ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Jennifer Lawrence y Bradley Cooper en Serena.

Estrenada este sábado por la televisión, Serena (2014) es una de las últimas “apuestas fuertes” de Hollywood a partir de que sus dos actores protagónicos, los taquilleros Jennifer Law­rence y Bradley Cooper, ya se ha­bían reunido con éxito en tres filmes anteriores (y hasta de romance entre ambos se habla). Ello, además de que la directora danesa Susanne Bier es de probada calidad y la cinta se inspira en una novela de mucho éxito.

El calificativo de “taquilleros” no les resta méritos en lo absoluto a los reiterados desempeños de Cooper y Lawrence, en especial ella, que a los 24 años ha demostrado con creces ser mucho más que la última cara bonita de Hollywood, y habría que recordar que su actuación en Hue­­sos de Invierno (2011), marcaría el comienzo de un éxito sin resbalones.

Precisamente la actuación de Jenni­fer Law­rence es lo mejor de Se­rena y viéndola se recuerda a la Bar­bara Stanwyck de los años cuarenta y cincuenta, capacitada para papeles de mujer independiente con un sig­no de perversidad.

Pero aquellos rasgos de mujer fatal que los directores le hacían acentuar a la Stanwyck, la Lawrence los matiza a la perfección en el personaje apasionado y perverso de Serena, no obstante estar envuelta en un guion que casi desde el mismo inicio no sabe ocultar sus derroteros y termina redondeando un melodrama clásico, a la manera de los realizados por Hollywoood hace más de medio siglo, aunque con menos emociones legítimas.

No obstante el bello despliegue fotográfico de Serena, y su historia de amor, celos, pasión y muerte ubicada en los años de la depresión, el tufo de “algo ya visto”, repleto de tópicos y con un final más que convencional, no hay quien se lo quite.

¿Qué pasó entonces con la experimentada Susanne Bier?

La pregunta no lleva implícita la exigencia obligatoria de una calidad a toda costa, algo inimaginable, pues sobran los creadores con una obra irregular, y otros que luego de acariciar los triunfos más excelsos no en­cuentran luego el camino del éxito, pues ya se sabe que no todos los días se puede tocar el firmamento con un dedo.

Pero el caso de la danesa Susanne Bier es significativo, ya que después de comenzar al lado de Lars von Trier y los postulados del movimiento Dogma 95 se aparta muy pronto de ellos, entre otras razones por considerar la música y demás riquezas del lenguaje fílmico como factores determinantes.

Luego de triunfar en Europa con varias cintas, entre ellas En un mundo mejor (2010)), ganadora del Oscar a la mejor película extranjera, y de alternar con trabajos en la cinematografía norteamericana, la inteligente y prolífica Susanne Bier filma Serena po­co después de haber declarado que le interesa “contar historias profundas, para una audiencia lo más amplia po­sible”.

Hoy se dice de ella que en Holl­y­wo­od­ la consideran una directora alternativa, y en Europa una directora comercial.
Lo cierto es que en este último filme suyo, acerca de un hombre y una mujer que luego de enamorarse en Boston se van a conquistar la América profunda, no deja de ser uno más del montón.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Viviana dijo:

1

24 de marzo de 2015

09:27:21


Perfecto, de acuerdo en todo, aunque también me acuerdo de Lana Turner en papeles de femme fatal. Es bueno comentar de vez en cuando películas de la tv por la gran audiencia que tienen y la necesidad que tienen algunos televidentes,o muchos televidentes, de que los alumbren, Viviana

nrt dijo:

2

24 de marzo de 2015

20:26:26


La mejor actuacion de Jennifer la tuvo en una de sus primeras peliculas, Winter Bones, donde hace una interpretacion impresionante. Quien la vio podia vaticinar una gran artista, pero desgraciadamente, sin ser extremadamente bonita, la han convertido en una "carita". Ojala con Serena haya retomado el camino de la excelencia.

Aram Joao Mestre León dijo:

3

25 de enero de 2016

13:21:41


Mi hermano y yo estamos un poco cansados de ver a Jennifer Lawrence junto a Bradley Cooper, ya son 4 películas (Silver linings playbook (un filme bastante regular, nada outstanding), American hustle, Serena y Joy). La película no estuvo mal, pero no tan buena como para dejarla ocupando espacio en el disco de la computadora.