ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Diez mandamientos guían la vida profesional de un abogado, según Couture, eminente jurista ecuatoriano: estudiar, ejercer pensando, trabajar arduamente, luchar por la estricta observancia y correcta aplicación de las leyes, ser leal a todas las partes como defensor, tolerar los planteamientos ajenos, tener paciencia, confiar en el Derecho, olvidar pronto y amar la profesión.

Particular significado adquieren esos principios éticos en el ejercicio de tan sensible y exigente profesión, sobre todo en estos tiempos en que la defensa de los más elementales derechos ciudadanos significa también una manera de proteger la confianza en la obra de la Revolución.

Al respecto, Raúl Santiago Mantilla Ramírez, presidente de la Organización Nacional de Bufetes Colectivos (ONBC), ofreció a Granma algunas valoraciones.

"Con la marcada intención de dejar atrás la negativa percepción que sobre la abogacía tenía la población, heredada del capitalismo, en 1965 se creó la Organización de Abogados Revolucionarios. La dirección del país buscaba con ello crear una nueva imagen de la abogacía, la `popular', y se logró.

"Lo primero fue precisar su definición. Una institución de profesionales con fines sociales, portadores de una ética distinta, libres del lucro y las `sagradas conveniencias', y marcados, por supuesto, por las características que le imprime el régimen económico, político y social en que vivimos.

"Luego se estableció por el Estado y para las personas naturales, una tarifa fija muy baja, para los asuntos que necesita resolver la gran masa de la población, y además, que la relación contractual se realizara entre la Organización y la persona que solicita el servicio, aunque quien la ejecute sea el abogado que representa al ciudadano, pero siempre como miembro de la ONBC.

"Incluso, la cuota complementaria que paga el cliente para su representante legal, se abona en el Bufete y no personalmente al letrado", agrega.

Aunque desde el surgimiento de la entidad existieron normas morales a observar en el ejercicio profesional, fue en febrero de 1997 que se suscribió el Código de Ética de la Organización, firmado por los 1 800 abogados con que hoy cuenta. En cada unidad de Bufetes Colectivos se examina, al menos una vez al año y bajo la dirección de comisiones creadas con esos fines, cómo ha sido el cumplimiento del Código.

Mantilla asegura que prevalece la ética en la gran masa de profesionales de la Organización, pero a veces las comisiones reciben denuncias por posibles violaciones de la ética, las cuales son analizadas detalladamente, y se actúa según lo requiera el caso.

"Las denuncias se tratan a fondo por el perjuicio que pudieran causar a la ONBC y a los propios colegas, y porque, además, en su inmensa mayoría los abogados están formados y educados en los hábitos de la Revolución y la población espera que actúen en correspondencia."

Para encontrar la orientación adecuada a nuestras inquietudes o problemas jurídicos, el auxilio de un letrado de Bufete Colectivo es siempre la elección correcta. En tal sentido Mantilla afirma que el pueblo de Cuba puede estar confiado en los abogados que tiene para representarlo. La Revolución se preocupa de que toda persona pueda tener acceso a la justicia con un profesional que lo represente.

Reflexionar sobre el amplio y complejo mundo de la moral ha sido siempre parte inseparable del quehacer del hombre. Todo el campo de las relaciones humanas es objeto de evaluación y crítica permanentes. Es indiscutible, pues, la necesidad de normas éticas ajustadas a las exigencias de los nuevos tiempos; y su estricto cumplimiento es la mejor garantía de que los derechos del pueblo serán siempre protegidos. Ello constituye condición esencial para mantener la nueva imagen de la abogacía.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.