ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
De vital calificó el Presidente Díaz-Canel la vinculación con la base, que no solo facilita un ambiente de control, también propicia el debate y la toma de decisiones de manera colectiva. Foto: Estudios Revolución

Profundos intercambios de experiencias y reflexiones críticas caracterizaron el debate desarrollado en la mañana de este miércoles para evaluar el desempeño de la Contraloría General de la República y del Sistema Nacional de Auditoría durante el 2018 y que contó con la participación del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Al presentar la síntesis del trabajo realizado en el periodo, la contralora general, Gladys Bejerano Portela, subrayó que la batalla económica continuó siendo tarea de primer orden en el desempeño del sistema, para lo cual debe continuarse trabajando con integralidad y mayor previsión, pues para influir en la verdadera solución de los problemas hay que tener primero plena conciencia de ellos.

Como práctica de trabajo cotidiano lo más importante no solo debe ser realizar las auditorías y detectar las deficiencias; «urge buscar soluciones y proponer medidas coherentes que contribuyan a resolver los problemas de manera definitiva».

Especial énfasis hizo en la necesidad de interactuar con las personas, no solo para profundizar en las investigaciones, también para motivar la reflexión, el ánimo de evaluar de conjunto las causas y consecuencias, más allá de la exposición objetiva de los hechos.

Ante la presencia de los jefes de las unidades centrales de auditorías e invitados de diversos organismos con los cuales la Contraloría mantiene una estrecha relación de trabajo, en varios momentos del debate se destacó el avance en las cuestiones relacionadas con la planificación, cuestión que debe acompañarse cada vez de una mayor calidad en las acciones que se diseñen.

Las intervenciones fueron enfáticas en temas como la necesidad de potenciar la formación de auditores a través de cursos de especialización y habilitación; de continuar perfeccionando la preparación y ejecución de los controles integrales estatales; y de profundizar en causas y condiciones que propician las cadenas de impago en los diferentes sectores. 

Como otra de las líneas de trabajo se subrayó la comunicación social, a la cual deben imprimir una mayor creatividad pues, al decir de la Contralora General de la República, cada acción de control es un escenario oportuno e imprescindible para el intercambio y el diálogo, para comunicar a directivos, especialistas y trabajadores.

Asimismo, varios de los presentes hicieron mención a los desafíos que impone la informatización de la sociedad en esta actividad, para lo cual se requiere una mayor preparación, tanto de auditores como directivos.

Relacionado con ello se coincidió en el reto que constituyen las redes sociales, donde se deben posicionar contenidos que muestren con objetividad la labor del sistema nacional de auditoría y que a su vez promuevan reflexiones y experiencias a favor de una mayor cultura de la prevención y el control.

Como otra de las líneas de trabajo se subrayó la comunicación social, a la cual se debe imprimir una mayor creatividad. Foto: Estudios Revolución

DÍAZ-CANEL: EL TRABAJO DE LA CONTRALORÍA ES CLAVE PARA LOGRAR UNA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA MÁS EFICIENTE

El Presidente Díaz-Canel compartió reflexiones sobre las proyecciones de trabajo que se han definido en la gestión de gobierno del país y en cómo deben estar presentes de manera concreta en el desempeño cotidiano de la Contraloría. El trabajo que en sus diferentes instancias se realiza resulta clave para alcanzar «una administración pública más eficiente, con transparencia, visibilidad y participación».

Desde las acciones de control que se realicen es importante determinar dónde hay burocracia y por qué, pero sobre todo cómo podemos despojarnos de ella, valoró. Desde aquí tenemos que ayudar a que sean menores las trabas burocráticas que enlentecen muchos procesos de la economía y en la toma de decisiones que atañen a la población.

Y la burocracia no solo está en lo estructural y en lo formal, también en la actitud de la gente. Hay quienes son expertos en trabar las cosas, entonces crean más disposiciones y más procedimientos que a veces ni siquiera ofrecen mayor control, sino más problemas. Por eso les pido —dijo— que tengan un sexto sentido con estas cuestiones.

