ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

En Cuba, el matrimonio puede formalizarse o reconocerse por vía judicial, cuando tal unión reúne los requisitos que la ley exige.

Si se pretende formalizar, este acto puede ocurrir, de acuerdo con el doctor Leonardo Pérez Gallardo, profesor titular de la Facultad de Derecho de la Universidad de La Habana, ante cualquier notario, registrador del estado civil o del palacio de los matrimonios. Si la persona está en el extranjero, el funcionario cubano encargado de autorizar el matrimonio será el cónsul.

Explica que en caso de formalizarse la unión ante funcionarios cubanos, se debe acreditar el estado conyugal de los novios (divorciados o viudos, pues no se exige en la actualidad una fe de soltería para avalar el estado conyugal de soltero).

No obstante, advierte que aun cuando se casen ante notario, el documento que acredita y prueba el matrimonio es la certificación que se expide en el Registro del Estado Civil, donde se asentó dicho acto jurídico familiar. El notario, a diferencia del registrador, puede autorizar la escritura pública de matrimonio en el lugar escogido por los cónyuges, siempre que esté dentro de los límites territoriales de su competencia.

«El matrimonio puede incluso formalizarse con efectos retroactivos», añade Pérez Gallardo, siempre que ambos cónyuges cumplan con los requisitos establecidos en la ley desde el momento en que iniciaron la unión afectiva. O sea, siempre que a la fecha que marca el comienzo de la unión hayan cumplimentado los presupuestos legales, entre ellos: la aptitud legal.

A modo de ejemplo, comenta que si «una pareja inició la vida afectiva marital teniendo ella 16 años, la retrotracción de los efectos del matrimonio se remontará al momento en que adquirió la mayoría de edad, es decir, los 18 años, pues la autorización de los padres no puede tener efectos retroactivos. En este caso, quizá él haya cumplido con todos los requisitos desde el comienzo de la unión, pero ella no.

Ante una situación de esta índole, sostiene, se hace necesario aportar dos testigos (pudieran además presentar documentos) que prueben la preexistencia de esa unión desde la fecha en la cual la pareja declara que empezó.

La otra alternativa, al decir de Leonardo Pérez, o lo que es lo mismo, el reconocimiento por vía judicial del matrimonio ocurre cuando ha existido una unión no formalizada, de forma estable, con singularidad, notoriedad y siempre que ambos miembros de la pareja hayan tenido aptitud legal.

«Esta unión puede reconocerse ante el tribunal competente siempre que uno de los miembros de la pareja se niegue a formalizar el matrimonio, o cuando ha fallecido uno de ellos. En tal caso, se promueve una demanda en proceso ordinario ante el tribunal municipal correspondiente (la ley establece que sea el del domicilio del demandado)».

Aclara que «si ambos miembros de la unión matrimonial no formalizada están vivos, la demanda se interpone contra el otro; pero si uno de ellos falleció, el sobreviviente la interpondrá contra sus herederos. Igualmente, siempre será parte en el proceso el fiscal, por estar ventilándose una cuestión referente al estado civil de las personas». El fiscal, agrega, también representará a los hijos menores de edad que puedan ser demandados en su condición de herederos.

De cualquier forma, «la muerte no es motivo que limite el reconocimiento de la unión matrimonial», subraya.

A partir de las pruebas propuestas por las partes (testigos, documentos, fotos) y practicadas por el tribunal, este dispondrá o no el reconocimiento judicial de la unión, para lo cual resulta indispensable la probanza de los requisitos ya mencionados.

Posteriormente, detalla Pérez Gallardo, la sentencia será inscrita en la sección de matrimonios del Registro del Estado Civil correspondiente al domicilio del demandado, y la prueba, como ya se ha dicho, será la certificación que expide el registrador.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Miguel M dijo:

6

16 de noviembre de 2017

22:22:30


Creo que la sociedad debe respetar el derecho de cada cual de preferir el sexo que desee y no debería haber discriminación para su incorporación en cualquier trabajo ya sea en la economía nacional, el sistema cultural, la defensa y otras areas. Sin embargo, el asunto del matrimonio no me parece de mucha utilidad para la sociedad, el matrimonio tradicional además de ser unión placentera es unión reproductora sin la cual la sociedad posiblemente pereciera. Es la unión que hasta el momento permite la evolución de las especias. Y Cuba casualmente tiene un serio problema con la reproducción "ampliada" de su población. Creo que si se aprueba ese tipo de matrimonio el otro, el verdadero, va a ver reducida aun más su importancia. No creo que haya que aprobar cualquier tipo de preferencia sexual ni cualquier tipo de unión sexual. Imgínense que podría haber unión de hombres con niñas o niños ya que tales preferencias existen. Podría haber matrimonios de un hombre y dos muijeres y vaya usted a saber cuantas aberraciones más. Yo pienso que la naturaleza prefirió que los animales se reprodujeran en parejas de diferente sexo, la raza humana a lo largo de muchos años confirmó esa preferencia y en verdad es lo más conveniente para el buen desarrollo de la sociedad. Repito que respeto que cada uno escoja el sexo de su preferencia y que si lo desean vivan unidos, pero sacralizar esas uniones en un matrimonio supuestamente (jamás lo será) igual al tradicional es acto de suicidio de la sociedad. La adopción de niños por dichas parejas gay, eso lo considero muchisimo peor pues ya estamos jugando con la futura vida de alguien que, criada por dos personas que libremente eligieron vivir con otra de su mismo sexo, nunca eligió no tener mamá o no tener papá. Tales niños llevarían una vida muy dura, podrían ser víctimas de burlas y rechazo de los demás. Tales burlas las vemos diariamente por causas mucho menos serias. Tampoco me parece muy bien la participación de los homoexuales en algunas areas de la educación. A pesar de que respeto su decision con respecto al sexo no veo porqué darles la posibilidad de convertirse en patrones a seguir por todo un grupo de niños. Discúlpenme los homosexuales que lean esto, como dicen, no es nada personal y ojalá que esto no sirva para discriminar o maltratar a ninguna o ninguno.

