ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
La muestra Paisaje continuo fue estrenada en la Uneac villaclareña. Foto: del autor

SANTA CLARA, Villa Clara.—Al destacado pintor villaclareño Edelso Machado Sosa, quien falleció de manera prematura hace apenas un año, le debía estas líneas. Aprovecho la recién inaugurada muestra Paisaje continuo, a disposición del público que visite la casona de la Uneac en esta ciudad, para rendir tributo a uno de los grandes de la paisajística cubana, quien durante su corta pero fecunda carrera, sentó cátedra en eso de describir las bellezas que atesora nuestra naturaleza.

La palma real, los montes, ríos y arbustos que adornan la campiña, fueron reflejados por Edelso con una gracia sin par, porque para él, lo cubano era lo esencial, de ahí que volcara lo mejor de su exquisita maestría en expresar la realidad que lo circundaba, no importa que fuera en un lienzo, cartulina o el cartón Masonite.

Para ello, se basó en el empleo de la técnica mixta, del uso de masas de color y otras apoyaturas, a través de las cuales lograba transmitir el ambiente casi virgen y salvaje de los campos, con destaque como primario de la vegetación, las aguas, las plantas y no el hombre, cuya influencia rara vez apareció en sus obras con pequeños detalles que denotaban su existencia.

Al parecer, fueron esos méritos los que observó el tribunal que evaluó los trabajos presentados en el Salón de Paisaje de 1982, en el que Edelso se alzó, para sorpresa de muchos, con uno de los premios principales, con lo cual entraba por la puerta de­lantera en el panorama de las artes plásticas cubanas. Tenía entonces apenas 21 años.

Luego de ese lauro, continuó su labor como pintor, educador de las nuevas generaciones en el rol de profesor e instructor de  Artes Plásticas, en las cuales siempre fue él; auténtico y original.

Edelso Machado fue un renovador del paisaje, un innovador desde el punto de vista pictórico, a quien habrá que recurrir una y otra vez para aprender de su maestría, sobre todo, del manejo que hizo de lo abstracto y la libertad gestual, lo cual lo acercó al magisterio inigualable de Antonio Vidal y al grabado y la pintura de Nelson Domínguez, quien fuera su maestro en la ENA.

Con su pérdida temprana, la cultura villaclareña y cubana extrañará de manera notable a un artista que vivió para introducir aires de contemporaneidad en el movimiento de las artes plásticas del territorio.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Juan Aguilera Carbonell. dijo:

1

12 de septiembre de 2016

15:00:56


Edelso Machado es un pintor de paisajes que sento catedra en esa genero de la Pintura en Cuba, es una lastima que no haya una Web site con sus obras para poderlas apreciar aunque sea por internet. Es digno que se le recuerde por su obra y su magisterio destacado, se lo merece.