ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Peatón: Persona que circula por una vía, siempre que no lo haga como conductor o usuario de un vehículo. También se consideran como tal los impedidos físicamente y niños que circulan en artefactos especiales manejados por ellos o por otros, y todos aquellos que para desplazarse utilizan patines o aparatos similares.

Así define la Ley 60, Código de Vialidad y Tránsito, a este sujeto responsable de 464 de los 6 767 accidentes ocurridos en el país hasta el cierre del pasado mes de agosto.

Cifras ofrecidas por la Dirección Nacional de Tránsito informan que en ese periodo, 834 peatones resultaron víctimas de estos hechos (131 fallecidos y 703 lesionados).

En ocasiones el peatón, distraído, impaciente por cruzar la calle o desconocedor de las regulaciones del tránsito, comete infracciones que ponen en peligro su vida y la de otros, además de provocar daños materiales.

Cruzar la vía sin tomar precauciones clasifica como la primera causa de muerte y la que ocasiona mayor número de peatones lesionados. Se produce, por ejemplo, cuando la persona trata de pasar una avenida o camino sin mirar hacia ambos extremos, o al bajar de un ómnibus lo rebasa por delante o por detrás sin percatarse de la proximidad de otros vehículos.

No son pocos, además, quienes tienen arraigado el mal hábito de caminar por la calle y no por la acera, espacio que le ofrece mayor cuidado.

Factores de variada índole afectan su seguridad en la vía: la actuación de los conductores, el estado de la infraestructura vial y de los vehículos, y las condiciones ambientales. Por ejemplo, la luz del sol reflejada en el rostro del conductor lo limita a mantener el carro en la parte de la carretera que le interesa. Mientras, la oscuridad de la noche impide que la iluminación de los faros alcance una distancia mayor de 100 metros, por lo que los colores oscuros de las ropas de los peatones se confunden con otras imágenes del fondo.

EL PEATÓN ESTÁ OBLIGADO A...

De ahí que la Ley 60 dedique un capítulo a los peatones y los oblige a cumplir determinadas reglas, entre ellas: caminar por una acera o paseo dentro de los perímetros urbanos por el lado derecho de la dirección en que transite; y circular por la calzada lo más próximo posible al contén cuando lleve un objeto voluminoso que entorpezca la circulación de otras personas por la acera o paseo, tomando las precauciones necesarias.

Dispone que en las vías urbanas o rurales donde el paso de peatones no esté regulado o controlado por agente o semáforo, se debe realizar el cruce solo cuando no se aproxime un vehículo o cuando por su velocidad o distancia no le ofrezca peligro.

Especifica que al transitar grupos organizados de niños por la acera, han de hacerlo en no más de dos filas, y conducidos por no menos de dos guías, uno delante y otro detrás. Es obligación del delantero detener el tránsito de los vehículos en las calles que se pretenden atravesar.

Asimismo el Código establece dos prohibiciones a los peatones: cruzar una vía urbana o rural entre vehículos parqueados, o por delante o por detrás de uno que esté detenido o se esté deteniendo; y formar grupos en las aceras.

La infracción de las reglas y prohibiciones mencionadas es condenada con la imposición de una multa ascendente a 10 pesos. Sin embargo, en la práctica, poco o nada se aplica esta sanción pecuniaria; según los especialistas por existir brechas en el mecanismo, entre ellas, la gestión de cobro.

Mas, urge hacer cumplir lo dispuesto al respecto en la Ley 60, pues su objetivo, más que coercitivo, es educar y brindar seguridad y protección al peatón en la vía.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.