ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Los trabajadores tienen derecho al disfrute de un mes de vacaciones anuales pagadas por cada 11 meses de labor efectiva. Foto: Ronald Suárez Rivas

Para algunos podría parecer un asunto sencillo, casi inocuo, distante de contradicciones o malentendidos. Tal vez por la claridad de lo legislado; tal vez por lo cotidiano.

Al tema de las vacaciones anuales pagadas, sin embargo, aún lo envuelven inquietudes, en especial aquellas relacionadas con su planificación, la cual debe tomar en cuenta, caso a caso y sin menoscabo de los derechos de los trabajadores, los requerimientos de la producción y los servicios en los centros laborales.

A pocos días de que comenzaran las actividades previstas para el verano resulta oportuno recordar la letra de lo dispuesto, en un periodo donde no pocos ponen pausa a sus quehaceres.

La Ley No.116 Código de Trabajo, del 2014, explicita que los trabajadores tienen derecho al disfrute de un mes de vacaciones anuales pagadas por cada 11 meses de labor efectiva; y el máximo de descanso es de 30 días naturales.

No obstante, quien por la naturaleza de la actividad que desempeña u otras circunstancias no trabaje 11 meses, tiene derecho a vacaciones pagadas por un tiempo proporcional a los días efectivamente laborados.

Según la norma, las ausencias al trabajo, incluidas las originadas por enfermedad, accidente y otras en que no se paga salario, interrumpen la acumulación del tiempo de descanso y de los salarios percibidos, la cual vuelve a reanudarse cuando el trabajador se reintegra a su labor.

Y si en algo son totalmente claras las disposiciones es en la obligación de los empleadores de conceder, en uno o varios periodos, las vacaciones anuales pagadas a sus trabajadores.

Con ese propósito, como es obvio, deben determinar un programa que considere las demandas de la producción o los servicios de cada centro y, a su vez, la efectividad del descanso.

También es responsabilidad del empleador, de acuerdo con el Código, adoptar las medidas para hacer cumplir el programa diseñado y, en ese sentido, el descanso puede otorgarse por periodos de 30, 20, 15, diez o siete días.

De igual modo, a solicitud del trabajador, pueden considerarse como vacaciones pagadas, dentro del periodo, las ausencias por cuestiones personales impostergables.

Eso sí, los plazos de descanso ­programados se disfrutan dentro del año de trabajo.

«Si transcurrido el tiempo acumulado para disfrutar dichos periodos surgen circunstancias excepcionales que demandan la permanencia del trabajador en su actividad, el empleador, oído el criterio de la organización sindical, puede posponer su disfrute o acordar con el trabajador simultanear el cobro de las vacaciones acumuladas y el salario por el trabajo realizado, garantizando el descanso efectivo de siete días al año como mínimo».

De todo lo acordado, subraya la norma, el trabajador y el empleador deben dejar constancia escrita, pues los días trabajados por esta razón acumulan tiempo y salarios a los fines del nuevo periodo vacacional.

ALGUNAS PREGUNTAS DE INTERÉS

–¿Qué sucede cuando el trabajador tiene más de un empleo?

–El trabajador con más de un empleo tiene derecho a disfrutar de un descanso efectivo de vacaciones anuales pagadas hasta de 30 días naturales y cobrar la totalidad de la retribución que por este concepto tenga derecho en cada contrato.

¿Cómo programa sus vacaciones el personal docente?

–En el caso de los ministerios de Educación y Educación Superior, así como de otros organismos con actividades docentes, la programación y concesión de las vacaciones al personal se ajustan a la organización del trabajo en el sector.

–¿Cómo se determina el acumulado de vacaciones y la cuantía de la retribución de cada trabajador?

–Para determinar el acumulado de días de vacaciones anuales pagadas y la cuantía de la retribución de cada trabajador, se multiplican por 9,09 % los días efectivamente laborados y los salarios percibidos durante el periodo acumulado que da derecho al descanso. El receso laboral de los días de conmemoración nacional, los feriados, las licencias retribuidas por maternidad pre y postnatal, los días de receso adicional retribuido y otros dispuestos legalmente, se consideran como días efectivamente laborados a los fines de la acumulación del tiempo y el pago de las vacaciones anuales pagadas.

–¿Cuándo comienzan a disfrutarse las vacaciones?

–Las vacaciones anuales pagadas comienzan a disfrutarse en día laborable. El empleador no puede disponer su inicio en días de conmemoración nacional, feriados ni de receso adicional retribuido o el día de descanso semanal del trabajador.

¿Cuándo se realiza el pago de las vacaciones?

