ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Carlos Melián. Foto: Cortesía del entrevistado

El joven cineasta cubano, Carlos Melián, prepara su primer largometraje tras haber participado en varias ediciones de la muestra de jóvenes realizadores, con obras des­tacables y arriesgadas como  5 minutos, Reunión de padres y Pizza de jamón.

“El caso Nolberto llegó a mí porque quería hacer un filme que le gustara a mi papá, es decir una pe­lícula donde sucedieran cosas, proyectada más bien hacia un espectador medio. Por otra parte siempre he sido aficionado a la novela negra de Raymond Chandler y Dashiel Ham­met, a ese héroe de-sencartonado, que creo está muy cercano a mí y a la realidad cubana actual. Quería diseñar un personaje que sobre todo siempre estuviese en una posición ética hacia su entorno, y en ese sentido el género noir tiene mucho potencial”, afirma este pe­riodista y realizador desde su ciudad natal, San­tiago de Cuba.

—¿Puedes adelantarnos el ar­gumento de la película?

—Se trata de un investigador institucional, expolicía, al que le en­cargan encontrar a una mujer que se tenía como trabajadora intachable, y que ha desaparecido. Nol­berto, mi investigador, en un acto de fe, confía en que ella no se ha ido de la ciudad como los demás, y no está equivocado, solo que en la marcha de la película va encontrando que no era tan buena como pensaba. Pero tan poco era esencialmente mala. Ahora mismo el pro­­yecto está en fase de desarrollo y reescritura del guion gracias a un apoyo recibido en la Sección Ha­cien­do Cine de la 14 Muestra Joven del Icaic.

—Realizar el primer largometraje es una decisión muy importante en la carrera de cualquier cineasta. ¿Qué te impulsó a dar ese paso?

—Luego de Pizza de jamón pen­sé que el formato de corto no me permitía desarrollar toda la complejidad que necesitaba. En una película me gusta más indagar en el alma del personaje, que decir algo que ya sé. Las cosas que ya sabemos son muy cerradas, muy pobres, prefiero lo que no conozco. Indagar en aquella película, por ejemplo, me costó que no me quedara como corto ni como largo, y al final tuve que sacrificar material y se sintieron esas carencias. En general el corto dejó de serme atractivo.

—¿Qué crees que haya aportado realmente a tu formación la muestra de jóvenes realizadores?

—Buena parte de lo que soy ha sido gracias a la Muestra y me gusta defenderla por eso. No soy graduado de cine de ninguna de las escuelas y facultades cubanas, así que este fue el espacio que tuve para ver, hacer contactos, aprender a conformar proyectos y a soñar con que podría dedicarme a esto aun siendo de provincia y desde provincia.

—¿Qué significa ser hoy un cineasta joven en Santiago de Cuba?

—En Santiago de Cuba hay mu­cho desconocimiento sobre las disciplinas que rodean al audiovisual específicamente hablando de cortos y largos de ficción, y de documental también. Entre las otras artes los realizadores somos minoría entre la minoría. Creo que incluso en la misma TV local se manifiesta la carencia de una Facultad de las Ar­tes de los Medios de Comu­ni­cación. En mi caso siempre he necesitado de profesionales que he traído de La Habana, porque el mundo actual exige elaborar productos competitivos que revelen calidad técnica, y que puedan recuperar, al menos, la inversión hecha. Me preocupa establecer siempre un enfoque responsable hacia la profesión, buscando que sea sostenible, algo que está a tono con los propios lineamientos que Cuba se impone ahora. Creo que hace falta incentivar la cultura de la realización en todo el país, el imaginario de esas zonas, es un patrimonio que está virgen, sin voceros portadores. Santiago, en este caso, es una ciudad muy interesante, con mucho potencial.

—¿Percibes diferencias entre ha­­cer cine en el oriente cubano y la capital?

—Hay una diferencia bastante interesante. El audiovisual que se hace en provincias es más libre y diverso en cuanto a los temas. His­torias que son inimaginables, por ejemplo, entre los jóvenes realizadores de la capital. Muchas de las historias que cuenta, por ejemplo, el Movimiento Au­diovisual de Nuevitas, Camagüey, tiene que ver con historias que se cuentan en esas propias comunidades. En Villa Clara hay otro brote de realizadores, pero de animación. En Puerto Padre, Las Tunas, vive uno de los mejores animadores que tiene Cuba ahora mismo, Marcos Menéndez, con premios y reconocimientos internacionales. A veces aun cuando el resultado final es muy pobre, los filmes de provincia tienen fuerza, personalidad. Esto me parece un comportamiento social muy interesante, por una parte revela desatención institucional, pero por otra revela libertad, creatividad.

