ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
La apertura de la nueva sede de Maternidad obedece al interés por elevar el estado de salud de la madre y el niño con calidad y eficiencia. Foto: Ventura de Jesús García

Los pobladores de la barriada matancera de Versalles pusieron «el grito en el cielo» cuando cerraron el viejo hospital enclavado en esa localidad, una decisión que obedeció al programa de reordenamiento y compactación de los servicios de salud en el territorio.

El descontento de los residentes era esperado si se toma en cuenta que dicha instalación fungía como centro médico desde el ya lejano año 1838, uno de los hospitales más antiguos de Cuba y de Latinoamérica.

Tras el triunfo revolucionario, la institución acogió el nombre del mártir José Ramón López Tabrane y fue objeto de ampliación y de profundos cambios.

Por mucho tiempo constituyó el principal centro de salud de la provincia, y en particular de lo que es hoy el consejo popular de Versalles.

«Mi familia, que ha vivido en este lugar por varias generaciones, siempre tuvo los servicios médicos a la mano; era muy bueno saber que allí, a escasos metros de la casa, contábamos con lo indispensable en materia de salud», manifestó la anciana Adriana Estupiñán, vecina de la zona.

En opinión de las pacientes y sus familiares, «la atención del personal de enfermería y de los médicos es de excelencia». Foto: Ventura de Jesús García

MOTIVOS

La mudanza de la totalidad de las especialidades de dicho centro hacia el nuevo Hospital Clínico Quirúrgico Universitario Comandante Faustino Pérez, donde ya están creadas las condiciones para ofrecer todos los servicios, fue una medida necesaria, según directivos del sector.

La medida se debió al propósito de concentrar todos los servicios en un solo centro y, por consiguiente, alcanzar mayor calidad y satisfacción con los servicios.

La población comenzó a acoger la idea luego de las acciones integradas para reforzar el trabajo en los consultorios de esa zona, hasta el punto de que sean capaces de realizar todos los procederes para los cuales están diseñados.

Y, sobre todo, tras la reparación capital del policlínico Reynold García, ubicado en Versalles, el cual ha sido dotado de mejores condiciones, incluidos nuevos servicios, para de esa manera elevar la atención en la asistencia médica a la población de esa comarca.

La satisfacción mayor llegó con la decisión de situar en el antiguo centro hospitalario la nueva sede de la Maternidad provincial. Muchas personas han coincidido en que se trata de un cambio muy ventajoso.

Ganamos en todo, reconoció Adiene Alfonso, jefa de enfermeras del flamante centro materno infantil. Es un edificio mucho más espacioso, con mejores condiciones en todos los órdenes, agregó tras sostener que en un futuro debe incrementarse el número de enfermeras y de personal de servicio. «Faltan pequeñas cosas todavía por resolver, pero este lugar es mucho mejor».

Similar opinión esgrimió Yamilé Suasnávar, jefa de la sala de Ginecología. «En el edificio anterior esta área era una sala mixta. Ahora, como ven, son cubículos amplios, muy limpios, con mucho más confort, y donde las pacientes disponen de todas las comodidades».

Meivys Leyva, madre de la joven Yoena Labrador, operada el día anterior debido a un embarazo ectópico, dio otro argumento convincente: «Todo aquí está muy bueno, es la impresión que una tiene desde que llega. Además, la atención del personal de enfermería y de los médicos es de excelencia».

Para otra madre al cuidado de su hija, Olga Lidia Álvarez, la nueva Maternidad provincial «es una maravilla; un ventilador por cama, televisores en cada cuarto, baños nuevos, y con suficiente espacio para cada ingresada».

POR LA MADRE Y EL NIÑO

Durante algún tiempo se realizaron diversas acciones en la vieja institución para integrar y organizar de una manera más útil las condiciones dispersas.

Según William Flores Hernández, administrador del centro, los avances más significativos se acometieron en las salas de hospitalización, reproducción asistida, consulta externa, laboratorio de microbiología, y en el montaje del sistema de gases medicinales, además de otras transformaciones en el interior del edificio.

«El hospital materno se mudó en tiempo récord, en apenas dos días. Todavía faltan algunos ajustes y existen pequeños problemas que debemos
resolver en la marcha, pero las condiciones actuales permiten brindar una atención de superior calidad», aseguró Flores Hernández.

A juicio de la doctora Norma Doblado, vicedirectora de Asistencia Médica, la ganancia es total. «Este es un hospital mucho más amplio, moderno, recién reparado, con capacidad para un número menor de pacientes por área a fin de eludir el hacinamiento. Por ahora cuenta con 253 camas, casi un centenar más que en la anterior sede, e incluye una pequeña sala dotada de cinco camas para atender a pacientes extranjeras».

Comentó que el mejoramiento de la infraestructura material comprende beneficios para el personal médico y satisface demandas de los trabajadores en general. Dijo que la apertura de la nueva sede forma parte del interés por elevar el estado de salud de la madre y el niño con calidad y eficiencia.  

Autoridades del sector de la Salud en Matanzas insisten en que la unificación de todas las especialidades clínico-quirúrgicas en el Faustino Pérez permite aprovechar las potencialidades de esa institución, reforzada desde el punto de vista tecnológico, con equipos altamente costosos, pero de tecnologia de punta, tanto para el diagnóstico como para la intervención.  

Nunca hubo dos hospitales, en realidad había un hospital dividido en dos áreas, subrayan.

El cambio ofreció, además, la posibilidad de procurar mayor seguridad en la atención a la madre y al niño, en un inmueble con mejores condiciones estructurales, y donde se pretende atender a la mujer durante toda su vida fértil, desde la adolescencia hasta el climaterio.  

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Roberto dijo:

1

10 de octubre de 2018

06:15:34


Cuando veo estas obras me siento feliz y siempre pienso que un día terminarán el bloque Materno-infantil del hospital de Gtmo que se inició hace mas de 30 años.