ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Medicamentos producidos por el CIGB Foto: Nuria Barbosa León

Los proyectos científicos liderados por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) continúan abogando por la obtención por vía recombinante de proteínas y hormonas, vacunas y medios de diagnóstico, producción de anticuerpos monoclonales, aprovechamiento de la biomasa y la transformación de las células y los tejidos.

Nacido el 1ro de julio de 1986, el CIGB está dotado de un equipamiento de punta, modernas capacidades productivas y personal especializado para trabajar en la biotecnología. Esta resulta ser una novedosa ciencia que combina métodos y técnicas en el estudio de las relaciones biológicas de los seres vivos, en especial los unicelulares, atendiendo a la fusión de la microbiología, la ingeniería química, la bioquímica y aportando comprensión en la mecánica microbiana.

Sus más de 50 investigaciones se centran en generar vacunas preventivas o terapéuticas; producir fármacos para tratar diferentes enfermedades en humanos y animales; innovar con tecnologías y conocimientos para el desarrollo de nuevos productos, producción, servicios y actividad comercial, basados en un sistema de calidad que les permitan ser evaluados, patentados y registrados tanto a nivel nacional como en otros países.

Perteneciente a la Organización Superior de Dirección Empresarial BioCubaFarma, en el CIGB desarrollan antígenos, proteínas recombinantes de uso terapéutico, péptidos sintéticos, anticuerpos monoclonales, sistemas diagnósticos y otros proyectos para medir y cuantificar, así como la biotecnología en plantas, que incluye alimentos funcionales y acuicultura.

Acerca de los proyectos científicos del centro, el profesor Gerardo Guillén Nieto, Director de Investigaciones Biomédicas, mencionó a la prensa la obtención de varios fármacos ya registrados como el Heberprot-P, para curar las úlceras del pie diabético y la Proctokinasa, supositorios para tratar las crisis de hemorroides, a los cuales se le agregan más estudios para su mejor eficacia. Además se investiga en función de la obtención de una variedad de productos como HeberNasvac, Heberferon, Heberprovac, CIGB-210, CIGB-247, CIGB 300, CIGB-552 y CIGB 814.

Profesor Gerardo Guillén Nieto, director de Investigaciones Biomédicas, asegura que el CIGB lo caracteriza la innovación y la novedad. Foto: Nuria Barbosa León

HEBERNASVAC

El HeberNasvac es un antígeno recombinante para administrarlo de forma intranasal que actúa contra la Hepatitis B crónica, estimulando la inmunidad sistémica y a nivel de mucosas. No descarta la aplicación subcutánea y puede ser otra opción terapéutica disponible para los pacientes con infección crónica por el virus de la hepatitis.

Entre sus ventajas permite un tratamiento más corto y con disminución del número de dosis comparado con el Interferón y con los antivirales (prescriptos indefinidamente, usualmente de por vida). Es una vacuna muy segura con menos reacciones adversas. Las más frecuentes son leves y de corta duración: dolor en el sitio de inyección, estornudos, secreción y prurito nasal, ardor local ligero y fiebre menor de 38 grados Celsius.

En la cartera de proyectos del CIGB contra enfermedades infecciosas se incluyen las vacunas combinadas y el antígeno contra la hepatitis B, ambos registrados en Cuba en el 2015. A ello se agrega vacunas antivirales en estudio para tratar patologías como el dengue, y la hepatitis C y otros tipos de infecciones.

HEBERFERON

El Heberferom hoy se considera una formulación farmacéutica eficaz para el tratamiento del cáncer de piel, atendiendo a que se produce por la exposición directa a los rayos ultravioletas y por predisposición genética. Son muy frecuentes cuando hay quemaduras en la epidermis provocadas por el sol y debido al natural envejecimiento de las personas.

Las indagaciones científicas de este medicamento indican que puede ser efectivo para pacientes con tumores cerebrales malignos y en carcinomas renales de alto riesgo, logrando mayor expectativa de vida, por lo cual se realizan investigaciones más específicas.

HEBERPROVAC

El Heberprovac constituye una vacuna terapéutica contra el cáncer de próstata avanzado, va dirigido a la generación de un péptido sintético que logra una respuesta inmune del organismo, causando la inhibición de la producción de testosterona y la atrofia de la próstata. Con ello puede haber una sobrevida de cinco años, debido al buen correlato clínico, inmunológico, bioquímico y endocrino.

CIGB-210

Otro péptido capaz de modificar los filamentos de la sustancia vimentina (una de las proteínas fibrosas) en el citoesqueleto celular es el nombrado CIGB-210, catalogado como un inhibidor del virus de inmunodeficiencia humana (VIH), primero en su clase.

Este constituye un novedoso candidato a fármaco contra el VIH por su baja probabilidad de aparición de resistencia al utilizar como blanco una proteína celular. Tiene poca probabilidad de efectos secundarios debido a su reducida toxicidad. Por el mecanismo de acción del CIGB-210, debe esperarse una significativa disminución de los efectos negativos por problemas de adherencia al poderse administrar espaciadamente.

