ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Internet

“Los Rolling Stones no se retirarán de los escenarios en mucho tiempo. Ellos están muy bien y estarán actuando más que ninguna otra banda en la historia”, dice a Granma el director de producción de la legendaria banda británica, Dale Skjerseth, en un recorrido por los terrenos de la capitalina CiudadDeportiva donde ya casi está listo el escenario para el esperadísimo concierto de Los Stonesel próximo 25 de marzo.

Dale, quien lleva trabajando con los Rolling desde 1995, espera que el concierto en La Habana rompa el record de asistencia del concierto en la playa de Copacabana, en Rio de Janeiro, un show que reunió en 2006 a más de 1 300 000 fans de todas partes de Brasil y del exterior como parte de la gira mundial Bigger Bang. “Ellos tienen muchos deseos de venir a entregar su música al pueblo cubano. Espero que rompan récord de asistencia en La Habana”, señala el productor Stone.

El concierto en La Habana será el punto final de la gira de los Rolling por Latinoamérica que arrancó el pasado mes de febrero bajo el nombre Olé Tour. La última parada de la banda antes de aterrizar en La Habana fue en México donde despacharon dos multitudinarios conciertos en los que pusieron a hervir al público con clásicos como Paintitblack, Gimme Shelter y Satisfaction. “Cada noche cambian el espectáculo pero no dejan de tocar tocan los clásicos de siempre. Son grandes conciertos en los que derrochan mucha energía”, explica.

Dale asegura que el concierto en La Habana será “sorprendente” y que los asistentes “nunca volverán a ver algo así”. “ En Cuba nunca se volverá a ver algo como lo que sucederá en el concierto. Será un show impresionante. No habrá teloneros ni invitados, Los Stones tendrán la noche para ellos solos. ”

El equipo de los Rolling y las autoridades cubanas comenzaron a organizar el concierto hacemás de seis meses y las negociaciones pasaron por varias etapas hasta que finalmente se concretó la fecha del show el próximo 25 de marzo. El productor explica que ha recibido un gran apoyo por parte de Cuba y que está“muy satisfecho” por la manera en que ha avanzado la preparación del concierto. “Cuba nos abrió la puertas desde el principio. Hemos recibido todo el apoyo de las autoridades cubanas y ha sido un desafío aprender y enseñar a las personas cómo trabajamos”.

Para los Rolling, dice, este concierto será “algo muy especial”. “La visita a Cuba será algo especial para ellos. Nosotros hemos traído todo. A los Rolling les gusta viajar con todo el equipamiento. Además, se sabe que todo lo que han hecho durante su historia se ha convertido en un hito”.

El concierto, que no será transmitido por televisión porque no lo permiten los derechos de imagen de la banda, comenzará a las 8: 30 p.m. y durará dos horas y 15 minutos, aunque Dale no descarta la posibilidad que se alargueun poco más. “Si se extiende será solo decisión de la banda. ”Sé que ellos le hablaran a los rockeros cubanos y al público desde el escenario, desde la música. Será algo impresionante”.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Roberto dijo:

16

27 de marzo de 2016

03:16:50


La música es otra forma de colonización cultural y económica. Les cuento como se hizo en la Argentina: Por la década de 1950, el tango y el folklore prevalecían por las radios. Surge en esa época los discos y la difusión a través de reproductores personales. Llegan a Argentina compañias como R.C.A Victor, etc. ....y comienzan a pagar en los programas de radios para la difusión de sus temas. Estos van inponiendose a los temas nacionales y un descrédito por toda la música nacional en español. El estado no proteje y con los años se impone todo lo extranjero, y se llega a enormes recitales que cuestan millones de dolares...modas de vestimentas, dichos y formas de sobre las drogas, se entra a una colonización mental hoy ya difícil de salir.