ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Si entendemos que los gastos asociados a la Seguridad Social resultan cada vez más crecientes y que la dinámica del envejecimiento poblacional viene a reforzar esta tendencia, podemos percibir con mayor claridad los propósitos de las políticas y normativas jurídicas que se han venido adoptando, enfocadas, sobre todo, hacia la sostenibilidad de las prestaciones a que tenemos derecho los cubanos.

Desde los Lineamientos aprobados en el Sexto y Séptimo congresos del Partido ha sido explícita la voluntad de disminuir la participación relativa del Presupuesto del Estado en el financiamiento de la seguridad social y la aplicación de regímenes especiales de contribución en el sector no estatal.

Puesto en vigor desde el pasado 6 de febrero, el Decreto Ley No. 351, Del Régimen Especial de Seguridad Social para los cooperativistas de las unidades básicas de producción cooperativa (UBPC), hinca su raíz en estos principios y se ajusta, invariablemente, a la política de perfeccionamiento de las bases productivas del sector agropecuario.

Esta norma, dijo a Granma Haydée Franco Leal, subdirectora general del Instituto Nacional de Seguridad Social (INASS), significó una adecuación a las condiciones en que operan estas unidades; y aun cuando los sujetos transitaron del Régimen General a uno especial, ello no supuso perjuicio alguno en cuanto a los beneficios a que ya tenían derecho.

Anteriormente, estos cooperativistas, alrededor de 70 000 en todo el país y asociados a 1 532 UBPC, estuvieron protegidos por la Ley No. 105 de Seguridad Social, con las adecuaciones contenidas en la Resolución No. 10 de 1998.

El Decreto Ley No. 351 mantiene entonces la protección ante la enfermedad o accidente –ya sea de origen común o profesional–, ante la invalidez total, la vejez y la maternidad de la cooperativista. Y como en el resto de los regímenes, en caso de fallecimiento del cooperativista, se le brinda protección a la familia.

Con esta disposición, sostuvo Franco Leal, «se introducen determinadas adecuaciones, pues se trata de un régimen cuyo financiamiento parte del aporte individual de los sujetos que lo integran, el cual consiste en un 20 % de la base de contribución seleccionada de una escala con un mínimo de 350 pesos y un máximo de 2 000.

«Y es responsabilidad de la Junta Directiva de cada UBPC efectuar la retención de la contribución individual de los asociados, así como realizar el aporte al Fisco».

La afiliación a este Régimen, reiteró, resulta obligatoria y también forma parte de las obligaciones de la Junta garantizar la inscripción del cooperativista en el Registro de Contribuyentes de la Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT).

Respecto a los beneficios, Haydée Franco subrayó que se les reconoce a los cooperativistas el tiempo prestado con anterioridad como trabajador asalariado, así como el de sujeto de otro régimen especial, o  miembro de la UBPC, a los efectos de conceder el derecho a las prestaciones monetarias establecidas.

RESPONSABILIDADES COMPARTIDAS Y BENEFICIOS PROPIOS

La Contribución Especial a la Seguridad Social y la contribución que pagan, en este caso, los empleadores que contratan a personas beneficiadas por el Régimen General, constituyen las dos fuentes ordinarias de ingresos al Presupuesto de la Seguridad Social, el cual es deficitario, o sea, el cobro de estas contribuciones no es suficiente para dar respuesta al sistema de prestaciones que protege a todos los beneficiarios.

En el 2017, por ejemplo, el estimado de los ingresos por la Contribución a la Seguridad Social ascendió a 5 098 millones de pesos, mientras que los gastos superaron los 5 900 millones.

Como todos los años,  ese déficit, al decir de Vladimir Regueiro Ale, director de Ingresos del Ministerio de Finanzas y Precios (MFP), es financiado por el Presupuesto Central, de ahí la necesidad, a tono con la actualización del modelo económico, de disminuir, de forma progresiva y gradual, su participación en estas subvenciones. Y para ello, aseguró, es preciso sumar a los trabajadores.

En ese sentido, destacó que la contribución, a diferencia de otros tributos, se revierte en beneficio propio de quien la aporta.

«En Cuba, la Seguridad Social constituye una garantía para todo trabajador y se expresa en una responsabilidad compartida: la del Estado de brindar esa protección y la de los ciudadanos en participar en una cuantía para su financiamiento, que como se ha dicho, no es suficiente.