Ernesto Respondió:


19 de julio de 2018

12:04:34

Me sumo a su criterio, Lo veo muy acertado. No estoy de acuerdo con que se aprueba el matrimonio gay. Estoy a favor del diseño original, como Dios los creó, hombre y mujer. Respetemos el derecho de cada cual a su elección pero no confundamos el verdadero concepto de familia.??? Saludos.

norberto dijo:

7

17 de noviembre de 2017

10:40:56


que espera la direccion del pais para legalizar el matrimonio gay. en mi caso yo tengo amistades de la llamada comunidad LGBT y aveces cuando se habla del tema me da hasta pena con muchos de ellos porque hay quienes su sueño es poder formalizar legalmente su relacion y no pueden porque ni en la Constitucion de la Republica, ni en ninguna legislacion de Cuba es reconocido legalmente el matrimonio gay. para quienes no tienen amigos, ni familiares que sean gay este tema les da lo mismo, pero para quienes como yo el tema me toca de cerca, es bastante dificil pensar que en un pais socialista que el derecho esta por encima de todo, aun no se legalice el matrimonio gay.

Escila dijo:

8

17 de noviembre de 2017

13:21:05


Dayana, Jose, Dayanet y Yariza... Me sumo al reclamo y quisiera agregar que: El reconocimiento del matrimonio entre personas del mismo sexo, natural o mediante el uso de procedimientos quirúrgicos, es algo que va más allá del reclamo de una persona. Debe obedecer a una necesidad social, necesidad que no puede medirse solamente por su forma de expresión en los medios o frecuencia expresiva en estos, hay que penetrar en su interioridad, en su esencia, en su savia. En el caso de Cuba, sin antecedentes legislativos e históricos en la materia hasta donde conozco, constituye una ruptura y necesita un tránsito psicosocial, donde el punto de análisis puede girar por una parte en el derecho de algunos sectores ciudadanos (comunidad LGBTI) en encontrar la tutela de este matrimonio y por la otra en la falta de importancia que las parejas de sexos diferentes le conceden al matrimonio formalizado tal como está en ley. Que curiosidad. Lo cierto es que se generan conflictos sociales en el que nuestros jueces tienen que ingeniárselas y hacer gala de su insondable sabiduría entre la legalidad, la realidad y la justicia. Sería bueno extender este modo de actuar a todos los conflictos y no reducir el tema de las necesidades de tutela jurídica efectiva a determinados sectores o relaciones sociales. Que se tutele o no es otra cosa. En este tema del matrimonio mismosex, la jurisprudencia va desbrozando el camino, pero cuidado hay caminos por desbrozar que no han llegado al juez y también pueden ser reclamos de Cuba más allá de una persona con oportunidades para ello, dentro de este socialismo tan a lo cubano que queremos perfeccionar.

Ramón dijo:

9

23 de noviembre de 2017

07:21:18


Sin dudas algunas es increible como en otros paises, aún capitalistas, como México, Argentina, Canada y hasta EE.UU, ya es posible la formalización del Matrimonio Igualitario (Gay)... Y en cuba país socialista donde sus ciudadanos gozamos de igualdad de derechos; estemos desprotegidos de esto... Increible.

Carlos dijo:

10

8 de diciembre de 2017

14:07:39


mi esposa y yo llevamos estamos juntos desde el 21 de septiembre de 2009, ambos somos divorciados y a ella no le aparece ni ha podido obtener en el registro civil el documento que acredite que es divorciada, queremos formalizar la unión ¿ que nos pueden orientar al respecto?

Noelvys Respondió:


17 de marzo de 2018

16:20:12

Esa decisión no me sorprende, saben que es lo que pasa, que a pesar de todo el trabajo que ha hecho Mariela, eso no es algo que todavía no se ha hecho, nadie sabe por qué... Lo más gracioso es que seguimos con el tema de la homofobia, la televisión cubana ha olvidado esos temas, fijense en la tele a ver si han tocado más el tema... Bueno, así que ustedes saquen sus propias conclusiones...