De vital calificó la vinculación con la base, que no solo facilita un ambiente de control, también propicia el debate y la toma de decisiones de manera colectiva. Por eso el mejor tiempo que uno se planifica es el que se dedica a ir a la base, allí es donde verdaderamente se entienden los problemas y se abren nuevas perspectivas sobre las manera de hacer.

Asociado a estos temas enfatizó en la rendición de cuentas, la cual tiene que ser sistemática y cumplir en la práctica que todo el que tiene una responsabilidad rinda cuentas a la instancia superior. Si en el control interno de cada institución no se logra que con sistematicidad quienes dirigen rindan cuentas, también tenemos una fracturación, y no es solo por el problema de controlar, sino porque el ejercicio de rendir cuentas, si se hace con responsabilidad, promueve análisis y valoraciones que posibiliten superar los problemas.

De igual manera, resaltó que la investigación tiene que estar presente en todos los ámbitos, no solo como parte del análisis de causas y resultados. Hay que pedirle a las universidades y a las academias investigaciones más profundas que desde otra visión aporten soluciones a este sector.

Entre otros temas, reflexionó también acerca de la batalla contra la corrupción, las ilegalidades y la indisciplina social como hilo conductor de una administración pública más eficiente; atender los planteamientos de la población que contribuyen a conocer dónde se encuentran los puntos vulnerables; y la impronta de velar constantemente por la ética de los cuadros.

Asimismo, se refirió a los disímiles retos que impone en el sector el proceso de informatización de la sociedad cubana; la preparación económica de todos los profesionales sin importar a qué sector pertenezcan; y la atención que se debe dar a los jóvenes graduados.

Conectar todos los actores de la economía entre sí permite que tengan las mismas condiciones y por ende propicien el desarrollo. De ahí que el Presidente cubano insistiera en la urgencia de tener claro en todo momento qué procedimientos y relaciones se deben propiciar entre los sectores estatal y no estatal, de manera que este último se constituya en el complemento necesario de la economía y ambos estén conectados.

En las auditorías, como práctica, se debe seguir insistiendo en lo relacionado con portadores energéticos, las contrataciones, los análisis de gastos, el fortalecimiento de la contabilidad y en el uso de los recursos, llegando siempre hasta el final de todos los procesos para poder cerrar el ciclo de la investigación. Que cada quien asuma responsablemente las cosas que hace mal —subrayó— es también parte de la lucha que tenemos por delante.

Foto: Estudios Revolución
COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Villegas dijo:

1

20 de febrero de 2019

21:49:56


La corrupción en las empresas estatales sigue creciendo poniendo en cuestion el trabajo del PCC y la legitimidad del poder del estado.No habrá socialismo próspero y sustentable sin vencer en este frente que erosiona a la Revolución.

Dieudome dijo:

2

21 de febrero de 2019

08:48:46


No es una mala idea. Pero no es nueva. Siempre se han creado escuelas para crear auditores a todos los niveles. Lo increible escomo se corrompen despuès y aceptan prebendas para mejorar sustancialmente sus vidas privadas y no cumplen con la tarea para la que han sido asignados. Y no es una utopìa. Es una realidad cotidiana. Si recibieran sanciones ejemplarizantes al ser descubiertos,, estoy seguro que trabajarìan con mayor honestidad.

EL DANDY Respondió:


21 de febrero de 2019

13:53:34

SOY AUDITOR DE LA CONTRALORIA Y A MUCHA HONRA. NUNCA ME HE CORROMPIDO, Y NECESIDADES TENGO COMO TODO EL MUNDO. MI VIDA PRIVADA LA MEJORARÉ COMO PUEDA Y CUANDO PUEDA PERO NO A CUESTA DE LOS RECURSOS DEL ESTADO. Y ESA ES MI REALIDAD

Alejandro dijo:

