ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Acciones previas a la construcción del puente en el punto de confluencia de los ríos Yagrumaje y Punta Gorda, en áreas mineras de la empresa Ernesto Che Guevara. Foto: del autor

Moa. Holguín.–La discreción es rasgo predominante en los responsables de explotar los yacimientos lateríticos localizados en esta región oriental. También es una condición que acentúa su objetividad al abordar algunas de las acciones vitales para el presente y el futuro de los procesos de producción del níquel en las empresas que llevan los nombres de los comandantes Ernesto Che Guevara y Pedro Soto Alba.

Karel Petit Quiroga, director de la Unidad Básica Minera del primero de esos complejos fabriles, manifiesta agrado ante la marcha de las labores del Proyecto de Secado Solar, hoy al 40 % de su ejecución.

Se refiere a nueve plazoletas que cubren un área de 64 hectáreas. Cuando estén listas, facilitarán almacenar unos dos millones y medio de metros cúbicos en un lugar muy cercano a la fábrica.

GENUINA TECNOLOGÍA

«El principio de funcionamiento de esta instalación consiste en aprovechar la luz solar, con el fin de reducir la humedad del mineral extraído. Y eso influye de forma directa en la disminución del consumo de portadores energéticos al producir níquel. Igualmente permite homogeneizar la materia prima, lo que a su vez ofrece estabilidad a su calidad», explica el joven, pero ya fogueado, ingeniero en minas.

Es el momento en que presenta a Alioma Pérez Sánchez, compañero de profesión, quien sigue con lujo de detalles cada fase constructiva de las plazoletas, porque una vez concluidas a finales del año próximo, responderá por su funcionamiento. Tiene el deber, dice mirándolo fijamente, de permanecer al tanto de cada paso.   

Al también ingeniero Wilson Calzadilla de la Cruz, le satisface confirmar que la obra en progreso es fruto de la inteligencia del personal del Centro de Investigaciones del Níquel (Cidiniq), en contacto directo con lo que ocurre en las minas y en las plantas industriales.

Los especialistas de la entidad científica, apoyados en estudios minuciosos, explica, han establecido la tecnología para la constante remoción del material a depositar. Asimismo, han definido los equipos necesarios para los procedimientos. «Eso lo hace un proyecto genuino».

A continuación, comparte pormenores de las labores relacionadas con la apertura del yacimiento Camarioca Este, proyecto que requiere de la construcción de un camino de unos cuatro kilómetros de longitud a través de elevaciones y vías de agua.

«Terminamos dos alcantarillas. Se entiende que son sólidas, porque deben soportar el tráfico continuo de los camiones transportadores de mineral, cado uno con una capacidad de carga de 45 toneladas».

Queda por ejecutar un puente de 56 metros de largo en el sitio donde el río Yagrumaje, después de ser desviado ante la necesidad de construir una nueva presa de cola (residuos de la producción de níquel), se une con el Punta Gorda.

«Para asegurar el flujo del agua de la incrementada corriente en aquel lugar, serán colocados tres segmentos de tubos importados de cuatro metros de diámetro, cuyo montaje requiere de asistencia técnica extranjera, que debe llegar en breve».

Un análisis de lo hecho con el presupuesto de la empresa en los últimos tres años, para disponer de equipamiento dedicado a la extracción de mineral, arroja buenos resultados. En el periodo compraron, entre otros medios, cinco retroexcavadoras hidráulicas y 11 buldóceres.

«A través de la modalidad de arrendamiento podemos explotar 27 camiones articulados con gran capacidad de carga, cargadores frontales y retroexcavadoras».

CONTINUOS BUENOS PASOS

En el presente año, la empresa Comandante Pedro Soto Alba, que opera en asociación con capital canadiense, ha mantenido las inversiones que benefician la extracción y manejo de materia prima. Lo afirma Pedro Pérez Ireons, ingeniero y especialista en minas.

