITALIANO,QUE SE QUE DO A VIVIR EN CUBA SOCIALISTA E HIZO OBRAS DE VALOR ARTISTICA.APROVECHO PARA QUE EL MINISTERIO DE EDUCACION SUPERIOR O QUIEN SEA EL RESPONSABLE,POR QUE DESPUES DE TANTOS ANOS,LAS OBRAS DE TANTO VALOR ARTISTICO Y PARA COMODIDA Y CONFORT DE LOS ESTUDIANTES, DE LA FACULTAD DE ARTES ESCENICAS,DE LA UNIVERSIDAD DE LAS ARTES ,EN CUBANACAN,NO SE HAN CONCLUIDO,DE SPUES DE TANTOS ANOS?ES INCONCEBIBLE,50,40 ANOS?CUANDO LO TERMINARAN CON LA CALIDAD REQUERIDA? COMO SE SINTIO GOTTARDI, AL VER SU GRAN OBRA,EN LA FORMA HORRIBLE COMO ESTA?QUIENES SON LOS RESPONSABLES?.LA REVOLUCION,EL SOCIALISMO NO PUEDE DARSE EL LUJO DE HACER TREMENDA CHAPUCERIA,CON EL DINERO DEL PUEBLO.CUBA Y SUS HEROICOS DIRIGENTES,TIENE QUE ENMENDAR ESTOS GRANDES ERRORES.CON HUMILDAD ,ESPERO QUE ME DEN RESPUESTA .YO AMO MUCHO A CUBA Y ESPERO QUE ESTA OBRA MAESTRA,ARTISTICA,ARQUITECTONICA,QUE UNOS EXTRANJEROS AMIGOS DE LA REVOLUCION,COMENZARON PARA DISFRUTE DEL PUEBLO,POR FIN SE CONCLUYAN.ESE ES EL MEJOR HOMENAJE QUE SE LE PUEDE HACER AL ENTRANABLE ARQUITECTO,ITALIANO Y CUBANO DE CORAZON,ROBERTO GOTTARDI.

Andrachi dijo:

3

22 de agosto de 2017

19:09:06


Conocí a Roberto en casa de Wandar y Vittorio Garatti. Luego me prestó una traducción al italiano de Dublinenses, de James Joyce. Los cuatro éramos admiradores de Elio Vittorini. Qué tiempo aquel tan prodigioso. Mi sincero pésame a su familia.

Roberto dijo:

4

23 de agosto de 2017

05:18:35


Tendré siempre que agradecer a Roberto por lo que me enseno: lucidez intelectual juntos a honestad y amor por la belleza y la poesia. Roberto fue tambien un grande conocidor y extimador de la arte y de la cultura cubana que llevo de una forma distinta a Italia y al mundo. Ciao Roberto!

Mauro dijo:

5

23 de agosto de 2017

11:50:30


Fui amigo de Roberto Gottardi desde los anos 60. Brillaba por su indentificaciòn con la Revoluciòn, su amor por el arte, su cultura, su su capacidad de transformar en obras de arte la poesia que tenìa por dentro. Siempre al tanto de las ultimas tendencias de la arquitectura mundial supo dejarnos verdaderas obras de arte rompiendos esquemas y dogmas. A su querida musa Luz Maria, a sus hijos mi pesame y mi carino. Mauro Casagrandi