ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Tomas Cookman. Foto: Cortesía del entrevistado

Tomas Cookman es uno de los responsables de que el Rock and Roll y la música alternativa latina se dieran a conocer como un movimiento resonante en Estados Unidos y que luego ejercieran una notable influencia en la escena musical norteamericana. Cookman capitaneó la revolución impulsada por la icónica banda argentina Los Fabulosos Cadillacs en medio mundo —incluyendo por supuesto los escenarios estadounidenses— y ha sido un aplicado descubridor de los grupos de mayor calibre surgidos en América Latina.

Cookman fundó el sello Nacional Records para sacar a la superficie el ámbito sonoro menos conocido de la música latina, es decir, las propuestas que no se promueven como un producto al uso por las disqueras más establecidas. Junto a Nacional Records fundó además en Nueva York la Conferencia de Música Latina Alternativa (lamc) y fue uno de los promotores principales del concierto que ofreció Manu Chao en Cuba hace más de cinco años.

lamc llegará el próximo mes de julio a su edición 18 con un amplio programa de conciertos, conferencias, presentaciones de discos, y paneles en los que intervendrán artistas, productores, periodistas y representantes de disqueras de varias partes del continente latinoamericano y de Europa.

En esta ocasión, viajarán desde Cuba a New York representantes de la institución cultural PM Records. Cookman espera que tras la participación de la mencionada institución los músicos de la Isla tengan mayor presencia en la conferencia el próximo año.

«Me encantaría tener más artistas cubanos, sé que hay muchas cosas buenas pasando, pero a la vez siento que aún hay que hacer enlaces sólidos para tener la oportunidad de conocer a esos artistas, explica a Granma desde Nueva York».

Cookman recuerda que «desde el año pasado, empezamos a ofrecer shows que se dedican a un país. Así lo hacemos con España y el show, Sounds from Spain y con Venezuela con Focus on Venezuela. Sería bueno mirar la posibilidad de tener un show de la música actual cubana para el 2018».

—¿Cuáles son las principales características de esta nueva edición de LAMC?

—La idea en general sigue siendo la de exponer artistas que merecen tener un foco en lo que ellos hacen y representan a una industria musical que sigue creciendo, además de armar charlas y paneles en los que esa misma industria y los tantos que la apoyan tengan un lugar donde se pueden juntar, hacer nuevas conexiones. Se trata de mantener un punto de encuentro entre varios países, incluyendo el mercado de ee.uu. que sigue madurando y abriéndose a más artistas latinos.

—¿Crees que haya algún proyecto en particular que pueda captar la atención en mayor grado de la crítica y los especialistas?

Por suerte hemos tenido casos en todos los años que llamaron la atención. Incluso, tenemos un reconocimiento que se llama el Discovery Award que entregamos a un artista cada año que sentimos que va a seguir haciendo ruido y abriendo puertas. El primero que lo ganó hace 18 años fue Kinky y desde ese entonces, también lo han ganado artistas como Carla Morrisson, iLe, Los Rakas, El Mato y muchos otros. Más allá de ese reconocimiento, la prensa siempre tiene sus favoritos año tras año. El New York Times nombró al lamc como el Sundance de la música Latina. Es normal descubrir cosas nuevas e interesantes.

—¿Cómo valoras la influencia de la música latina en Estados Unidos y Europa?

La música urbana y sus mezclas con el pop está gozando un buen momento. Al final del día, una buena canción es una buena canción. Mientras que un artista lo hace con honestidad, no me tiene que gustar para poder respetarlo. Veo más y más oportunidades de abrir puertas con la música latina y eso obviamente nos da alegría. Cuando hay un sonido que está pegado, enseguida van muchos artistas a hacer lo mismo, lamentablemente porque sus sellos disqueros se los imponen. De esa práctica no soy seguidor.

—¿En qué momento percibes el mercado de la música latina?

Pienso que se puede contestar un poco diferente en cada país. Por ejemplo, en Estados Unidos, la música
urbana latina se está convirtiendo en el nuevo pop, o por lo menos el pop del momento. El futuro de esa corriente depende mucho en la calidad de las canciones que salgan en este próximo año.

—¿Consideras que hay espacio para las propuestas más experimentales?

Siempre habrá y habrá más. Lo más experimental o menos comercial se llama así hasta un momento. Sin embargo, hay que ser realista. Si uno está haciendo música que realmente es experimental debe tomar en cuenta que su camino será un poco más difícil. Por eso la música hay que hacerla como una forma para expresarse no como una manera de cobrar unos pesos. Ojalá los pesos lleguen en algún momento, pero no puede ser la razón por la que te dedicas a tu arte.

—¿Has pensando organizar otro proyecto en Cuba junto a Nacional Records, como aquel recordado concierto de Manu Chao?

Ese viaje con Manu Chao a Cuba fue inolvidable. Conocí a mucha gente y me inspiré para hacer mi sello: Nacional Records. Ojalá que podamos volver y seguir mostrando y escuchando buena música. Ganas nos sobran.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Alejandro dijo:

1

21 de junio de 2017

09:15:31


Enhorabuena! Ya va siendo hora de que la musica cubana sea reconocida en paises como Estados Unidos!