ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Osvaldo Salas

Corta parece la vida que al ser humano le ha sido dada. Somos apenas gotas de luz ante la infinitud de la Historia. La muerte, siempre tremenda, pone punto final a la materia y, como ley inexorable, para todos llega.

Derrotarla –muy a pesar de los esfuerzos de quienes por siglos han intentado hacerlo con artificios– solo se puede mediante dos caminos: dejar amor sembrado, desde la nobleza y la entrega; o gestar ideas que superen lo personal para enraizarse en el patrimonio común.

Pero a pocos hombres y mujeres los siguen ambas estelas a la vez, y acceden a una sublime forma de eternidad. Dejan entonces de ser ellos mismos para convertirse en pueblo, y mientras más se aleja en el tiempo la fecha de su partida, más se multiplican, como fuego bueno.

Basta para evocarlos con decir sus nombres y se hacen tan cercanos como solo puede serlo la utopía alcanzable que sostiene e impulsa en las horas de alegría y en las de sacrificio. Así Fidel se nos ha quedado en el pecho de la Isla y –como siempre– desde el futuro nos habla de lo que hace grande a un país: la unión de su gente contra los imposibles.

Quizá así podría resumirse el legado vital de quien fue elegido de los pobres y los olvidados, y martiano defensor de todas las dignidades: si una idea es justa, es posible; y para hacerla real no se precisa más que convocar a los revolucionarios a soñarla.

Hay que creer en la humanidad, a pesar de sus oscuridades, para hacer la Revolución; y entender además que en ella la lucha no termina con el triunfo, sino que en él empieza. Esa visión es la que hace a Fidel tan magnético; su estirpe de líder y su autoridad incuestionable tuvieron como base la fe mayúscula en la voluntad de la especie para trascenderse, y la capacidad analítica para ver más allá de lo evidente.

En el propósito de lograr una Carta Magna que nos impulse, que nos ponga de frente no solo a la sociedad que somos, sino a lo que queremos ser, no es casual la fecha a partir de la cual se nos convoca a constituir y a usar la voz, clara y alta: la política es asunto popular, y esa es también otra huella fidelista.

Porque es un nacedor, el 13 de agosto no marca el inicio de un ciclo cerrado 90 años después, sino de una espiral que avanzará mientras haya quien repita la que es ya sentencia moral: Comandante en Jefe, ¡ordene!.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Nielsi Ferro Guelmes dijo:

41

13 de agosto de 2018

16:10:22


Hoy para todos los cubanos dignos es el Día de la Dignidad. Nace el que nos dió la libertad y transformó nuestra nación en el país libre e independiente que hoy somos. A Fidel lo recordamos diariamente cuando cumplimos nustro deber, cuando luchamos por mantener esas conquistas que nadie nos podrá arrebatar porque aprendimos de Fidel como luchar para seguir siendo el marabilloso país que somos. Queremos compartir unas décimas escrita por un compañero de nuestra empresa dedicadas a nuestro Comandante.COMANDANTE Yosé que Carlos Manuel Es para la patria el Padre Y que Mariana es la Madre Pero Fidel es Fidel. Del Moncada a encierro cruel, Del exilio al Granma, Sierra. Dirige triunfal la guerra Y en el victorioso enero Le advierte al Águila quiero No sobrevueles mi tierra. Cuando el Águila intentó Hacer en Girón un nido Fidel se lo había advertido Y el nido le destruyó. Por Playa Larga voló Por Pálpite, por Girón. Fidel monta en su cañón Hace un disparo entre matas, Le rompe el pico, las patas, Las alas y el corazón. Ya estamos en los sesenta Años de guerra frontal Contra el Imperio brutal Vamos para los setenta. Se nos perderá la cuenta Nadie lo podrá impedir. Socialismo es construir, La obra lleva más pisos, Son Barbudos compromisos Que nos quedan por cumplir. No se puede hablar de ausencia Del invicto Comandante Por ser su obra gigante Y su legado presencia. Hay que defender la esencia De su sin par magisterio, Nos educó en el criterio Que un pueblo sin libertad Pierde hasta la dignidad Y es esclavo del Imperio. Aquí están los aguerridos Hombres que tienen desvelo Por extraerle al subsuelo Sus tesoros escondidos. Estamos comprometidos Del corazón a la piel Con Raúl, Díaz Canel Que es hoy nuestro presidente, Pero particularmente Con el pueblo y con Fidel. Jesús Rodguez. Rodguez. 10/08/2018

Cristina Zaldivar dijo:

42

13 de agosto de 2018

16:33:07


En la Delegación de la Agricultura de Holguin, también efectuamos un matutino especial y en todas las entidades del sector. Siempre siento que las palabras no expresan, lo que quisiera decir cuando me refiero a nuestro invicto Comandante en Jefe, consiente (como escuche en una crónica) que nunca podrán abarcar el alto, ancho y profundidad de su ejemplo, pero cuando veo hechos como el de esta lluvia de estrella...entonces digo...no hacen falta palabras..TODOS SABEMOS QUE ES FIDEL.. y hasta la madre Natura lo acaba de expresar, regalando a nuestro Comandante una lluvia de estrellas, el día de su 92 aniversario., ¿misterio?, puede ser, pero Marti dijo: Honrar, Honra...y hasta el Universo Celestial, agradece su existencia, y no escatimo' un regalo para El junto a su pueblo.

Manuel Medrano dijo:

43

13 de agosto de 2018

16:56:44


Por siempre FIDEL. Sigues estando en nuestra memoria y con nosotros.

Barbara dijo:

44

13 de agosto de 2018

20:24:28


Agradecida por esta crónica, y por la edición de este lunes del periódico Granma. Fiel a Fidel, a su legado. Día de gloria.

Raiza Kozulina de Rusia dijo:

45

14 de agosto de 2018

07:57:42


Con amor, admiración y gratitud a los autores he leido todos estos artículos sobre Fidel. Por desgracia de mi conocimiento de la lengua española no es suficiente para decir todo lo que quiero y expresar todo lo que siento ahora. Pero por mí lo ya han dicho los que escribieron sus comentarios. Me suscribo a sus palabras, me uno a su amor a Fidel y su fidelidad a ideas de Fidel. No solo en los corazones de los cubanos sino también en los corazones de millones de los rusos y de millones de personas en todo el mundo que luchan por la independencia y la soberanía, por el honor y la justicia, Fidel como Lenin va a vivir eternamente.