ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Endrys Correa Vaillant

Los pies no les llegaban al piso. Las sillas parecían enormes para esos niños y niñas de impoluto uniforme rojo, aún sin pañoleta, pero con la alegría de la inteligencia y la bondad salpicándoles los rostros.

No hubo necesidad de que maestra alguna los llamara al orden. Si desde su sitio la prensa los oyó alzar la voz, fue solo cuando una recitó un poco para sí, sin que nadie se lo pidiese, unos versos que hablaban de un alumno que leía mucho y con los años se convirtió en el Maestro.

Al comenzar el acto nacional para dejar abierto el curso 2018-2019,  aquellos prescolares cantaron tan alto el himno que no hubo voces más altas en el Prado habanero, ni luego ojos más atentos.

FRAGUA DE ESPÍRITUS

Si la escuela primaria Rafael María de Mendive –enclavada en el Centro Histórico de La Habana, patrimonio cultural de la humanidad– fue la escogida para abrir las puertas simbólicas del nuevo periodo lectivo, no se debe solo al exquisito trabajo de restauración que la ha devuelto plena, sino a las conexiones históricas que entraña.

Donde hoy abrió sus puertas un nuevo centro escolar, otrora estuvo el colegio San Pablo, institución en la que Mendive tuvo el mérito inconmensurable de formar, además de un intelectual excelso, al más grande patriota que ha dado la Isla, José Martí.

A la salida de sus clases, corrió el niño Pepe a beber del arte en el teatro cercano; desde uno de sus pupitres, quizá, escribió el adolescente los versos incendiarios al 10 de Octubre, que era grito de guerra. Esos episodios los trajo al presente, al hacer uso de la palabra, Eusebio Leal Spengler, Historiador de la ciudad.

Ante la presencia de Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros; Olga Lidia Tapia Iglesias, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido Comunista de Cuba; y Roberto Morales Ojeda, vicepresidente del Consejo de Estado, Leal Spengler evocó la tradición patriótica del magisterio cubano, y mencionó a Luz y Caballero, Saco y Varela, y a Mendive, continuador de esas huellas, y protector y amigo de Martí.

El Historiador de la urbe, cercana a sus 500 años, recordó cómo, luego de la tormenta represiva desencadenada tras los sucesos de Villanueva, el colegio quedó cerrado y la edificación cayó en el anonimato, hasta su actual rescate, solo posible gracias a la obra de quienes no están «ni olvidados ni muertos».

Esta nueva escuela, dijo, no es la primera ni la última, porque «hombres recogerá quien siembre escuelas, y una escuela es siempre una fragua de espíritus», recordó Leal.

Participaron del acto, junto a estudiantes, familiares y maestros del centro, descendientes de María Mantilla, la niña a la que Martí escribió algunas de las más sublimes páginas de su obra y Nguyen Trung Thanh, embajador de Vietnam en Cuba, pues se rememoró la amistad entre la Isla y la «tierra de los anamitas»,  uno de cuyos momentos trascendentales fue la visita de Fidel a Vietnam del Sur en 1973.

El edificio de la Facultad de Contabilidad y Finanzas abre después de una reparación capital. Foto: Estudios Revolución



OLOR A LIBRO NUEVO

Todas las escuelas son hermosas, basta cruzar su umbral para advertir cuánto de promesa hay en ellas, cuánto de futuro. ¿Acaso habría alguien adivinado, cuando aquel muchacho humilde de apellido Martí cruzaba la imponente puerta de madera, como hoy lo hicieron otros cientos, que sería un día sol moral de la nación?

La prolija labor de restauración ha entregado un centro de referencia, sin embargo, solo estuvo vivo de veras cuando esta mañana lo inundaron sus alumnos para encontrarse con los libros nuevos, sus colores, las áreas de juego, deportivas y de descanso, los locales de profesores…

Todos esos detalles fueron constatados por Díaz-Canel, acompañado por Ena Elsa Velázquez Cobiella, ministra de Educación, y Alpidio Alonso, titular de Cultura, así como Luis Antonio Torres Iríbar y Reynaldo Zapata García, secretario del Partido y presidente del Gobierno en la capital, respectivamente; y otras personalidades y autoridades políticas y gubernamentales.