–El pago de las vacaciones anuales concedidas tiene que efectuarse antes del último día de trabajo precedente al comienzo de su disfrute.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Omar Rodríguez Luna dijo:

1

5 de julio de 2018

06:28:08


estuve movilizado por un período de 4 meses como Vocal de la Comisión Electoral Municipal, ¿durante ese período tengo derecho a acumular vacaciones?

arturo manuel dijo:

2

5 de julio de 2018

06:39:34


¿Liquidación mensual o disfrute pleno? La legislación de trabajo va y viene con el devenir de los días, pero en muchos empleadores o entidades, aferrados a estereotipos consagrados por el uso habitual, discurren sin impacto alguno. Tal es el caso del disfrute de vacaciones para aquellos trabajadores cuyo vínculo laboral es signado por el contrato de trabajo por tiempo determinado. El artículo 61 del entonces denominado Reglamento General sobre Relaciones Laborales (Resolución Número 8 de 2005, hoy derogada) del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social disponía que la administración que contrata a un trabajador por tiempo determinado o para la ejecución de un trabajo u obra, puede liquidarle las vacaciones al mismo en cada pago o al finalizar el contrato. No obstante (continúa el precepto) cuando la relación laboral se presuma que debe extenderse por un período superior al año, las vacaciones anuales pagadas se acumulan y disfrutan por el trabajador según lo establecido en la legislación de aplicación general. En su momento, pocas administraciones, por no decir ninguna, observaron esta regla; hoy, mucho menos con el nuevo Código de Trabajo que tantas facultades conceden a los empleadores. Pero, ¿qué dice el Código de Trabajo al respecto? El artículo 101 de esta ley es crucial a los efectos de su aplicación, razón por la que segmento el análisis del precepto en sus dos párrafos. El primero de estos estipula que los trabajadores tienen derecho al disfrute de un mes de vacaciones anuales pagadas por cada once meses de trabajo efectivo.(…) Aquí es obvio que el término “trabajadores” no califica exclusivamente para aquellos que formalizaron un contrato de trabajo por tiempo indeterminado, sino que incluye a los restantes empleados, cualquiera que fuese su vínculo laboral con la entidad, amén de pautar el derecho de los trabajadores a un mes de vacaciones pagadas por cada once meses laborados efectivamente. El segundo párrafo del referido artículo apunta hacia aquellos trabajadores que laboran menos de once meses; entre ellos, por tanto, los trabajadores cíclicos y los contratados por tiempo determinado o para la ejecución de un trabajo u obra, cuyas vacaciones pagadas se corresponden, proporcionalmente, con los días efectivamente trabajados. De aquí que la entidad o el empleador pueda liquidar, mes tras mes, el acumulado vacacional. Pero el asunto es que un contrato por tiempo determinado puede prolongarse más allá de un año (pongamos como ejemplos el cumplimiento de una misión de colaboración en el extranjero del titular de la plaza o las licencias de maternidad prolongadas por una causa u otra), entonces, ¿por qué no pueden los contratados bajo esta modalidad de vínculo laboral disfrutar de su mes de vacaciones, si los titulares de los cargos o plazas lo disfrutarían? Me parece inicuo tal tratamiento a los trabajadores involucrados. La solución estriba en consignar una cláusula en el convenio colectivo de trabajo de la entidad (instrumento normativo doméstico olvidado con suma frecuencia por sus gestores: la organización sindical y el empleador), en clara rememoración del artículo 61 del derogado Reglamento General sobre Relaciones Laborales, cuya redacción pudiera ser, más o menos así, regulando el tratamiento vacacional de los trabajadores contratados por tiempo determinado o para la ejecución de un trabajo u obra: Los trabajadores contratados por tiempo determinado o para la ejecución de un trabajo u obra, por la entidad, cuya relación laboral se prolongue más de un año, tienen derecho a disfrutar de sus vacaciones pagadas, de acuerdo con el programa de vacaciones elaborado por la misma. Así parece más justo y apegado a la ley de trabajo esta importante arista del empleo.

teresa dijo:

3

5 de julio de 2018

11:24:39


necesito me aclaren una duda,por qué el trabajador no puede salir de vacaciones los dias 23 y 24 de julio (siendo los días 25,26 y 27 feriados) a incorporarse el dia 30 sin afectar los dias feriados y que no lo tengan en cuenta para las vacaciones.existe alguna ley que lo prohiba?

arturo manuel Respondió:


9 de julio de 2018

06:35:14

Nada prohibe que pueda salir de vacaciones esos días pero al amparo del articulo 111,inciso a) del Código de Trabajo, si se encuentra de vacaciones, los días feriados no se le pagarían doble, sino de acuerdo a su acumulado vacacional.Los trabajadores docentes del MINED y del MES en esos días están de vacaciones y cobran el acumulado correspondiente.

josé Francisco Hurtado Dávila dijo:

4

5 de julio de 2018

12:46:08


A mi entender "el pago" de las vacaciones me crea más mal que bien; cuando era oficial de las FAR, ahí si nos pagaban de verdad las vacaciones; o sea, cuando uno iba a salir le daban un dinero adicional para el difrute de ese tiempo en cualquier centro turístico; en la vida civil me encuentro que cuando salgo me dan un dinero y después me lo quitan en el próximo mes, lo que me desequilibra por completo mi planificación económica y en el mes que me quitan me dejan con mucho menos dinero del que necesito para gastar en mis necesidades básicas, dinero ya muy bajo dado lo deprimido del llamado salario que obtiene un trabajador en este país.

JESUS FERNANDEZ dijo:

5

5 de julio de 2018

13:39:32


Falta una pregunta: ¿Donde puede ir un trabajador en sus vacaciones?

Yago Respondió:


30 de julio de 2018

11:10:16

Donde usted quiera ir, a fin de cuentas es para descansar, es cierto que el salario no nos da para ir centros turisticos donde los precios son altos, pero no todo se reduce a eso.