ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
El Septeto Santiaguero, un patrimonio de Cuba. Foto: Yander Zamora

El Septeto Santiaguero respira son por los cuatro costados. Son a la tradicional manera oriental y cubana, así haga boleros o danzones, canciones troveras más actuales y clásicos timberos. Bajo esa divisa la agrupación liderada por Fernando  Dewar presentó en esta capital su álbum más reciente, Raíz, primero íntegramente facturado por la Egrem.

Para Mario Escalona, director general de la casa discográfica nacional en activo más antigua, «este fonograma salda una deuda que teníamos con el septeto, uno de los emblemas de nuestra agencia Son de Cuba, radicada en Santiago, y es una prueba de confianza de sus músicos hacia nuestra institución»w.

Con anterioridad, el Santiaguero había grabado para los sellos españoles Picap y Nubenegra, aunque en el caso del laureado disco No quiero llanto – Tributo a Los Compadres, merecedor del Grammy Latino al Mejor Álbum Tropical

Tradicional en el 2015, la Egrem licenció la producción para el mercado insular e hizo una tirada que se agotó rápidamente.

La nueva entrega del colectivo revisita temas de Pepe Sánchez, Miguel Matamoros, Ñico Saquito y Mariano Mercerón, pero también de Elio Revé, Adalberto Álvarez y Juan Formell, así como de Silvio Rodríguez y Pablo Milanés.

Si en el disco anterior la alianza con José  Alberto El Canario resultó venturosa, en Raíz varios invitados de renombre aportaron sus singularidades al estilo del septeto; Charlie Aponte, excantante del Gran Combo de Puerto Rico, el violinista Alfredo de la Fe, el pianista Arturo O’ Farrill, el veterano Alejandro Amenares, rey del requinto, el sensacional trompetista norteamericano Nicholas Payton, y el vocalista santiaguero El Médico, más cerca del raggamuffin y el dancehall de Jamaica que del vulgar reguetón.

Hubo una colaboración sui géneris: el panameño Rubén Blades se desdobló en Lágrimas negras, al asumir también un personaje que se ha inventado, Medoro Madera, con el cual recrea la voz de los viejos soneros cubanos.

El camino de Raíz, asistido por la producción musical de Geovany Alcántara, quedó trazado: promover sus piezas por todas las vías posibles, incluyendo la comercialización digital por la Egrem, y la difusión de video-clips, mientras esperan por sus presentaciones en una posible gira por varias ciudades de la Isla y  la apertura del sitio La Pachanga, en Santiago.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Lázaro Álvarez dijo:

1

10 de febrero de 2017

09:22:50


Felicitaciones al septeto,sus integrantes, sus invitados y a la EGREM.

N@ny dijo:

2

10 de febrero de 2017

10:19:47


Es Santiago de Cuba no os asombréis de nada.... Felicidades para el Septeto Santiaguero, enhorabuena. La música que hacen... eso sí que es Son cubano, hace unos meses disfruté de su buena música y tengo que aceptarlo… fue maravilloso… Felicidades a todos sus músicos, en especial a su Director.

Marisol Martinez Fernandez dijo:

3

12 de febrero de 2017

08:02:27


Siempre creì n ellos.Desde sus inicios los admiro.Considero justo y merecido sus logros....Felicidades......y....a seguir avanzando.????????????