Ante la escultura El maestro y el discípulo, de José Villa Soberón, y el mural donde se muestran elementos históricos del colegio San Pablo (cuadro de profesores, relación de alumnos, pliegues de exámenes) también se detuvo el Presidente, quien repitió en varias ocasiones lo imperioso de cuidar esas condiciones.

A su salida de la Rafael María de Mendive, el mandatario dialogó brevemente con la población que se había agrupado para saludarlo y les refirió que «entre las seguridades que damos todos los años está que cada niño tenga su escuela».

El inicio del curso es una fiesta de la nación. Foto: Juvenal Balán



CENTRO HISTÓRICO ADENTRO

Que el patrimonio sea un ente que respire a la par de los tiempos, sin que sus valores se resquebrajen, es una aspiración que la Oficina del Historiador de La Habana defiende con paciencia de orfebre.

Algunas de las obras que bajo ese principio se culminaron o erigen también fueron mostradas en la calurosa mañana de lunes al Presidente Díaz-Canel.

Hasta la escuela primaria Camilo Cienfuegos, la segunda de las dos nuevas abiertas para este septiembre en el Centro Histórico, e igual de moderna y acondicionada que la de Prado, llegó el mandatario, quien reiteró a sus directivos la necesidad de preservar esos espacios.

A poca distancia de allí, en plena  Habana Vieja, visitó un edificio de viviendas protegidas para la tercera edad: 17 confortables apartamentos, donde se facilita a los ancianos, además, compañía, recreación y atención médica.

«¿Pero ya se va?, yo pensaba invitarlos a almorzar», le dijo, haciendo gala de un clásico carácter jaranero, una de las residentes, sorprendida en pleno juego de dominó, para luego afirmarle –como es una constante cada vez que él se encuentra con el pueblo–: «Recuerde, Presidente, que lo queremos».

Díaz-Canel también verificó la calidad de las obras en un edificio de 32 viviendas que se levanta en la misma zona; y dialogó con una de las compañeras encargadas de garantizar la limpieza de las calles, acerca del horario de trabajo, la extensión a cubrir y la remuneración.

En Cuba, nada es más importante que una niña o un niño. Foto: Ismael Batista



VOLUNTAD DE JUSTICIA SOCIAL

En ese punto del recorrido, el Presidente hizo un alto para conversar con la prensa sobre lo que significa el inicio del curso, que calificó de una fiesta nacional.

«Este es un ejemplo de lo que un país con pocos recursos, pero mucha voluntad social puede hacer –afirmó–. Hemos visto dos centros con condiciones paradigmáticas, que deben acompañarse con un proceso docente-educativo de calidad, para formar patriotas y buenos ciudadanos».

Entre las emociones del día de hoy, comentó, está la de ratificar que la historia de Cuba es también la historia de su Pedagogía; y abordó el concepto de escuela-museo, según consideró, vigente en instituciones como la Rafael María de Mendive y que puede extenderse a otras del país.

Se trata de formar ciudadanos revolucionarios y aportadores a la sociedad, reflexionó, y mencionó entre los desafíos del curso que arranca, para todos los niveles, el proceso de perfeccionamiento, la integración de las universidades, la implementación de la enseñanza de ciclo corto y el debate del Proyecto de Constitución.

«Aunque existen problemas materiales  –pues claro que todas las escuelas no están como las que acabamos de visitar– los atenúa el esfuerzo de los maestros», señaló.

MÓVIL EN MANO, SUEÑOS EN LA MENTE

Tal vez nunca el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros haya sido fotografiado tanto a la misma vez. Miles de móviles lo enfocaron en la escalinata de la Universidad de La Habana (UH), porque los 4 000 jóvenes que allí empiezan a vivir el reto de hacerse universitarios (más de 240 000 en toda Cuba en este nivel de enseñanza) entienden la tecnología como una extensión de sí mismos, y ninguno quiso renunciar a la oportunidad de atestiguar que Díaz-Canel estuvo el día en que el Alma Máter les abrió los brazos.

