ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
El tema de la comercialización de los materiales de la construcción, ha sido de los más examinados en las Comprobaciones del control interno. Foto: Yander Zamora

Ya suman 13 las comprobaciones nacionales al Control Interno. Y si bien las primeras correspondieron al extinto Ministerio de Auditoría y Control y se hacían casi a modo de encuestas, el propio avance de estos ejercicios y las complejidades de cada escenario económico trajeron consigo su profundización.

En términos conceptuales, se trata del «ejercicio de control económico-administrativo rectorado y planificado, anualmente, por la Contraloría General de la República, mediante la ejecución de auditorías e inspecciones coordinadas, con el interés de comprobar la eficacia de los sistemas de control interno, fundamentalmente en entidades que garantizan el cumplimiento de objetivos priorizados para el desarrollo del país».

Teniendo en cuenta estos propósitos, ha sido la implementación de los Lineamientos, aprobados en el vi y vii Congresos del Partido, así como el cumplimiento de los objetivos de trabajo de la Primera Conferencia de esa organización, el eje central y denominador común de casi la totalidad de las comprobaciones, las cuales pretenden, además, constituirse en acciones metodológicas y educativas, que les permitan a las entidades, conscientemente, autorrevisarse.

Sin embargo, aunque se han obtenido resultados, aún algunas administraciones no logran asumir la Comprobación como un ejercicio que va más allá de la identificación de problemas; que pretende educar en «el arte de prever», y con ello promover métodos de trabajo que hagan del control una herramienta de dirección diaria.

Todavía existen jefes que lo asumen como ese acto formal, cuyo cumplimiento se reflejará en algún plan, en alguna lista, y no en el hacer cotidiano de su entidad.

Despojar a la Comprobación, como a las auditorías en general, de ese halo agresivo, y hasta de ataque, con que es asumida por algunos implicados, constituye un desafío, en pos de generar un ambiente de control imprescindible que conduzca a una gestión administrativa eficiente.

*El acercamiento a las Comprobaciones comienza a partir de la 6ta., pues la información inicial se encuentra dispersa.

Fuente: Archivos de Granma                                  Diseño: Guillermo Meriño Suárez

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

hilda trujilo baltar dijo:

1

7 de diciembre de 2018

09:27:59


Todo muy bien controles y demas pero he escrito tres comentarios para que me digan donde puedo adquirir 2 bolsas de cemento para el arreglo urgente de mi muro de azotea que me filtra y nadie se ha dignado a responder gracias hilda trujillo baltar centro habana cayo hueso

José Felipe Báez Matos dijo:

2

7 de diciembre de 2018

10:27:26


Cuando las Comprobaciones y Auditorias son identificadas por los implicados como actos agresivos, y hasta de ataque, sencillamente algo tienen que esconder o no les gusta que les revisen su trabajo o que los controlen; quieren ser federales, y aun se le sigue avisando a los implicados cuando serán objeto de revisión, no obstante sale a relucir la falta de control y el desvío de recursos. En esos lugares no hay ambiente de control y la gestión administrativa deja muchas dudas. Dicen que ha guerra avisada no deben morir soldados, pero la cuestión de las comprobaciones yo lo veo como un chantaje a los auditores y a la Contraloría por parte de funcionarios y obreros que hacen “postas” el control interno, recordar que esta es una actividad que ya tiene mayoría de edad y sigue saliendo la falta de control. Entonces no hay razones para avisarles.

José Felipe Báez Matos dijo:

3

7 de diciembre de 2018

10:44:32


Es penoso, lamentable, increíble, lo que ha sucedido y sucede en los lugares destinados para la venta de materiales de la construcción. Allí es casi seguro que impera la impunidad para desviar recursos, pero cuantos funcionarios existen en el municipio los cuales deben hacer sus chequeos o controles y no lo hacen. En el punto de ventas de materiales conocido como La Salle en Manzanillo, provincia Granma, hay personas que han hecho sus casas, que son más que decorosas, con el acaparamiento y reventa de materiales de la construcción. Esos son los lugares que hay hacerle auditorias mensuales, pues el descontrol es algo consustancial a los mismos, no sé porque será. Los gobiernos municipales y sus equipos de auditoría siguen siendo demasiado ingenuos, así como los vicepresidentes que atienden a la construcción. En fin, considero que la Contraloría debe ser mucho más proactiva para que no le sigan “dando en el piso.”

Juan mariano Guillot Goulet dijo:

4

7 de diciembre de 2018

13:14:13


Vamos por la XIII CNCI, aun existen dudas respecto a la implementación del SCI, todavia se maneja de forma incorrecta el concepto de implementar la Resolución No.60/11 de la CGR. Las normas, componentes, definiciones y conceptos presentes en esta resolución no se implementan como muchos lo han percibido, lo que se implementa es el SCI observando,utilizando o como se quiera decir, el contenido de la resolución, pero ningún componente o norma se implementa por si solo. Se trata de utilizarlos en cada momento, cada instrucción, manual, orientación, resumiendo, de forma permanente en el proceso de dirección, ya sea de producción o servicio. En cada entidad el SCI tiene su particularidad, hay que ajustarlo a las características de cada centro laboral, fábrica, área, etc . En fin, creo que hay que insistir en resolver la percepción equivocada al respecto.