ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Diseño de Rafael de León inspirado en la obra Etiqueta Habanos. Foto: ACN

El poder de convocatoria de Arte y Moda se afianzó durante la edición correspondiente al 2016. Sesiones re­pletas de públicos diversos, que ad­miraron todas y cada una de las propuestas de la exhibición, reafirmaron el alcance de un proyecto que ha derivado en vehículo para la transmisión de experiencias estéticas más allá de las audiencias especializadas.

Porque Arte y Moda está concebido para ampliar el rango de los es­pec­tadores, sumar adeptos y demostrar que el goce de la experimentación ar­tística puede estar al alcance de muchos.

El equipo organizador de Arte y Moda conformado por: Rafael Mén­dez, Juan Carlos Marrero, Hugo Mo­rín y Antonio Hurtado, optó en esta ocasión por repasar hitos represen­tativos de una evolución que comenzó con el primer llamado en el 2003. Así fue como desfilaron por el patio central del edificio del Museo Na­cio­nal de Bellas Artes, realizaciones que en ese lapso de tiempo han dado la medida de una justificada pretensión: combinar las artes visuales y sus manifestaciones concretas (pintura, dibujo, grabado, fotografía, es­cultura, instalación) con el diseño de trajes y accesorios, a partir de una ima­ginativa interpretación.

Cada traje se aparta de los tópicos utilitarios para crear  metáforas que cubren los cuerpos de los figurantes y generan en el espectador un efec­to diametralmente opuesto al dictado de pasarelas tradicionales.  Arte y Mo­da es en fin una exhibición performática, un auténtico espectáculo que in­cluye también una sugerente  banda sonora. Las fuentes de inspiración comprenden marquillas y ha­bilitaciones de la artesanía taba­cale­ra, obras de importantes artistas cubanos entre los que se incluyen pre­mios nacionales de artes plásticas y otros muy jóvenes que inician su paso.

Sugerido por una obra de la artista Lesbia Vent Dumois, la diseñadora Mariela Alemán presentó un traje que rebela una poderosa imaginación, la presencia en la pasarela fue defendida a gran altura por Roberto Espinosa que incorpora un personaje que se corresponde con las expectativas tanto del diseño como de la mú­sica utilizada para la ocasión, la Ma­corina interpretada por Chabela Var­gas. Esto sin dudas, es un formidable ejemplo de recreación formal y conceptual.

En general todos los diseñadores se emplearon a fondo en dar el salto del hábito a la creación. Es por ello que cabe citar el empeño de: Mario Freixas, Sandra de Huelves, Laura Macías, José Luis González, Nachy Carmona, Alexander Rodríguez, Os­car de la Portilla, Anayce Figueroa, Jacqueline Fumero, Ileana Jiménez y los binomios Pavel y Guido, Ar­teylla, Roly Rius y Omar Jiménez. Sin olvidar a los maestros ya ausentes Rafael de León y Otto Chaviano.

Esta colección, permitió el reencuentro con diseños ya vistos pero con nuevas posibilidades en su presentación.  Se enriqueció con la activa participación de estilistas que tu­vieron la difícil tarea de realizar el milagro de concretar cada uno de los personajes y también los modelos que asumieron profesionalmente la tarea encomendada.

Un toque de distinción lo dio la cantante Luna Manzanares integrada al espectáculo sobriamente acotado por la voz de Marino Luzardo.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.