Entre lo adquirido están 15 de esos grandes camiones empleados en el traslado de mineral desde los sitios de extracción hasta las instalaciones procesadoras. Son parte de una operación continua para adquirir medios, que durante el 2017 también reportó la compra de una excavadora hidráulica de última generación y de equipos diversos para la apertura de nuevos caminos en las concesiones mineras y la reparación de las rutas, que se aproximan a los 150 kilómetros de longitud en el afán de conectar a los yacimientos en uso con las instalaciones industriales.

Les ha dado resultado la renta operacional concertada para tres años con una firma extranjera. Así utilizan camiones, excavadoras y cargadores frontales para el destape en áreas de extracción, manejos de depósitos y acciones de limpieza en la llamada planta de pulpa, cuya función es garantizar mineral en fracciones factibles de ser procesadas.

En el 2019, asegura el funcionario técnico, se espera la entrada de un nuevo lote de camiones para reponer un grupo similar con más de 20 000 horas de explotación. El propósito es que la flota de vehículos de carga de mineral mantenga el adecuado coeficiente de disponibilidad técnica.

Tener encima la mirada permanente de la dirección de la fábrica y del Grupo Cubaníquel no causa molestias al ingeniero Pelayo Dorado Machado, director del Proyecto Punto de Descarga, primera etapa de la nueva planta de pulpa concebida dentro de la  expansión  de la industria. Simplemente pone todo el empeño en que la obra, a más del 70 % de ejecución, esté lista a finales del presente año.

«Es una instalación de beneficio porque separa las rocas de más de 600 milímetros y las envía a una trituradora para reducirlas al tamaño que requiere la planta en uso hoy, en la cual cesarán las interrupciones causadas por los grandes fragmentos».

Sobre las siguientes etapas de la nueva planta de pulpa no ofrece detalles. Solo comenta que la futura instalación, identificada como una necesidad, podrá procesar hasta 600 toneladas por hora, muy por encima de las posibilidades de la que ahora explotan.  

Tras la evaluación positiva realizada por el ingeniero Marlon Menéndez Hung sobre la creación de condiciones para la explotación del yacimiento Camarioca Sur, tarea que sobresale por el minucioso trabajo de las fuerzas que la acometen, Noel Hernández Pelier solicita mirar hacia la extensión de la presa de cola, que abarcará otros cinco kilómetros cuadrados en dirección norte y sobrepasa el 60 % del cronograma constructivo.

Especialista en la materia, Noel hace hincapié en la importancia de las colas debido a su contenido de hierro, manganeso y cobalto, entre otros componentes. Eso mismo, puntualiza, los convierte en yacimientos propensos a futuras explotaciones, lo que a su vez le otorga valor estratégico.

Al mismo tiempo, el depósito es un elemento favorable al entorno. Su sinuoso muro de contención evitará que los materiales que retenga se apoderen arbitrariamente de terrenos que, sin duda alguna, serían condenados a la esterilidad.

Grissel Palacios Castillo, especialista del Grupo Cubaníquel en protección del medio ambiente, ofrece datos confirmadores del interés puesto por las dos empresas en la mitigación y erradicación del impacto en las concesiones mineras que explotan.

En el 2006 fueron rehabilitadas cerca de 57 hectáreas y en el año siguiente 36. Al cierre del 2018 serán 32, resultado de un plan que intensificará la reforestación a partir de octubre, con el comienzo de la etapa de lluvias en la zona de Moa.

«Nos concentraremos en la siembra de casuarina equicetofolia, una especie foránea que se da bien en nuestras áreas. El pino cubensis disminuyó la producción de semillas después del huracán Matthew».

El peso de la reforestación lo llevan las brigadas de la Unidad Básica de Rehabilitación Rosa Elena Simeón, integrante de la Empresa de Servicios al Níquel, mientras que la preparación técnica de las áreas a restablecer, en virtud de obligaciones bien detalladas, corre a cargo de personal de las minas.

