ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Estudios Revolución

HANOI, República Socialista de Vietnam.- Un mensaje de amor y continuidad, de homenaje y respeto ha traído a esta hermana nación la delegación cubana.

Imprescindible entonces el tributo a los héroes y mártires de la guerra en el monumento erigido en su nombre; también al inolvidable revolucionario Ho Chi Minh en el Mausoleo donde sus restos reposan.

En ambos lugares colocó ofrendas el Presidente cubano; en ambos lugares se vivieron momentos solemnes y la Patria toda estuvocon él, acompañándolo.

Foto: Estudios Revolución
Foto: Estudios Revolución

LOS AMIGOS DE CUBA

Durante la jornada vespertina el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros intercambió con miembros de la Asociación de Amistad Vietnam-Cuba y con una representación del empresariado de este país con presencia en la Mayor de las Antillas.

Muchos amigos tiene Cuba por el mundo. Los reunidos este viernes en Vietnam junto a Díaz-Canel hablaron de amistad y compromiso, y aseguraron con júbilo que el pueblo vietnamita lleva a Cuba en sus corazones.

A ellos les reiteró el mandatario cubano cuán entrañables son para el pueblo cubano. «Somos una generación que creció oyendo hablar de las heroicidades del pueblo vietnamita en la guerra» y que ha crecido viendo las «evidencias del avance de Vietnam en el proceso de renovación durante la paz», les dijo.

«Así hemos aprendido a querer a Vietnam y al legado de su heroico pueblo en la lucha.»

Encontrarnos con ustedes era una necesidad –expresó-. Son amigos vietnamitas que han hecho de la relación con Cuba el centro de sus vidas, de ahí la significación también de este encuentro en medio de una visita marcada por la continuidad y el fortalecimiento a nuestras relaciones.

Otra vez evocó a Fidel y Ho Chi Minh; porque hacerlo resulta inevitable.

«Las relaciones de Cuba y Vietnam están en un excelente momento, se consolidan, se fortalecen y se amplían», les comentó el Jefe de Estado. En tanto, aseguró que todo lo que se había ido acordando en el transcurso de esta jornada de viernes era para «trabajar en el presente y el futuro». «Los objetivos de esta visita ya han sido cumplidos», sentenció.

Agradeció el trabajo que la Sociedad realiza, así como su continuo apoyoen el enfrentamiento al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el Gobierno de los Estados Unidos.

Debemos seguir trabajando de conjunto –valoró- para preservar la memoria histórica de estas excelentes relaciones bilaterales entre nuestros países, poniendo especial énfasis en incorporar a ella jóvenes, «pues son las futuras generaciones de cubanos y vietnamitas la garantía de la continuidad de las relaciones que impulsaron Fidel y Ho Chi Min en el pasado».

CON EL EMPRESARIADO VIETNAMITA

Avanzada la tarde Díaz-Canel conversó con una representación de empresarios vietnamitas que tienen inversiones o negocios en Cuba, quienes francamente expusieron al Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros sobre satisfacciones y beneficios, pero también sobre diversas cuestiones que podrían hacer más fructíferas aún las relaciones para ambas partes.

Cuba, al igual que Vietnam –le explicó- ha desarrollado un programa de renovación y está involucrada en un proceso de actualización de su modelo económico y social dentro del cual se han definido un grupo de sectores estratégicos y «uno de los elementos fundamentales paradesarrollarlos es precisamente la inversión extranjera».

En Cuba hay en la actualidad inversionistas extranjeros de todas las partes del mundo, pero la inversión vietnamita en Cuba tiene características distintas «porque tiene que ver con la cercanía entre nuestros pueblos y los sentimientos que compartimos, tiene que ver con la confianza que tenemos en Vietnam y la admiración por lo que ustedes han ido logrando dentro del programa de reformas», valoró.

Igualmente, destacó el reconocimiento que se manifiesta en la Isla caribeña a las producciones y los servicios que han generado las entidades empresariales vietnamitas, la seriedad con que se desempeñan, la profesionalidad de sus colectivos de trabajo y además la disposición y pasión con que llegan a Cuba para compartir sus conocimientos en función de negocios que sean mutuamente beneficiosos.

Foto: Estudios Revolución

CUBANOS EN VIETNAM

Entre tantas emociones vividas por la delegación cubana en este país el tiempo apenas alcanza. Al caer la noche fue previsto el encuentro inevitable con una representación de estudiantes, trabajadores de diferentes organismos, así como diplomáticos de la misión cubana en la nación amiga.

El Presidente Díaz-Canel ya lo había definido antes. «Estos son encuentros imprescindibles, necesarios» para conocer cómo viven el día a día, cuáles son sus preocupaciones y experiencias. No faltaron las palabras de motivación para que se sientan útiles cuando regresen a la Patria y puedan multiplicar los conocimientos aquí adquiridos.

Entre anécdotas, reencuentros, compromisos y jaranas transcurrió el intercambio. «Vietnam nos ha recibido con los brazos abiertos» coinciden todos. No podía ser de otra manera entonces, si algo sabe de memoria el pueblo cubano desde hace años, es del profundo amor que en esta tierra de ensueños y heroísmos también se le profesa.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Miguel Angel dijo:

1

10 de noviembre de 2018

07:39:23


Es cierto, millones de mujeres y hombres crecimos y nos hicimos más revolucionarios inspirados en el ejemplo del mil veces heroico pueblo vietnamita. Recuerdo perfectamente como un grupo de jóvenes seguimos día a día las contundentes victorias de los combatientes vietnamitas, contábamos los B52 "Buff" (Musculoso) (super fortalezas aéreas) derribados, reducidos a cenizas; el avance impetuoso de las tropas "vietcom" hasta la vergonzosa capitulación de las tropas yanquis. Fue en un acto oficial de graduación como oficial médico de las FAR cuando celebramos la anunciada victoria final de los vietnamitas, aunque varios años después se concretó, no lo olvidaremos jamás, fue sentido muy profundo, nos emocionamos mucho y entonamos las notas de nuestro himno nacional. Siempre hemos amado a Vietnam, pero los lazos de amor y colaboración crecen y se fortalecen. Muy beneficiosos para ambos heroicos pueblos.