ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Evocar la figura de José Antonio Aponte, líder de la primera conspiración en la que marcharon juntas una propuesta anticolonial y la a­s­piración de erradicar el ominoso régimen esclavista, no es un mero ejercicio de rescate de la memoria histórica, sino una responsable y consciente acción encaminada a promover valores necesarios para defender y proyectar el modelo social que libremente hemos elegido.

Escritores y artistas, pertenecientes a diversas asociaciones de la Uneac y a la Comisión Aponte de la organización, de acuerdo con líderes comunitarios y del Consejo Popular en la barriada de Pogolotti, radicada en el municipio capitalino de Ma­rianao, convocaron a los vecinos de ese enclave urbano para conmemorar el aniversario 204 de la muerte del luchador independentista y abolicionista.

El escenario, por sí mismo estaba cargado de simbolismo: el parque Mambí. Un modesto monolito rinde tributo a las huestes del Ejército Libertador que siguieron a Céspedes y Martí, a Gómez y Maceo, en epopeyas precedidas por el gesto de Aponte y sus compañeros en 1812.

Alberto Luberta, reconocido es­cri­tor para la radio, recordó cómo antes de que las autoridades de la re­pública neocolonial decidieran do­tar a las calles de Marianao de nú­meros, la calle donde nació y creció se llamaba Maceo.

El profesor Ramón Cuétara, destacado pedagogo en el campo de la Geografía, se refirió a la necesidad de fomentar el sentido de pertenencia y afianzar el compromiso de la comunidad con revertir los estigmas de la marginalidad, como lo han hecho en las últimas décadas el Ta­ller Integral de Transformación Ba­rrial y el Centro Martin Luther King Jr., radicado en esa urbanización; en tanto el activista social Joaquín Oli­vera exaltó tanto las tradiciones obre­ras de las familias del barrio, fundado en 1911, como a la vida cultural de la nación.

Laureada en el 2008 con el Pre­mio Na­cional de Historia, la doctora Francisca López Civeira destacó la im­portancia de vincular el legado de Aponte a los perfiles identitarios se tra­ta de los pobladores del barrio y a la ac­tualidad.

Cantos patrióticos, desde la rum­ba, fueron entonados por Pedro Ce­les­tino Fariñas, uno de los mejores ex­po­nentes del género, celebrado entre los asistentes por un ícono de la cultura re­sidente en Pogolotti, el maestro Os­car Valdés.

“Todo lo que hagamos por destacar al significado histórico de Apon­te y de todos los que en su época, después y ahora entendieron que libertad y justicia social son nociones inseparables, será útil, pero lo será más en la medida que ese pensamiento sea apropiado por las nuevas generaciones”, comentó He­riberto Feraudy, presidente de la co­misión Aponte, de la Uneac.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Rafael Rodríguez Beltrán dijo:

1

12 de abril de 2016

09:42:03


Acaso hubiera sido oportuno mencionar la novela del escritor villaclareño Ernesto Peña, que obtuviera el premio novela Alejo Carpentier en 2010 "La biblia perdida" y que, me parece, es la primera que aborda literariamente, la personalidad de Aponte.