Minutos antes, frente al monumento que atesora las cenizas del líder estudiantil y comunista Julio Antonio Mella, el historiador de la Universidad, Ángel Pérez Herrero, los había convidado a subir los «88 históricos escalones» con la seguridad de que no tendrán que bajarlos para protestar contra las medidas de los desgobiernos. Eso sucede, añadió, porque hay una Revolución que les garantiza sus derechos.

Luego de cortar la cinta, como modo de inaugurar una nueva subida a la escalinata, Díaz-Canel –junto a Raúl Alejandro Palmero, miembro del Consejo de Estado y presidente de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU); José Ramón Saborido Loidi, ministro de Educación Superior; y Ronal Hidalgo Rivera, segundo secretario de la Unión de Jóvenes Comunistas, entre otros dirigentes– participó junto a los estudiantes en el acto de bienvenida, donde Aylé Borges Serna, presidenta de la feu en la casa de altos estudios, invitó a estos últimos a debatir sobre la Constitución para contribuir a determinar cuál es la Cuba que queremos, y calificó a la suya como una generación firme y continuadora.

«Aquí van a construir sueños», aseguró y les explicó cómo el estudio, el deporte y la cultura se entretejen en la vida universitaria. Luego de la presentación de los vicerrectores y decanos de las facultades, Gustavo Cobreiro Suárez, rector de la uh, habló sobre esa institución como una fragua de la nacionalidad, y destacó de ella la calidad de su ciencia y de sus profesores, la participación en la vida social y política del país, y su tradición en la formación de profesionales competentes, «comprometidos con la Patria y la humanidad». Este es solo el comienzo, los instó el Rector, ahora toca seguir ascendiendo.

Con posterioridad, el Presidente recorrió el edificio sede de la Facultad de Contabilidad y Finanzas, recién salido de una reparación capital.

LO QUE NOS HACE ÚNICOS

«Viste… viste a Díaz-Canel», le decía uno de los escolares sencillos a otro, entre pícaro y penoso, en la escuela donde aprendió Martí que el saber es una vocación honda y placentera.

Iban en fila, camino a clase, seguro con las mochilas llenas de libretas que manos amorosas forraron todo el fin de semana. Y daba gracia verlos hablar, tan naturales pero con tanta autoridad, del Presidente de su país.

Así avanzaban, con un ojo en las maravillas de su nueva casa y el otro en la comitiva, tan limpios, tan nobles, tan con ganas de aprender algo nuevo.

Por eso, por el derecho de la niñez a ser luz y beso, dejó Martí el corazón en Dos Ríos; y refresca el alma saber que esos que entraron esta mañana a aprenderse la a y el 1, tendrán la oportunidad –como los muchachos de hoy antes del mediodía–  de hacerse una selfie (o lo que exista) con sus nuevos compañeros de Derecho o Física Nuclear… y otra jornada luminosa dejarán a sus propios hijos en las aulas para que una maestra amorosa les enseñe por qué es Cuba única.

AMOR VS. SAÑA

Los principales perjuicios reportados por el bloqueo de Estados Unidos a Cuba en el sector educativo están determinados por:

- El pago de tarifas encarecidas por concepto de flete para la transportación de los productos adquiridos en mercados lejanos.

- La falta o insuficiencia de algunos medios y recursos para la docencia y la investigación, debido a sus  costos más elevados en otros mercados.

- El acceso limitado a la información científica y a herramientas informáticas necesarias para la producción  de multimedias educativas.

- Los obstáculos para recibir los pagos  por los servicios profesionales que se ofertan en el extranjero.

- Las máquinas mecánicas de escritura en Braille Perkins, no pueden ser dquiridas por Cuba, en tanto son fabricadas y comercializadas en Estados Unidos.

- La reducción en el intercambio académico entre universidades.

FUENTE: Informe de Cuba en virtud de la resolución 72/4 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, «Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba».

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

ivon dijo:

1

4 de septiembre de 2018

11:24:33


todos tenemos q agradecerle a este hermosa revolucion por tener todo gratuito y que nuestros hijo tengan los estudios gratis sin pagar tan solo ni un centavo.cada año entran nuevas caras al entorno educacional con deceos de estudiar.por eso amo mi cuba bella libre y soberana que viva el nuevo curso escolar