Se espera que este fármaco se convierta en un novedoso antiviral con un mecanismo de acción diferente, debe superar las limitaciones de los productos farmacológicos existentes en el mercado y además tiene posibilidades de lograr la cura funcional. Por otra parte, existen evidencias experimentales que apuntan a que el CIGB-210 tenga posibilidades de protección profiláctica.

CIGB-300

El CIGB-300 apunta a convertirse en una modelación de péptidos miméticos que pueden destruir diferentes tipos de cáncer. Su función radica en inhibir en las células tumorales el proceso de la fosforilación (mecanismo de transportación de la energía desde los lugares donde se produce hasta donde se necesita, por lo cual regula la actividad de las proteínas en general y de las enzimas en particular). Ello da lugar a la inducción de apoptosis (muerte celular). Este tratamiento ya se evaluó en humanos y demostró su perfil de seguridad.

CIGB-247

Otra vacuna terapéutica subcutánea resulta el CIGB-247, que emplea el factor de crecimiento del endotelio (tejido) vascular como antígeno en diferentes adyuvantes, muy efectivo en la vascularización de la retina. Este producto se investiga para el tratamiento de los tumores sólidos y con posible repercusión en otras enfermedades crónicas de importancia para el hombre, como la degeneración macular asociada a la edad.

CIGB-552

Un péptido antitumoral de segunda generación dirigido a blancos moleculares con utilidad en el tratamiento del cáncer y sus metástasis es el CIGB-552. Este producto induce la muerte celular y bloquea la progresión del ciclo de las células tumorales sin provocar efectos negativos en las normales.

Con él se ha demostrado que provoca un potente efecto antitumoral en diversos modelos de tumor en animales inmunocompetentes y una amplia ventana terapéutica para tratar cáncer de colon. Tiene efecto antimetastásico en el modelo para el carcinoma de pulmón. Su administración subcutánea es eficaz y su estudio alcanza a los tumores de mama, páncreas, linfomas y otros.

CIGB-814

Un péptido para el tratamiento de la artritis reumatoide y de varias enfermedades autoinmunes es el CIGB-814, diseñado a partir de herramientas bioinformáticas y producido por síntesis química. Los investigadores cubanos cuentan con evidencias de que este producto induce la muerte en los clones de células patógenas cuando los pacientes están en actividad.

Todos estos proyectos de investigación aún no son conclusivos totalmente, algunos ya rebasaron las fases de ensayos clínicos I y II, pero se indaga en ellos para obtener otros resultados que puedan ser producidos y comercializados, atendiendo a que el CIGB mantiene alianzas de intercambio y comercio con más de 50 países.

El profesor Gerardo Guillén Nieto caracterizó a este centro de alta tecnología con los términos innovación y novedad, por las ideas propias generadas a partir de las investigaciones, con un nivel de amplitud y diversidad que alcanza a toda la población cubana necesitada de tratamientos médicos específicos.

«Nuestros programas de investigación se caracterizan por ser ciento por ciento el resultado de la inventiva de los investigadores cubanos, muchos de ellos fundadores del centro, con 32 años de trayectoria, quienes reciben su mayor placer en obtener las evidencias científicas de sus indagaciones», aseveró el directivo.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Dr. José Luis Aparicio Suárez dijo:

1

31 de agosto de 2018

16:52:22


Enhorabuena! La tenacidad de los científicos cubanos continúa aportando resultados en beneficio de la salud. Los novedosos fármacos, sobre la base de criterios científico-técnicos, seguramente serán muy útiles en la prevención y el tratamiento de diversas afecciones. Éxitos y felicidades, compatriotas.

Guillermo Kociubinski dijo:

2

1 de septiembre de 2018

22:58:19


Mí más profunda admiración por el pueblo cubano. Y CU VA BA ...

Martha dijo:

3

2 de septiembre de 2018

11:35:54


Muchas felicidades , es muy grato conocer esta información , y que Uds., buscan soluciones para alargar la vida de las personas . Les deseo de todo corazón ,mucha salud y más éxitos .

Moraima dijo:

4

4 de septiembre de 2018

12:14:09


Reconocimiento para nuestros científicos, que demuestran una vez más que el criminal bloqueo impuesto a Cuba por más de medio siglo no ha sugfinicado bloqueo para la mente de ellos, que han aportado y siguen aportando, generación tras generación, su inteligencia y sabiduría en bienestar de la salud del pueblo, a pesar de carencias y necesidades que enfrentan también como el resto de sus conciudadanos. A ellos, los de cualquiera de nuestros centros de investigation, debe dárseles más espacio en nuestros medios. En entrevistas, artículos, etc. Es bueno conocer a tantos buenos seres humanos que nos ayudan a vivir con salud.

Sara dijo:

5

5 de septiembre de 2018

06:16:07


¡Gran trabajo!, Cuba en lo que se refiere a médicina es uno de los países más punteros en cuanto a investigación y formación, los grandes avances y excelentes resultados no hacen más que aportar su granito de arena en el sector farmacéutico del cual se beneficia la población. https://www.btsa-es.com/mercados/farmaceutica/ ¡Felicidades!