3

21 de febrero de 2019

09:04:30


Ante todo quiero felicitar al compañero Díaz-Canel por su gestión al frente del Estado, pero quisiera decir varias cosas que me incomodan. Primero: No puedo entender cómo es bueno el trabajo de la Contraloría en un país que está lleno de corrupción y de ilegalidades por todos lados y el que no lo quiera ver está ciego, el propio Presidente ha reconocido algunas de ellas como es el problema del robo de combustible estatal para la circulación de los "boteros" y ese es solo uno de los temas. Al Estado se le roba de todo, sino lléguese a cualquier timbiriche y pregunte de donde se sacó la materia prima para hacer, por ejemplo, las pizzas, los dulces; nadie compra harina en la tienda todos se la compran a los panaderos que se la roban al Estado (Ni cuando hubo crisis con la harina se dejó de vender pizzas en La Habana y todos lo ven pero nadie hace nada). Es más, aún no se vende regularmente harina en las tiendas y se sigue vendiendo pizzas y dulces. Segundo: Las tiendas, al menos en La Habana, tienen un desabastecimiento de productos de primera necesidad, específicamente comida, que las cosas aparecen y se desaparecen al momento, los mismos trabajadores lo acaparan y luego llegan carros y recogen los productos. La semana pasada en la Tienda de 23 y C en el Vedado, un camión descargó varios pallets de refresco de litro y medio de Cola, y solo yo vi vender poco más de medio pallet, y más tarde pasé por ahí y había un carro particular cargando blisters de refresco. Y pregunto: ¿Eso no lo ve la Contraloría? Y respondo, claro que no, esa entidad no puede estar en todas partes, pero puede hacer controles sorpresivos, sin avisar a nadie, y no es redundancia, porque aquí hay controles sorpresivos que están planificados por Plan de Trabajo y las entidades conocen la fecha y todos se preparan y salen bien, no se detectan problemas y sigue el robo al Estado. Tercero: No conozco a dónde pertenecen los llamados inspectores que tienen que controlar el trabajo por cuenta propia o privado, pero conozco los que van todas las semanas a los establecimientos a recoger su comisión que puede ser de 10, 20 y mucho más pesos convertibles. Pero esas cosas no las puede saber la Contraloría, ni mucho menos Díaz-Canel, pero no se de que forma hace falta que lo sepan y tomen verdaderas medidas para que no vuelvan a ocurrir, pero medidas ejemplares. En China, por ejemplo, está aprobada la pena de muerte para los políticos corruptos, aquí podemos dar cadena perpetua al que reincia en temas de este tipo. Solo el análisis de los núcleos del PCC no alcanza, muchas veces ni los administrativos son del PCC y hacen lo que mejor les parezca, pero a veces los demueven de un lado y lo ponen a dirigir otro con más recursos. El que "explotó" una vez no debe seguri dirigiendo. El cuadro corrupto no volverá a estar limpio nunca más. Cada vez que tenga recursos en sus manos y "necesidades" en sus casas; la suya, la de sus hijos, la querida(o) y todo lo demás que se encuentre; robará los recursos del Estado para sobrevivir con todos sus lujos. Ser dirigente no es una carrera, el que no dio como jefe de un departamento no puede dirigir una empresa y luego ser ministro. Creo que la Contraloría debe hacer mucho más para que la Empresa Estatal Socialista sea eficiente con sus recursos y no dejar que estos aparezcan en manos privadas para vivir con todos sus gustos. El papel aguanta todo lo que le pongan, por eso es necesario ver para creer, estar en la producción y los servicios y exigir el cumplimiento de lo establecido y si lo que está establecido no sirve, hay que cambiarlo. No creo que nadie venga de afuera a acabar con la Revolución, sino que nuestros propios problemas acabarán con ella y la corrupción es el más grande, por lo tanto hay que acabar con ese flagelo.

EVC dijo:

4

21 de febrero de 2019

10:24:40


Excelentes alabras, pero todos los auditores del sistema esperamos que allí también se halla hablado sobre las limitaciones y necesidades de esos auditores, que muchos de los cosos no tenemos ni siquiera la autonomía o la independencia del auditor con respecto al auditado que siempre estamos dependiendo de sus recursos, sus medios yo diría que su todo. Necesitamos también apoyo, recursos, beneficios que nos ayuden a desempeñar nuestro trabajo con mejores condiciones y resultados.