ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
El nuevo muro rompeolas será toda una fortaleza. Foto: del autor

Matanzas.—La Central Termoeléctrica de Matanzas fue una de las víctimas predilectas del huracán Irma durante su paso por el litoral norte de esta ciudad.
Aquella noche nada pudo burlar la furia del fenómeno meteorológico. El sistema de defensa contra olas en el borde costero colapsó. La energía de las olas empujó bloques de peso increíble y los impactó contra el edificio de la casa de bombas o de circulación de agua de mar, estructura vital para el sistema de enfriamiento de la planta.
Ni siquiera el muro de contención, con bloques de hormigón de un peso superior a las 70 toneladas cada uno, detuvo la avalancha.
Al amanecer, todos quedaron sorprendidos al ver la escena casi dantesca dejada por el huracán. El agua penetró hasta donde nunca había llegado, arrastrando rocas, escombros y estructuras prefabricadas, lo que inundó los sótanos eléctricos y otras áreas.
De igual modo se afectó la piscina de tranquilización, lo cual originó la intrusión del material sedimentario que arrastró el mar y el fuerte oleaje. Todo eso cayó en los sifones y en el canal de salida.
Una imagen grabada para siempre en la memoria de los operadores y directivos que se encontraban ese día en la planta y vieron con asombro la capacidad destructiva del huracán.
José Emilio Piloto, fundador de la CTE, contaría que cuando unas horas después de la sacudida se encontró con el panorama se llevó ambas manos a la cabeza y le dieron ganas hasta de llorar.
«Fue un destrozo total, había que verlo para creerlo. Las montañas de escombros cubrían toda la extensa área que separa a la unidad térmica del mar. Entonces me dije: aquí hay trabajo para dos o tres meses».
Pero se equivocó en los vaticinios. En un abrir y cerrar de ojos llegaron decenas de hombres y equipos. A toda prisa, como si en la Guiteras hubieran decretado un incendio, llegaron fuerzas y equipos de varios puntos de la geografía nacional, dispuestos a, en breve tiempo,  garantizar la sincronización del bloque que mayor estabilidad le aporta al sistema electroenergético nacional.
Lo que se dice un vendaval de trabajo, que se extendió por casi 20 días,  permitió en un plazo inferior al estimado concluir la reparación inicial de los daños, asegura Rubén Campos Olmo, director de la unidad. Una verdadera hazaña laboral, según estimaron.
Luego de concluir la primera fase de la recuperación y conectar nuevamente la planta al sistema electroenergético nacional, gracias a la labor de un equipo multidisciplinario, quedaba por delante mucho trabajo todavía y sobre todo el desafío de preparar a la cte para enfrentar fenómenos de esa magnitud en lo adelante.
Para el ingeniero Alcides Meana, quien laboró en los cimientos de la Antonio Guiteras, el lamentable episodio dejó al menos un  par de lecciones: la necesidad de disponer de una casa de circulación con otro diseño algo más resistente, y de un muro rompeolas más reforzado.
Es decir, un sistema de escudo guardián que permita sincronizar el bloque generador en alrededor de 48 horas luego del paso de un huracán.
El primero de esos objetivos ya está en marcha. Según Leonel González Tamayo, al frente de la ejecución de la nueva casa de circulación, la misma debe concluirse en el primer cuatrimestre del próximo año.
Explicó que se trata de una concepción de la Empresa de Proyectos de Arquitectura e Ingeniería de Matanzas (Empai), que hace uso de la tecnología de fundición continua y sustituye la cabilla de acero tradicional por materiales duraderos y resistentes a la corrosión.
La estructura, con una altura de 15 metros y 40 centímetros de espesor  en sus columnas, será capaz de garantizar la protección de la casa de bombas, aseguró.  
También parece innegable la solidez del nuevo muro de contención con fecha de terminación para mediados del próximo año, el mejor guardaespaldas de la Guiteras, consideran expertos.

También con diseño de la Empai, el muro se extenderá hasta 425 metros y comprende un total de tres sectores. El primero de ellos, justo detrás de la casa de bombas, se prevé finalizar en el venidero mes de diciembre.
«Ese tramo alcanza un 35 % de ejecución y   ya  se  han  vertido  allí  1 750 metros  cúbicos de hormigón», expuso Juan Arturo Mels,  jefe  de la obra, para dar una idea de la magnitud de los trabajos.
Precisó además que en dicho sector, el más próximo al mar, el murallón abarcará un área de 211 metros, con más de seis metros de alto y 7,20 de ancho. Contar con un escudo delantero inclinado y un remate superior con una curvatura, así como el empleo de barras de polímetros de fibra de vidrio para reforzar el hormigón, en sustitución del acero, resultan vitales en la protección de la Guiteras, señaló el joven ingeniero civil Ariel Díaz Mondéjar.
Obras protectoras que en el futuro evitarán otro fatal tropezón de la cte Antonio Guiteras, unidad con elevado peso en el suministro de energía y cuya salida del sistema electroenergético nacional obliga a suplir ese vacío con generación distribuida y por consiguiente incrementa los costos.
No fue el único golpe que propinó el huracán Irma a la provincia, pero sí el de mayor alcance, que sentaría un precedente en tan importante sector y puso a prueba la audacia y entrega de muchos hombres y mujeres.   

Otros datos de interés:
La planta se construyó en seis años y medio con una capacidad original de generación de 330 megawatt. El mayor bloque unitario del país.
Los daños causados por el huracán Irma a la central termoeléctrica Antonio Guiteras clasifican como una de las mayores afectaciones  al  sector de energía y minas.
Con el paso del huracán Irma, y la salida de la cte Antonio Guiteras del sen, se produjo por primera vez la caída total del sistema.
La recuperación de la planta matancera era una necesidad estratégica para el país. Cuando falta, crea muchas dificultades en la operación del SEN.

La nueva casa de bombas es mucho más resistente que la anterior. Foto: del autor
COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

erne dijo:

1

12 de septiembre de 2018

08:42:11


¿Por qué no construyen las paredes de forma circular, como el Morro? ¿No es mejor desviar la fuerza del agua que intentar pararla en seco?