Grissel no soslaya la pertinencia del programa elaborado con el fin de combatir la erosión de los suelos, que contiene la corrección de cárcavas y la construcción y mantenimiento de piscinas de contención, acompañadas por la protección de taludes mineros, definida como costosa y necesaria acción.

Karel, el ingeniero responsable de la explotación de las minas de la empresa Ernesto Che Guevara, comenta con admiración la reciente siembra de posturas de guayaba en una parcela en rehabilitación.

Considera que ese acto de simpatía hacia los moenses y cubanos en general, protagonizado por puertorriqueños miembros de la Brigada de Solidaridad «Juan Rius Rivera», sugiere insistir en la siembra de especies frutales en parte de las áreas a restablecer tras la explotación minera.

Este hombre que no deja margen a dudas sobre su condición de minero en cuerpo y alma, reconoce así compromisos permanentes con el cuidado del medio ambiente.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

JORGE TAVEL dijo:

1

31 de agosto de 2018

07:11:46


es hora de que empezemos a elaborar metales como productos terminados aun en pequeña escala, aunque se tenga que importar carbon para los altos hornos, es el camino al desarrollo, no hay otro.

Victor Francisco Amaro Díaz dijo:

2

31 de agosto de 2018

11:56:44


Me da mucha emoción que estas dos grandes empresas esten hoy dando grandes pasos y que grandes obras que hoy se ejecutan en ellas son dirigidas por jóvenes mineros graduados del fruto de esta Revolución. Ing. en Minas Victor Francisco Amaro Díaz

Jose R Oro dijo:

3

31 de agosto de 2018

22:52:20


Me alegra mucho leer este articulo, y ver como Granma le esta dando la cobertura requerida al importante tema de la exploracion geologica, la mineria y la metalurgia en el desarrollo de Cuba. Muchas felicidades a Germán Veloz Placencia por su excelente escrito

lazaro dijo:

