ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
El Capital, último filme de Costa Gavras, presentado por el cineasta en la edición 18 del Festival de Cine Francés que se celebra en Cuba. Foto: Archivo

Costa Gavras vuelve a demostrar con El capital que sigue siendo el mismo insurrecto de siempre y que artísticamente se pasea por el mun­do, ojos bien abiertos, para re­volver cuanto estercolero e inmundicia po­lítica y social encuentre a su pa­so.

Lo demostró hace más de cuarenta años cuando sorprendió con Z, una de esas películas con la fa­cultad de quedarse en el recuerdo, y luego Estado de sitio, De­sa­parecido, La caja de música y Amén, entre otras,  una cinematografía la suya en la que siempre aparecerá el interés por tratar te­mas históricos, políticos y sociales, porque desde muy joven el cineasta comprendió que el cine también es una formidable arma de denuncia.

Es ese, en esencia, su capital muy par­­ticular e inconmovible al paso del tiempo.

El filme que ahora presenta en el Festival de Cine Francés fue realizado en el 2013, cuando el cineasta estaba a punto de cumplir ochenta años y alegra ver cómo renueva fres­cura e imaginación para, a partir de una novela de Stéphane Osmont, contarnos acerca de un economista  de desmedida ambición, ca­paz de venderle el alma al diablo con tal de aumentar la competencia de su em­presa, anticiparse a los mer­cados y lograr una expansión sin fronteras, ya que cuenta con un tiburón cómplice del otro lado del océano.

Se trata de un thriller financiero, en clave de comedia, relacionado con la última crisis económica. Apreciable historia por cuanto está llena de apuntes incisivos que la hacen fácil de entender, y ya se conoce que las maniobras bancarias presentes en no pocas películas realizadas en los últimos años, si bien interesantes, no siempre son comprendidas con la claridad indispensable, debido a lo enrevesado del tema.

Se luce el cómico de origen ma­rro­quí Gad Elmaleh en su papel de taimado arribista con tres principios fundamentales como estandarte: dinero, poder y sexo, personaje con toda intención arquetípico. para que no quede duda de cuáles son sus intenciones y de qué colores es­tá teñido el mundo que lo rodea.

Moraleja clarísima la de este fil­me, y en ese contexto hay que si­tuar la obsesión del protagonista por la “top model” tan cara como alo­cada, ha­cia el final del metraje, historia “amorosa” recreada bajo un signo de ci­nismo y sorna, el mismo con que se describe el universo florido en el que cualquier asomo de humanidad es aplastado por los fríos números de la ambición y las ga­nancias.

Un buen thriller con suspenso in­cluido este El capital, del maestro Cos­­ta Gavras, y también una manera de recordar que  los descalabros económicos, ahora contados en to­no de comedia, pudieran regresar en la vi­da real, de nuevo como tragedia.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Dany Daniel dijo:

1

8 de mayo de 2015

12:37:36


Buen Filme ¨El Capital¨, ya estrenado en television....no se recordara en el 2020...pero se deja ver y entretiene...y hasta puede enseñar a todo ignorante que no comprenda como funciona el capitalismo....