ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
El Presidente cubano, acompañado en la reunión de balance por el vicepresidente del Consejo de Ministros, Ulises Rosales del Toro, abogó por respetar a la población y aprender del intercambio con ella. Foto: Estudios Revolución
Foto: Estudios Revolución

El  mejor trabajo político e ideológico que podemos hacer es trabajar bien todos los días, sentenció el Presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez al intervenir este lunes en la reunión de balance anual del Ministerio de Justicia, donde se evaluaron los resultados del trabajo durante el 2018 y las proyecciones del 2019 para elevar la calidad de los servicios jurídicos.

El mandatario determinó como una prioridad el seguimiento a la política de cuadros, intrínsecamente vinculada a la gestión eficiente de la fuerza de trabajo calificada. Con las complejidades que estamos viviendo, precisó, ningún problema tiene una sola solución, hay que trabajar con varias alternativas y esa capacidad recae en personas con alta calificación.

Cuando hablamos de gestión de recursos humanos, aclaró, no se trata de esperar cada año por los graduados universitarios que asigna el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social. Hay que ocuparse bien de los que llegan, encantarlos, comprometerlos y hacerlos sentir útil; pero también tenemos que salir a buscar personas calificadas que hoy no están empleadas.

Díaz-Canel retomó en sus palabras el asunto de las trabas y burocracias que entorpecen la implementación de algunas medidas. Comentó sobre la decisión de incluir equipos de juristas desde el nacimiento mismo de las políticas, para que estas salgan con fortaleza jurídica, sin errores y más agilidad.

Se refirió, además, a la atención a los trabajadores, que comienza por lograr lugares ordenados, limpios, donde prevalezca la cultura del detalle. Las entidades del Estado, definió, tienen que mantener una buena presencia, lo cual no es un elemento superfluo, ni elitista. Es la primera imagen que se lleva nuestra población de las oficinas donde va a ser atendida.

El Presidente comentó igualmente que las políticas diseñadas por el Gobierno tienen que aplicarse bien, tanto en el ámbito estatal como en el no estatal. Todos los actores, dijo, están en el mismo nivel al implementarse las decisiones.

Foto: Estudios Revolución

Sobre la atención al pueblo recalcó que hay que respetarlo y aprender del intercambio con él. Cuando atendemos bien encontramos comprensión, subrayó, eso da confianza a la población en sus instituciones de Gobierno.

Entre los muchos temas que el mandatario intercambia de manera habitual en este tipo de encuentros, se refirió a la batalla ética contra la corrupción y las ilegalidades que se despliega en el país; así como a la defensa de la memoria histórica, para evitar que se fracture nuestra identidad.

Díaz-Canel hizo un resumen de lo que se ha definido como pilares del trabajo del Gobierno: todos los cuadros tienen que rendir cuentas de su gestión para hacer sistemáticamente un ejercicio de perfeccionamiento de la labor que realizan; vincularse permanentemente con la base; acudir a la investigación científica, buscando siempre la innovación; e informatizar todos los procesos, tanto hacia lo interno de las instituciones como en la interacción con el público externo.

El Presidente cubano destacó finalmente el papel rector del Ministerio de Justicia en el amplio ejercicio legislativo que deberá desplegarse luego del referendo constitucional del 24 de febrero. Tenemos que involucrar a los juristas, con los estudiantes universitarios y sus tutores, precisó, para que la nueva Constitución, en el menor tiempo posible, tenga todo el apoyo en las leyes que necesita.

PROFESIONALIDAD Y SENSIBILIDAD

Al presentar el informe con los principales resultados de trabajo durante el 2018 y las proyecciones para este año que recién comienza, el ministro de Justicia, Oscar Silvera Martínez, enfatizó en que la profesionalidad y la sensibilidad deben distinguir el quehacer de los juristas en Cuba.

Al referirse al objetivo central que se han planteado de mejorar sustancialmente la calidad de los servicios jurídicos, detalló que ello pasa por lograr más agilidad en el cumplimiento de los términos; aplicar correctamente el Derecho; y actuar como servidores públicos, con estricto apego a la ética, una conducta incorruptible y valores como la decencia y la responsabilidad.

Las notarías, registros y cualquier dependencia del sistema del Ministerio de Justicia tienen que distinguirse, dijo, por el buen trato desde que llega la persona; orientarla correctamente en los trámites que debe hacer; quitar obstáculos y buscar las soluciones concretas para cada caso, porque la población que acude a nuestras oficinas está viviendo un conflicto.

Reseñó el titular los programas que han diseñado como prioridades, entre ellos el mejoramiento de las condiciones de trabajo, la atención a la inversión extranjera, la informatización de los registros públicos, el ordenamiento de los activos fijos tangibles, la calidad de los servicios notariales y registrales, y la preservación de los archivos y la  memoria histórica.

A la par, definió como reto actual del proceso legislativo cubano la agilidad y calidad en la implementación de los Lineamientos aprobados por el Partido y la Reforma Constitucional.

 

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.