4

3 de septiembre de 2018

07:24:55


Segundo intento en este articulo. Con relación a Moa, la ciudad que trabajas las 24 horas del día, la ciudad donde el Comandante Ernesto Che Guevara impulso la arranada de una fábrica bloqueada por sus “dueños” americanos del Norte. Y que están referidos en otros artículos, incluso de Germán Veloz Placencia. ….. Hay más nacimientos que fallecidos porque no mueren en Moa, la población se va de Moa y muere en otros municipios del país. Y seguramente conocen porque la población de Moa disminuye. Claro, es una verdad que a viva voz se conoce, pero difícil de reconocer en público. De todos es conocido que el principal y gran problema de otrora ciudad del desarrollo es la CONTAMINACIÓN AMBIENTAL y seguidamente podemos hacer todo un rosario de cosas. El estado se ha encargado paulatinamente quitarle a esta región minera todos los privilegios que por las rudas condiciones de vida le dio al principio del triunfo de la revolución, bajo la atención directa del Comandante Che Guevara. Los problemas de contaminación son tan evidentes que ya Moa sale en la lista de las 5 ciudades más contaminadas de Cuba, los gases ácidos de las industrias (SO3, CO, CO2, etc.), el fino polvo de la minería, el negro hollín de los hornos de reducción o de las presas de colas, etc. (PM25, PM10), que difícilmente se le apruebe un presupuesto para resolver por los altos costos y otros problemas de desinterés. Calles rotas de principio a fin, construcción de casas solamente cuando hay un interés de la industria, los abastecimientos de comida y artículos. Claro que la gente se va de Moa buscando, salud, prosperidad y futuro para sus hijos. La gran pregunta que hace Moa con el famoso 1 % para el desarrollo local. Ocurren cosa como las inundaciones en Moa es algo que el gobierno local debe tener bien claro en su plan de reducción de desastre. A pesar del alto grado de contaminación ambiental del ese pueblo, es una región que ambientalmente ha sido ampliamente estudiada desde el pasado siglo por centros científicos nacionales (Estaba en el Programa Científico Técnico de la otrora Academia de Ciencias, PCT por años 90), por el Centro de Estudios Medios Ambientales (CEMA) de la Universidad local y por diversos Estudios de Impactos Ambientales (EsIA) realizados por entidades nacionales y extrajeras realizados para negocios malogrados (Aunque nunca ha logrado tener una estación meteorológica del CITMA). Es decir, que se sabe, que en Moa llueve bastantEEEE, siempre, en cualquier época del año y se conoce las zonas de inundación. Solo recordar que unas de las zonas más frecuentemente afectada es el mal llamado reparto ECRIN, que precisamente le llaman de esta forma porque en esa zona se ubicaba la empresa del níquel ECRIN y tuvo que ser evacuada totalmente por las inundaciones. Y el gobierno local tuvo la maravillosa idea de aprovechar las edificaciones existentes y convertir esas ruinas en un reparto residencial. Verdad, muchas personas resolvieron su situación de la vivienda, pero ahora viven evacuados, o perdiendo cosas de valor. El caso de la ciudad de Moa, es algo de desinterés nacional. La otrora ciudad del futuro, donde hasta un ferrocarril urbano tenia concebido, con varias industrias niqueleras (CAME-1, 2. 3, etc.) pensadas. La cosa es que la ex denominada Las Camariocas no ha logrado cuajar un negocio con capital extranjero, por diferentes causas, a pesar de disimiles intentos, mixtas, AEI pactadas. …….Todavía hay periodistas complacientes, Cualquiera que llegue a los municipios del Este de la provincia de Holguín van a estar más que seguro que lo que ocurre en la capital Holguinera, el resurgir de avenidas, instalaciones de servicio e inmuebles, de que en las cabeceras municipales y asentamientos del resto del territorio NOOOOO transcurre idéntico proceso transformador. Mi estimado Germán Veloz Placencia, la distancia de Holguín a Moa no solo son 178 km, también son 178 diferencias y que los Holguineros no quieren recorrer para ver lo mal que esta Moa. En Moa no pasa nada, no se construye nada, cada día está peor. - Germán, para este artículo, espero que haya cogido el autobús hasta Moa. Le pregunto, la camino, converse con el pueblooo, en los barrios, tome fotos y dígame si pasa lo mismo. O solamente fue a CUBANIQUEL.

lazaro dijo:

5

3 de septiembre de 2018

07:25:40


Espero que todos estos planes se concreten en la realidad y con las expectativas que se deben haber manejado. Muchos de esos planes ya pudieran estar dando fruto desde hace años, pues fueron previstos, proyectados, diseñados y so pretexto de sustituir importaciones, unos, por la burocracia otros e ensañamiento fueron cancelados a su debido tiempo. La presa de colas de Yagrumaje, luego de diseñada hasta ingeniería de detalle (que incluía el puente sobre el río del mismo nombre) se detuvo para sustituir importaciones, se gastó lo mismo nuevamente para “rediseñarla” a lo cubano. Donde imperaron los criterios “económico” sobre los riesgos ambientales, se impusieron las normas cubanas (NC) de presas de agua sobre las normas de presas de colas (inexistentes en Cuba). Esto provoco el atraso en su construcción y el precipitado cierre de la vieja presa y la premura en la apertura de la nueva presa. Consecuencias, entre otras, nubes de polvo negro sobre la población. Algo similar le está ocurriendo a la presa de Moa Nickel SA que se menciona en el artículo. Varias inversiones que se ejecutan o finalizan en estos momentos en la Moa Nickel SA, estaban previstas en gran proyecto de “Expansión” cerrado años atrás y ya podían estar dando fruto hace rato. Proyecto detenido. La otrora empresa de rehabilitación minera (REMIN) que tenía el peso de la reforestación, hoy Unidad Básica de Rehabilitación Rosa Elena Simeón con la integración a la Empresa de Servicios al Níquel se ha convertido en uno de los descalabros de las fusiones.