ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Granma

Camagüey.–Romper la cadena de incumplimientos, que se extiende ya durante seis zafras, constituye el reto principal y compromiso de honor de los azucareros de este territorio, quienes a finales de noviembre comenzaron las operaciones agrícolas y fabriles, prestos a dejar atrás la mala racha productiva.
Los ingenios Siboney, de Sibanicú, y Argentina, de Florida, se encargaron de anunciar, a fuerza de atronadores pitazos, la arrancada oficial de la zafra azucarera 2018-2019 en estas llanuras, seguidos el sábado último por el Panamá, de Vertientes, uno de los colosos que mucho puede contribuir.
Los otros tres centrales: el Brasil, de Esmeralda; el Batalla de Las Guásimas, también de Vertientes; y el Carlos Manuel de Céspedes, del municipio de igual nombre, se sumarán en los próximos días a la molienda, con el propósito de que todos aporten su granito de azúcar en la llamada «zafra chica».
«Se ha trabajado fuerte para lograr un comienzo temprano, pero seguro y sin tropiezos, que garantice cumplir o rebasar la producción de las 24 000 toneladas de azúcar previstas hasta el cierre de diciembre», precisó Lázaro Álvarez Padilla, director general de la Empresa Azucarera de Camagüey.
Según los especialistas, el logro de ese primer peldaño, además de lo que significa en el orden económico, se traduce en fuente de motivación para los
trabajadores agrícolas e industriales a la hora de enfrentar una «zafra grande», que se propone alcanzar las 158 000 toneladas de azúcar.
A partir de lecciones negativas pasadas, resulta indispensable explotar al máximo el potencial de las combinadas cañeras, aprovechar mejor las jornadas de corte y tiro de la caña, reducir las pérdidas en cosecha y cumplir la tarea diaria planificada para evitar las interrupciones fabriles por falta de materia prima.
Corresponde entonces a las industrias, tras someterse a un intenso proceso de reparación, moler alto y estable desde el primer día, obtener favorables rendimientos en la elaboración de un azúcar con calidad a costos competitivos, además de aportar electricidad y subproductos para la alimentación de la ganadería.
Las autoridades locales tienen claro que, para revertir la tendencia incumplidora, todo el engranaje alrededor del binomio cañaveral-ingenio debe estar bien engrasado y funcionar con exactitud cronométrica, pues el menor traspié de cualquiera de los eslabones de la cadena puede acarrear nefastas consecuencias.
Los azucareros camagüeyanos tienen, sin embargo, como bujía inspiradora al pequeño Siboney, cuyo colectivo lleva 16 zafras consecutivas como central cumplidor de sus compromisos productivos, resultado que habla a las claras de organización, sentido de pertenencia, estabilidad laboral y disciplina tecnológica.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Jose dijo:

1

5 de diciembre de 2018

09:59:24


Creo que seis años de incumplimientos no bastan para que este sea el año de Camagüey, con un Argentina que no levanta la cabeza y no veo que a corto plazo la levante.

Sergio dijo:

2

5 de diciembre de 2018

10:29:24


Junto al Partido y el Gobierno, los agramontinos esta zafra cumpliremos. el Seguimiento dia a dia, desde la base productiva, en medio de los problemas que se presentan dando soluciones y buscando alternativas, esta será sin dudas una zafra grande.

Rosa-Inica dijo:

3

5 de diciembre de 2018

13:55:38


Los azucareros camagüeyanos tienen, un ejemplo a seguir con el central Siboney, colectivo cumplidor durante 16 zafras consecutivas como central cumplidor el resto de los centrales seguirán ese mismo camino porque sentido de pertenencia del trabajador azucarero es el motor para cumplir con los compromisos establecidos

Franz dijo:

4

5 de diciembre de 2018

14:00:38


Los azucareros de Camagüey han trabajado fuerte para lograr un comienzo temprano, que garantice cumplir la producción comprometida en la zafra chica, inspirados en su pequeño Siboney, cuyo colectivo lleva 16 zafras consecutivas como central cumplidor de sus compromisos productivos.

Ana dijo:

5

5 de diciembre de 2018

14:41:15


Romper la cadena de incumplimientos, q constituye el reto principal y compromiso de honor de los azucareros de este territorio y del pais