ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Luis Franco, joven cantautor. Foto: Ángel Vázquez

La presentación ayer del álbum Que no me faltes, de Luis Franco, en la Casa del Alba a las 7:00 p.m., mediante un concierto del cantautor, llegó como una señal de que la música pop no tiene por qué detenerse en lugares comunes.
Con el aval de su reciente nominación a los Premios Cubadisco 2017, esta entrega de la casa discográfica Egrem reúne diez canciones en las que predomina la invención melódica y una vocación lírica comunicativa.

Miembro de la Asociación Hermanos Saíz, Franco es deudor de la trova cubana y de manera muy especial de quienes renovaron ese linaje a partir de la incorporación de sonoridades procedentes del pop, el rock y los llamados ritmos tropicales.

De modo que cuando entona baladas como Besos descalzos y Amor de oro, se desmarca de las visiones edulcorantes cultivadas para el éxito fácil; o cuando se interna en un yambú como Yo soy la rumba (llevado a videoclip por Yeandro Tamayo) o en los aires caribeños de El baile de los labios, escapa a los tópicos que banalizan la herencia latina.

En el álbum se presienten temas pegadizos de pronta digestión: el que abre y titula el fonograma y Arriba y abajo, pero conviene oír el disco en su integridad tal como lo presentara en el concierto de la Casa del Alba, para tener una idea completa de las posibilidades expresivas de un joven autor que interpreta sus creaciones con pasión y sinceridad.

Por demás, el disco es portador de un emotivo testimonio: a cargo de la producción musical, compartida con Israel Rojas, y la mayoría de los arreglos estuvo Dairon Rodríguez Lobaina, el malogrado guitarrista que acompañó por años al dúo Buena Fe, fallecido en mayo pasado a los 32 años de edad.

Franco tiene claros sus objetivos: «Si tú le eres fiel a tu arte, el arte no te va a traicionar. Sin embargo, si tú traicionas lo que eres o lo que haces, entonces sí te pasará factura. Uno tiene que tratar de ser un artista acorde con las tendencias actuales, pero no pretender estar a la moda, porque la moda es efímera».

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.