ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Estudios Revolución

En el pensamiento colectivo están las mejores ideas, subrayó el Presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez durante la reunión de balance del trabajo desarrollado durante el 2018 por el Ministerio de Economía y Planificación, al cual corresponde un papel trascendental en la actualización del modelo económico y social cubano.  

De ahí la insistencia del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros en que la gestión de gobierno sea cada vez más transparente y participativa, donde se escuche a quienes más saben. Los problemas actuales son complejos y ninguno de ellos se va a resolver si no le ponemos investigación científica que lleve a la innovación, valoró.

Foto: Estudios Revolución

Este Ministerio no es solo de planificación, en él se une todo lo que guarda relación con la economía. Por eso es el Ministerio donde hay que pensar en la economía, y defender la planificación, pero la que movilice, no la que trabe, acotó.

Trabajar con realismo, sin dogmas, tiene que ser un reto constante, conminó. Lo que hacemos de una manera y no posibilita el avance, habrá que hacerlo de otra.

Por otra parte, comentó que uno de los retos que impone la nueva Carta Magna es el de lograr la autonomía municipal. En tal sentido, insistió en que se debe pensar desde ahora cómo se va a conseguir ese propósito desde la planificación, y dar la flexibilidad de incluir también en el Plan de la Economía necesidades particulares que pueden tener las provincias y municipios. «Mientras más desarrollemos los municipios, más nos podremos centrar a nivel nacional en lo estratégico».

Foto: Estudios Revolución

Díaz-Canel compartió con los presentes conceptos de trabajo que consideró fundamentales para el desarrollo del país como el uso de la informatización en los diferentes procesos y de la comunicación social para poder defender mejor lo que hagamos, para que todo el mundo tenga participación y comprenda las cosas que se piden.

Mencionó además la necesidad de reforzar las estructuras económicas en todas las empresas y organismos; de propiciar encadenamientos productivos con la inversión extranjera, el turismo, la exportación y el sector no estatal; de realizar importaciones oportunas para que no se fracturen cadenas productivas; y de vincularse cada vez más con la base.

Asimismo, señaló la importancia de defender la producción nacional; de potenciar la empresa estatal y destrabarla; de eliminar la burocracia innecesaria y tener sensibilidad para las cosas que nos plantea la población; así como de potenciar todo cuanto sea posible la inversión extranjera.

Foto: Estudios Revolución

EL PLAN DE LA ECONOMÍA ES EL PLAN DEL PAÍS

Al presentar el informe de balance, el ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández, explicó que durante el 2018 la economía cubana no estuvo ajena a la compleja situación internacional imperante, a lo cual se añaden las medidas y sanciones instrumentadas por el Gobierno de los Estados Unidos contra nuestro país y el recrudecimiento del bloqueo, en particular en la esfera de las finanzas y en su dimensión extraterritorial.

Entre las principales líneas de trabajo desarrolladas en el pasado año, destacó los avances en la conformación del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta el 2030, «tarea con un peso primordial por su complejidad y enfoque participativo de los organismos globales y ramales».

En el transcurso del debate, donde también estaban presentes el vicepresidente del Consejo de Ministros, Ricardo Cabrisas Ruiz, y otros dirigentes del Partido y del Gobierno, se insistió en la necesidad de definir con precisión en dicho Plan las políticas en función del desarrollo territorial, el cual requiere de una mayor autonomía.

Gil Fernández refirió que a veces se incumplen procedimientos y cronogramas de trabajo y existe insuficiente comunicación de las direcciones de planificación con las entidades de su territorio, lo que genera, entre otras consecuencias, falta de calidad en la información recibida. La realidad es —valoró— que en ocasiones se dedica más tiempo a la revisión de las cifras que al análisis de las mismas.

Especial énfasis hizo al referirse a las inversiones, cuyo control «no debe concebirse solo desde el cumplimiento del Plan, sino desde el cumplimiento de los estudios previos realizados, con un enfoque integral en función de todos sus indicadores, tanto de rendimientos como de los objetivos trazados».

Señaló que en la actualidad se trabaja en un conjunto de medidas para flexibilizar la planificación y generar un escenario más propicio para que los diferentes actores económicos puedan desempeñarse con mayor eficiencia, buscando a su vez que el Plan sea más integral.

El Plan de la Economía es el Plan del país —se enfatizó en el debate—, de todos los agentes económicos, incluido el sector no estatal. De ahí que el Ministro del sector insistiera en que para avanzar en la economía y que se produzcan resultados tangibles, que permitan elevar la calidad de vida de nuestro pueblo, deben trabajar unidos, sin dogmas, sin burocracia, con realismo y con los oídos bien pegados a la tierra.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Emelio G Sanchez Fonseca dijo:

1

28 de febrero de 2019

22:07:02


El enfogue que le esta dando el presidente diaz canel a la economia inpirandola desde la bace es de los grandes que tienen que consentrarse cada primer secretario municipal de sus logris es de donde van a salir tambien la cantera de los futuros grandes cuadro de la nacion lo felisito por todo su trabajo