ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Agüiri Yo en plena faena rumbera. Foto: Anabel Díaz

Liderados por Julio Ochoa, Agüiri Yo —"escúchame" en lengua bantú—, culminó el 2013 con una agenda de realizaciones que los llevó a protagonizar varias de las más sonadas sesiones del Palacio de la Rumba, a promover en las comunidades la proclamación de la expresión como Patrimonio Cultural de la Nación y a figurar, junto a Yoruba Andabo y el maestro Orlando Alonso (El Bailarín), como uno de los emblemas del proyecto Timbalaye, que celebró bajo la dirección de Ulises Mora e Irma Castillo su más reciente festival internacional en La Habana, Matanzas y Santiago durante el último verano.
"La fortaleza de nuestra manera de hacer rumba —señaló Ochoa luego de compartir una presentación con el colectivo de Granma en ocasión del aniversario 55 del triunfo de la Revolución— está en no repetir fórmulas; respetamos la tradición pero nos guiamos por las exigencias de los bailadores y el público de hoy, sobre todo los jóvenes".
Es por ello que en el formato de Agüiri Yo, las tumbadoras son escoltadas por un set híbrido de percusión (batería con campanas y timbales) y un juego de tambores batá ejecutados por un solo instrumentista, lo cual imprime un peculiar dinamismo a las variaciones rítmicas, mientras que en el desarrollo de las inspiraciones hacia la sección final de cada pieza —el diálogo entre el solista y el coro— se nota la influencia de las improvisaciones timberas.
"La rumba, y especialmente el guaguancó, que es una expresión urbana —comentó Ochoa— tiene que poner el oído en el barrio, en el acontecer cotidiano, para no quedar congelados. El barrio también ha cambiado; Jesús María, Atarés, Los Sitios, Cayo Hueso, Pogolotti y otras comunidades rumberas por excelencia han evolucionado. En estos tiempos nos ha ayudado también una mayor comprensión social e institucional del papel de la rumba y los rumberos en nuestra cultura. La proclamación de la rumba como Patrimonio Cultural de la Nación ha abierto muchas puertas".
Los actuales integrantes de Agüiri Yo sienten orgullo de su trayectoria. Entre sus fundadores estuvo Mario Chavalonga, una leyenda del folclor.
"El amor a la Patria y el compromiso con la Revolución, están presentes en nuestro repertorio —ex-plica— y es otra de nuestras fortalezas. Si queremos que la rumba siga proyectándose hacia delante, tenemos que ser leales a lo que somos".

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.