«En el caso específico del Decreto Ley No. 351, las UBPC retienen mensualmente, en ocasión de cada pago a los cooperativistas, la cuantía según la base de contribución seleccionada, y hacen el aporte al Presupuesto mediante el sistema bancario correspondiente, en el término de los primeros diez días hábiles del mes siguiente al que realizan el cierre».

Entre las facilidades mencionó que la inscripción de los cooperativistas como contribuyentes en la ONAT será de oficio, mediante los documentos de afiliación que haya elaborado la UBPC con cada uno de sus miembros.

Vladimir Regueiro insistió además en la disciplina, porque cualquier incumplimiento traería consecuencias económicas negativas. De no honrar la cooperativa, a nombre de su asociado, el compromiso en el término previsto, tendría que pagar una multa por infracción de los deberes tributarios y un recargo por morosidad.

En torno a la capacitación, informó que se ha desplegado un trabajo en todo el país con las instancias involucradas: MFP, INASS y Ministerio de la Agricultura, en pos de garantizar una certera aplicación de este Decreto Ley, que pretende, en definitiva, el sostenimiento del sistema de seguridad social, esencia trascendente de nuestro proyecto de país.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Roly dijo:

1

22 de marzo de 2018

04:42:43


Hace 8 años tengo contrato con la empresa pesquera en la captura de peces con mi embarcación y no me dejan pagar la seguridad social, sin embargo pago la onat, no entiendo.

yuniel Respondió:


22 de marzo de 2018

15:35:25

es posibrel que la seguridad social a ti te la descuenten de la factura de los pescados q entragas, debes indagar al respecto en tu entidad.

yuniel dijo:

2

22 de marzo de 2018

11:09:32


Yo he preguntado a los campesinos y a TCP y no tiene nociones de la importancia de esto o lo ven como un impuesto mas,sino como otra carga tributaria. incluso me asonbro del desconocimiento de muchos tcp que cuando estan enfermos con causas protegidas no hacen uso de la Seguridad Social. Recientemente conocí un caso de un tcp mecánico que no trabajo por un mes ya q estaba de reposo posoperatorio y se molesto cuando le digeron que tenia q pagar sus impuestos mensuales como siempre, no imaguino la falta de conocimientos de este y de la ONAT ante tal caso, cosa posible de evidenciar, el concluyó el asunto entregando la patente y se convirtio en uno mas q esta en su casa sin trabajar.Como comiensan a trabajar sin conocer sus derechos, el hecho q exista una ley no da porsi q todos la conozcan o comprendan, como se asesoran los TCP y campesinos ante las valvaridades e invocar a la cultura tributaria con justeza. Creo debemos sumar trabajadores tanto estatales o no estatales para q aumente el numero de contribuciones y hay una cantera en la cantidad de personas con capacidad laboral q esta desvinculada, unos considero parasitando a la familia de aqui o de alla o a la sociedad y se sabe como lo hacen sin trabajar y en el invento y el otro grupo son los jornaleros que trabajan en el campo y q no se acreditan porque de tener que pagar otros impuestos ademas de la contribucion social renunciarian a este trabajo relacion de causas: condiciones laborales -el valor del dinero-alimento y otras. Con este último grupo q menciono se pudiera incluir entre los que pagen seguridad social a los jornaleros liberandolos de otros impuestos lo q favoreceria ademas del aumento de la cantidad de personas contribuyendo el trabajo en el campo y sus efectos en la produccion de alimentos a lo que hoy se opone el impuesto en el campo de utilizacion de fuerza de trabajo a los dueños de las tierras o usufructuarios o bajar a minima expresion este impuesto para q se proceda legalmente al respecto, Hablo al respecto ver quienes trabajan toda una vida en el campo sin pagar contribucion social y al final solos, enfermos y desprotegidos economicamente se acojen a los beneficios del regimen q gracias a la revolucion no deja fuera a quienes realmento lo necesitan. Disculpen la mezcla de temas pero se relacionan y creo tienen solucion en interes de mejorar la sociedad sin apretar tanto a los que trabajan o estariamos indicandole un camino incorrecto a los jovenes de hoy.

osmel dijo:

3

22 de marzo de 2018

19:39:35


existen obligaciones por parte de los contribuyentes, pero tambien por parte de los impositores, soy tcp y nunca he visto a ninguna autoridad brindar datos en que se utilizaron esos impuestos.

danilo santiesteban mayor dijo:

4

23 de marzo de 2018

10:57:11


se sigue privilegiando a unos trabajadores y discriminando a otros, se sigue estableciendo diferentes clases de trabajadores, se sigue beneficiando a unos y perjudicando a otros. Opino que debe existir un solo trabajador y el código de trabajo como ley general y fundamental de los trabajadores reconocerlo así, todos con iguales derechos y deberes. Creo que privilegiar un sector o un trabajador por encima de otro va contra el derecho de igualdad refrendado en la en la Constitución. De la Constitución: ARTÍCULO 41.-Todos los ciudadanos gozan de iguales derechos y están sujetos a iguales deberes. Lo que debe diferenciar a los trabajadores está bien claro en la Constitución y en el código de trabajo y es que para el salario debe regir el principio de distribución socialista de cada cual según su capacidad a cada cual según su trabajo. Los derechos, repito deben ser iguales para todos sin privilegios ni discriminaciones al igual que los deberes y que todos paguen impuestos en dependencia de sus ingresos en igualdad de condiciones y que el que más gane sea el que más pague. Del periódico Granma: “El Decreto Ley No. 351 mantiene entonces la protección ante la enfermedad o accidente –ya sea de origen común o profesional–, ante la invalidez total, la vejez y la maternidad de la cooperativista. Y como en el resto de los regímenes, en caso de fallecimiento del cooperativista, se le brinda protección a la familia”. Por qué existen tantos regímenes (seis) de seguridad social para los trabajadores no estatales, por qué se discriminan unos respecto a otros y a los estatales. Discriminar a los trabajadores por cuenta propia respecto al subsidio por enfermedad, subsidio al que no tienen derecho y otros trabajadores si, como los estatales y los de las UBPC, va contra los derechos, deberes y garantías fundamentales, refrendados en la Constitución, algo que está pasando y lo reconoce la CTC y el Ministerio de Trabajo y no se le acaba de buscar una solución definitiva. ARTÍCULO 47.-Mediante el sistema de seguridad social, el Estado garantiza la protección adecuada a todo trabajador impedido por su edad, invalidez o enfermedad. Sobre este tema escribí a raíz de un trabajo aparecido en el Granma al periódico Trabajadores entre otros medios y recibí la respuesta del Lic. Crecencio Hernández Escalona abogado de la CTC, que entre otras cosas decía: “ Mi declaración en la entrevista al periódico, está ajustada lo que recoge el Código de Trabajo, pues para esta contingencias los TCP no están protegidos al no aportar para este concepto, como lo hacen las empresas estatales para sus trabajadores con el 1.5 %, los TCP el 25% de su aporte en la escala escogida es para mediano, largo plazo y la jubilación, también explique que la CTC, ha hecho propuesta para cubrir esta parte de la seguridad social de estos trabajadores, por lo que no entiendo que sea una aberración nuestra plantear la realidad y lo que se trabaja para resolverlo, lo sería si dijéramos lo contrario sin basamento legal, engañando a nuestro trabajadores. Respeto el criterio de los funcionarios de la ONAT y Trabajo de su municipio, pero entre mis funciones en este organismo está la de esclarecer sobre lo regulados en las legislaciones, ninguna legislación es perfecta, siempre es susceptible a no abarcar todo lo deseado, pero por eso no creo que el Código sea discriminatorio, está catalogado como uno de los más protector en estos momento registrado por la OIT. Las empresas estatales portan un 12.5% para la protección de los trabajadores a mediano, largo plazo y la jubilación y retienen un 1.5% para las contingencias de corto plazo cubre los certificados por más de tres días, en el caso de los TCP, este último aporte no lo hacen , cosa que se trabaja para resolverlo. Le recuerdo que la contribución a la seguridad social de loa trabajadores no estatales, no se hace por los ingresos de estos, si no por una escala que comienza en $ 350.00 pesos, siendo progresivos de acuerdo a la posibilidad del trabajador, sin embargo los trabajadores estatales que aportan directamente, lo hacen con el 5% del salario mensual, porque no veo la discriminación.” Le respondí a Crecencio y lo envié a los medios pero ninguno respondió. Parece que mi respuesta no les gustó porque decía muchas verdades. Veo que en la web y en todas partes a los ciudadanos, que somos los dueños de los medios de comunicación y los dueños de este país, se nos ignora y se ignora nuestra opinión. Rara vez a un lector algún periodista o funcionario responde, ni siquiera recibimos acuse de recibo siendo la razón de ser y los propietarios de los medios.

danilo santiesteban mayor dijo:

