ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
El ballet Vilma se estrenó el pasado 28 de agosto con motivo del aniversario 85 del natalicio de Vilma Espín. Foto: Nancy Reyes

A través de su rica historia, que ya acumula 67 años de incansable brega, el Ballet Nacional de Cuba ha contado para el logro de sus grandes metas artísticas y sociales con especiales factores de inspiración y de estímulo. Figuran entre ellos la inagotable fuente nutricia de nuestro pue­blo, que ha entregado, de manera permanente, su ina­gotable cantera de talento; el aliento y la comprensión de los sectores más progresistas de la nación, que en el bochorno republicano no le escatimaron el más decidido y desinteresado apoyo, cuando todo ese em­peño de crear un gran ballet cubano parecía una utopía imposible de convertir en realidad; y ya, en los tiempos nuevos, tras la alborada revolucionaria del 1ro. de ene­ro de 1959, el completo y total respaldo de los organismos del Es­ta­do y el Go­bierno, cuyos máximos dirigentes no han escatimado es­fuer­zos para lograr que el arte y la cultura en nuestra patria florecieran con todos y para el disfrute de todos, con las cotas más altas.

Reflexiones como estas despertaron el emotivo homenaje que, pre­sidido por la compañera Teresa Ama­relle Boué, secretaria general de la Federación de Mujeres Cu­banas, miembros del ejecutivo de esa or­ganización y Débora Castro Espín, hija de la legendaria heroína, tributaron hace pocos días al Ballet Nacional de Cuba como reconocimiento por el estreno del ballet Vilma, con coreografía de Eduardo Blanco, el pasado 28 de agosto, con motivo del aniversario 85 del natalicio de Vilma y el 55 de la organización femenina que dirigiera desde su fundación hasta los días finales de su vida.

En un hermoso ambiente de con­fraternidad y amor, se revivieron allí los estrechos lazos que unieron a Vilma con nuestro ballet, con Alicia Alonso y las máximas figuras de la compañía, así como con todos aque­llos que al paso de los años han integrado el colectivo del Ballet Nacio­nal de Cuba. Reflexiones sobre las vivencias tenidas al paso de la historia permitieron, a los más jóvenes integrantes del BNC y al grupo de alumnos de la Escuela de Ballet que participaron en la puesta en escena, conocer y valorar tan especial cercanía. Revivieron allí la sostenida pasión de la heroína de la sierra y el llano por el arte del ballet, el cual estudió y practicó durante sus años juveniles; su habitual asistencia a nuestros espectáculos en compañía de sus hijos pequeños, a los cuales inició en la sensibilidad por tan exquisita forma de la dan­za, sus vínculos con nuestros maestros y es­pecialistas en la confección de textos y bailables para los planes de Educación Estética en los círculos infantiles; su incentivo a los espectáculos didácticos que durante años ofrecimos para las alumnas de las escuelas de campesinas Ana Be­tan­court, del Plan Maka­renko y en otros gestados por ella para la superación de la mujer cubana.

También fueron recordadas allí, entre otras muchas, sus apariciones en el propio escenario de la sala Lorca del Gran Teatro de La Habana, después de cada función, para regocijarse con los grandes triunfos de nuestra coreografía, co­mo el ba­llet Tarde en la siesta, de Alberto Mén­dez, obra que definió siempre como “un clásico nuestro”, como “nuestro Grand pas de quatre cu­bano”; del rescate de lo más valioso del folklore latinoamericano, du­rante la creación co­lec­tiva de Nues­tra América, a la que aportó atinadas sugerencias; o en la audacia de Ad Libi­tum, que unió por primera vez el arte de Alicia con el del inolvidable, su también amigo, An­to­nio Gades. Allí, tocados por el má­gico respeto que guarda el recinto donde desplegó sus más complejas tareas como dirigente, pudimos sen­tir nuevamente el halo de sensibilidad, fineza y amistad que nos unió siempre a ella. Fue una tarde de mu­tuo agradecimiento, que permanecerá histórica.

 *Historiador del BNC

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Dr. Obregòn dijo:

1

28 de septiembre de 2015

07:08:22


Para conocimiento general. Slds. Morejòn

Juana dijo:

2

28 de septiembre de 2015

17:21:27


fui formada por su hija Mariela que me impartiò la asignatura Educaciòn Musical en la carrera de licenciatura en Educaciòn Prescolaraño 1986-87 Muy bien por ella