ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Consciente del efecto multiplicador de la televisión e imbuida de pasión por uno de los íconos culturales de su ciudad natal, Josefa Bracero tomó la iniciativa de concebir una realización audiovisual para enaltecer a la camagüeyana Gertrudis Gómez de Avellaneda en el bicentenario del nacimiento de una de las escritoras más notables de las letras hispanas del siglo XIX.

A partir de este domingo a las 9:15 p.m., con una duración aproximada de cinco minutos, Cubavisión estrenará Gertrudis, Tula o amiga. Bracero, reconocida por su ingente labor vinculada al rescate de la historia de la radiodifusión cubana, se lanzó, junto a la directora Marilú Macía, en un aventurado proyecto que escapa a los códigos del documental para mostrar, en breves chispazos, la impronta lírica de una mujer que desafió las convenciones de su época.

Valiéndose hasta cierto punto de la estética del video clip, Bracero optó por ilustrar en cinco entregas varios de los poemas más significativos de la Avellaneda, dichos con sobriedad y sentido por una actriz de pura cepa, Aurora Pita.

En su voz se revelan la carga emocional que llevó a la Avellaneda a escribir Al partir —centro del primer capítulo, que incluye fragmentos de otras ofrendas—; la confesión de su arte poética (A la poesía, cap. 2); la altura elegíaca con que cantó a la muerte de José María Heredia (cap. 3), la intensidad de la que quizá sea su página más desgarradora (Amor y orgullo, cap. 4) y la lacerante intimidad de La noche de insomnio y al alba (cap. 5).

Si en los tres primeros capítulos, la selección de imágenes aunque acertada no deja de ser convencionalmente ilustrativa —los rostros de Tula joven y adulta representados respectivamente por Olivia Rodríguez y Gilda García; secuencias de la serie La Peregrina, de Fidel Oliva; paisajes y estampas de Puerto Príncipe—, en los dos que cierran la serie llegará al televidente un acto de creación que muy bien pudiera tener vida autónoma, con posterioridad, en otros espacios de la pequeña pantalla.

Bracero entusiasmó al Ballet de Camagüey y a su directora, la maestra Regina Balaguer, para que se incorporaran al proyecto. Uno de los más desatacados coreógrafos de la compañía, José Antonio Chávez, halló motivaciones para reflejar en el lenguaje de la danza clásica los poemas citados de la Avellaneda y hallar correspondencias en el sello romántico del segundo movimiento de la Séptima, de Beethoven, y una de las baladas de Liszt, mediante un pas de deux y un pas de trois en el que intervienen Darilys Camejo, Anamary Bello, Esnel Ramos y Jesús Corrales, quienes bailaron en la escena del Teatro Principal ante las cámaras de TV Camagüey.

Con Gertrudis, Tula o amiga se lanza una señal para el mejor conocimiento de una escritora inequívocamente cubana.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

ROBERTO dijo:

1

22 de marzo de 2014

17:02:19


BIEN POR ESTA REALIDAD DE LA PANTALLA TELEVISIVA CUBANA. FELICIDADES A JOSEFA Y A TODOS LOS QUE INTERVIENEN EN ESTA "SEÑAL PARA EL MEJOR CONOCIMIENTO DE UNA ESCRITORA INEQUÍVOCAMENTE CUBANA". ROBERTO