—¿Para cuándo crees que estará listo El caso Nolberto?

—El guion está bastante adelantado. En general creo que será una batalla dura hacerla. Primero porque la quiero hacer en Santiago, y eso no será fácil, hay que enamorar a funcionarios tanto de aquí como de allá que se van a ver ante una situación nueva. En segunda porque necesito fondos para hacerla y con mi distancia de la capital será difícil acceder a ellos. En tanto es necesario hacerla en Santiago porque es sobre un hombre que no quiere abandonar su ciudad. La emigración de profesionales es una sangría que el interior del país sufre mucho más. Este proyecto, la creación de puestos laborales que creará, será nuestra forma de responder a este fenómeno, así que es mu­cho más que una película.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Espectadro Criptico dijo:

1

17 de junio de 2015

10:28:59


Si quiere exito le recomiendo incluir: 1.- muchos desnudos (aunque no sean necesarios) 2.- muchas malas palabras 3.- no dejar de mencionar las miserias del periodo especial 4.- mucha corrupcion (sobre todo de funcionarios) 5.- narrar las miserias que ya todos conocemos. Oiga, con eso no solo triunfa aqui sino tambien afuera, sobre todo en España!!! Ademas, asi cataloga como "buen filme cubano"

Alejandro GR dijo:

2

17 de junio de 2015

14:09:33


Felicidades hermano mio!!!!!.... el que persevera triunfa... aunque todavia no tienes el premio en la mano, pero al menos ya estas en los medios nacionales... digo esto, pq este señor es primo hermano mio, nos llevamos meses de diferencia en la edad y hemos vivido ambos, aunque desde provincias diferentes, nuestras vidas a la par, conociendo uno lo del otro en cada momento... sé del sacrificio y el empeño que le ha puesto y dedicado a esta rama de la cultura. No ha escatimado esfuerzos, ni se ha amilanado ante "paredes humanas" para alcanzar el sueño de ser cineasta... como dice: "he necesitado de profesionales que he traído de La Habana", no solo de alla, de Holguin tambien, e incluso, les ha brindado sus recursos, los de la casa, los del cubano de a pie, y no es que tenga mucho, pues creo que solo ha tenido el animo y el deseo de hacer las cosas... y asi, siguio adelante... te felicito y me siento orgulloso de ti y por ti... siempre pense que ibas a llegar por tu esmero y empeño, aunque dude muchas veces por todos los problemas que has pasado en tu vida profesional, cuando nadie entiende esas ideas locas que a veces defiendes y que no caminan en las mentes que no cambian aun... sigue adelante hermano, me imagino como deben tener el pecho hinchado Tio y Tia, y todos los que conocemos tu trayectoria en estos andares, de ver que al fin comienza a verse la luz desde lo mas recondito de la cueva... un abrazo...

Alberto dijo:

3

17 de junio de 2015

15:25:11


¡Ánimo, Amigo!. Permíteme llamarlo así. No escatime esfuerzos que el que persevera triunfa. Soy un obrero matancero, de "a pie" como Usted y, desde ya pido porque las autoridades de su provincia lo apoyen en esta misión que se ha propuesto. Eso sería también parte del proyecto de homenaje a su heroica ciudad por los 500 años de fundada. Ojalá no encuentre muchos obstáculos y sí comprensión y apoyo. Espero ver su largometraje en la Pantalla grande. Saludos, Alberto

Fernando Cabreja Garcell dijo:

4

17 de junio de 2015

17:59:57


Me alegro infinitamente que Carlos Melián esté en camino de su ópera prima como Realizador de Lartgometraje. Osadía y rigor tiene,confío en su punto de vista,en sus herramientas narrativas y estéticas en general.Para él,mi cariño,y mis votos porque sea una película que le abra las puertas a su talento.

Barbara H. Tapanes dijo:

5

18 de junio de 2015

08:38:29


que bueno q siguen creciendo las filas d nuevos realizadores. Pienso q es importante q se hagan largometrajes fuera d La Habana, con argumentos d otras provincias. Te deseo éxitos en tu empeño, q logres el apoyo necesario, y el financiamiento. El cine es carísimo, pero vale la pena.