5

23 de marzo de 2018

10:59:03


se sigue privilegiando a unos trabajadores y discriminando a otros, se sigue estableciendo diferentes clases de trabajadores, se sigue beneficiando a unos y perjudicando a otros. Opino que debe existir un solo trabajador y el código de trabajo como ley general y fundamental de los trabajadores reconocerlo así, todos con iguales derechos y deberes. Creo que privilegiar un sector o un trabajador por encima de otro va contra el derecho de igualdad refrendado en la en la Constitución. De la Constitución: ARTÍCULO 41.-Todos los ciudadanos gozan de iguales derechos y están sujetos a iguales deberes. Lo que debe diferenciar a los trabajadores está bien claro en la Constitución y en el código de trabajo y es que para el salario debe regir el principio de distribución socialista de cada cual según su capacidad a cada cual según su trabajo. Los derechos, repito deben ser iguales para todos sin privilegios ni discriminaciones al igual que los deberes y que todos paguen impuestos en dependencia de sus ingresos en igualdad de condiciones y que el que más gane sea el que más pague. Del periódico Granma: “El Decreto Ley No. 351 mantiene entonces la protección ante la enfermedad o accidente –ya sea de origen común o profesional–, ante la invalidez total, la vejez y la maternidad de la cooperativista. Y como en el resto de los regímenes, en caso de fallecimiento del cooperativista, se le brinda protección a la familia”. Por qué existen tantos regímenes (seis) de seguridad social para los trabajadores no estatales, por qué se discriminan unos respecto a otros y a los estatales. Discriminar a los trabajadores por cuenta propia respecto al subsidio por enfermedad, subsidio al que no tienen derecho y otros trabajadores si, como los estatales y los de las UBPC, va contra los derechos, deberes y garantías fundamentales, refrendados en la Constitución, algo que está pasando y lo reconoce la CTC y el Ministerio de Trabajo y no se le acaba de buscar una solución definitiva. ARTÍCULO 47.-Mediante el sistema de seguridad social, el Estado garantiza la protección adecuada a todo trabajador impedido por su edad, invalidez o enfermedad. Sobre este tema escribí a raíz de un trabajo aparecido en el Granma al periódico Trabajadores entre otros medios y recibí la respuesta del Lic. Crecencio Hernández Escalona abogado de la CTC, que entre otras cosas decía: “ Mi declaración en la entrevista al periódico, está ajustada lo que recoge el Código de Trabajo, pues para esta contingencias los TCP no están protegidos al no aportar para este concepto, como lo hacen las empresas estatales para sus trabajadores con el 1.5 %, los TCP el 25% de su aporte en la escala escogida es para mediano, largo plazo y la jubilación, también explique que la CTC, ha hecho propuesta para cubrir esta parte de la seguridad social de estos trabajadores, por lo que no entiendo que sea una aberración nuestra plantear la realidad y lo que se trabaja para resolverlo, lo sería si dijéramos lo contrario sin basamento legal, engañando a nuestro trabajadores. Respeto el criterio de los funcionarios de la ONAT y Trabajo de su municipio, pero entre mis funciones en este organismo está la de esclarecer sobre lo regulados en las legislaciones, ninguna legislación es perfecta, siempre es susceptible a no abarcar todo lo deseado, pero por eso no creo que el Código sea discriminatorio, está catalogado como uno de los más protector en estos momento registrado por la OIT. Las empresas estatales portan un 12.5% para la protección de los trabajadores a mediano, largo plazo y la jubilación y retienen un 1.5% para las contingencias de corto plazo cubre los certificados por más de tres días, en el caso de los TCP, este último aporte no lo hacen , cosa que se trabaja para resolverlo. Le recuerdo que la contribución a la seguridad social de loa trabajadores no estatales, no se hace por los ingresos de estos, si no por una escala que comienza en $ 350.00 pesos, siendo progresivos de acuerdo a la posibilidad del trabajador, sin embargo los trabajadores estatales que aportan directamente, lo hacen con el 5% del salario mensual, porque no veo la discriminación.” Le respondí a Crecencio y lo envié a los medios pero ninguno respondió. Parece que mi respuesta no les gustó porque decía muchas verdades. Veo que en la web y en todas partes a los ciudadanos, que somos los dueños de los medios de comunicación y los dueños de este país, se nos ignora y se ignora nuestra opinión. Rara vez a un lector algún periodista o funcionario responde, ni siquiera recibimos acuse de recibo siendo la razón de ser y los propietarios de los medios.