ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Roberto diago Foto: Internet

Luego de cuatro años sin presentar sus cartas credenciales en la Isla con una expo personal, Roberto Diago llega al Centro de Arte Contemporáneo (CAC) Wifredo Lam, con la muestra El poder de tu alma, nueva reverencia a sus ya recurrentes orishas de la religión afro.

Según el propio artista explicó a la prensa, el nombre de la exposición surge a partir de sus trabajos para una serie dedicada a Obbatalá, donde prioriza lo espiritual, por encima de la anécdota y la figuración, y en la que el blanco, como color, se adueña de los espacios y las formas. Por tal motivo, le vinieron muy bien a Diago las paredes negras del CAC —pintadas recientemente para la muestra de videos Memorias de la Obsolescencia— y que el artista utiliza ahora para resaltar la magnitud de las piezas, en su mayoría de mediano y gran formato.

El metal, la madera y la tela, son los materiales utilizados en esta serie inédita en Cuba, aunque algunas de las piezas ya recorrieron ferias y exposiciones internacionales. Con curaduría de Marilyn Sampera, la muestra, que se presenta hasta el próximo 11 de enero, refleja evidentes conexiones con su trabajo anterior, en clara continuidad a una poética —ahora— mucho más cercana a la abstracción.

En cada una de sus piezas, Diago da cuenta del proceso de síntesis y depuración que caracteriza su producción actual, donde desaparecen lo anecdótico y prima la relación objeto-espacio. En esta ocasión, las planchas de madera o metal, los desgastes, remaches y soportes adquieren vida propia, para asumir cierta independencia de su pieza original, tal es el caso de las obras correspondientes a las series Queloide y El rostro de la verdad.

La muestra, clara apuesta por la monumentalidad de la línea y la representación matérica invita a dialogar sobre el mundo interior, escondido y recóndito de lo que no tiene vida.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.